Menú

El consumo se para en seco y frena el PIB con un 0,3% en el primer trimestre

Pese a que el Gobierno lleva semanas insistiendo en el "robusto" crecimiento de nuestra economía el PIB ya se ha frenado en seco.

Pese a que el Gobierno lleva semanas insistiendo en el "robusto" crecimiento de nuestra economía el PIB ya se ha frenado en seco.
Nadia Calviño, este jueves en el Congreso | EFE

Ni un solo indicador le queda al Ejecutivo al que agarrarse para mantener la idea del "robusto" crecimiento de nuestra economía o el eslogan de "salimos más fuertes" que convenientemente trató de difundir en una ridícula campaña de comunicación. Ni siquiera los fondos europeos parece que vayan a servir para maquillar la situación.

Ayer el INE publicaba los datos de la EPA con el terrible saldo de la destrucción de 100.000 puestos de trabajo y hacía lo propio con los datos del IPC que revelaban una inflación desbocada que hurta ya cerca del 10% de la riqueza a los ciudadanos.

Pues bien, este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha hecho público el avance del PIB en el primer trimestre del año y se frena hasta el 0,3% (en el cuarto trimestre del año pasado avanzó un 2,2%). Según el avance de los datos de Contabilidad Nacional, este frenazo se debe a la caída del consumo en los primeros meses del año.

pib-primer-trimestre-2022.png
Producto Interior Bruto primer trimestre 2022

El consumo de los hogares se contrajo un 3,7% en el primer trimestre del año, frente al crecimiento del 1,5% que registró en el último cuarto de 2021. Es la primera tasa negativa del gasto de las familias desde el impacto de la pandemia en el segundo trimestre de 2020 (cuando el consumo se cayó un 20,4%).

Crecimiento interanual

Eso sí. El Gobierno sacará pecho por la aportación del sector exterior que le permite al PIB crecer en tasa interanual un 6,4% en el primer trimestre. La demanda externa aportó 3,1 puntos al PIB interanual. Mientras que la demanda nacional contribuyó con 3,3 puntos, cinco décimas menos.

Estadística ha explicado que el avance de datos de este primer trimestre se ha realizado a partir de indicadores estadísticos que ofrecían resultados hasta febrero, aunque se han incorporado algunas estimaciones de indicadores referidos al mes de marzo, basados en datos administrativos y otras fuentes adicionales.

No obstante, avisa de que las futuras revisiones de los datos del primer trimestre podrían ser mayores a las habituales por el contexto económico y de cambios "bruscos" que se vive actualmente.

El INE, la guerra y el PIB

Llama la atención que la nota que ofrece el INE la primera página está dedicada a explicar el comportamiento del indicador que refleja un frenazo en seco de nuestra economía. Alude la nota a que "a los efectos" del covid 19 se le unen los efectos de la guerra de Rusia sobre Ucrania. Sin embargo, al mismo tiempo, señala que la mayoría de los indicadores empleados para calcular el crecimiento del PIB sólo ofrecen datos hasta febrero. El conflicto bélico comenzó a finales de febrero, con lo que los efectos de la guerra todavía no se reflejan en esos indicadores.

Para solucionar esta contradicción el INE habla de que "en esta ocasión" ha podido "añadir" información "habitualmente empleada" con resultados "adelantados de algunas de ellas referidos al mes de marzo, estimaciones de indicadores basados en datos administrativos y otras fuentes adicionales que complementan a las usuales, todo ello en línea con las recomendaciones de Eurostat y otros organismos estadísticos internacionales".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro