Menú

Ofrecen 10.000 euros a cambio de estar cinco meses en la Antártida contando pingüinos

El trabajo es muy solicitado, ya que cada año la UK Antarctic Heritage Trust recibe más de 2.000 solicitudes.

Ofrecen 10.000 euros a cambio de estar cinco meses en la Antártida contando pingüinos
Alamy

Tras dos años de parón debido a la pandemia, la organización benéfica UK Antarctic Heritage Trust vuelve a activar la llamada Penguin Post Office (Oficina de Correos de Pingüinos), una oficina con sede en Port Lockroy, un puerto situado en la isla Goudier – que tiene el tamaño de un campo de fútbol –, y que lleva activa durante varios años. El edificio en cuestión lleva siendo propiedad de esta organización británica durante los últimos 80 años. Hasta 2020, en este lugar se recibía a los turistas que visitan esta parte de la Antártida, se gestionaba el propio museo que hay en su interior, se recogían datos medioambientales y, además, se hacía un conteo de los pingüinos que hay habitando la zona.

Ahora, y una vez superada la pandemia, la Penguin Post Office volverá a abrir sus puertas y para ello necesita a cuatro nuevos carteros que quieran ir hasta este remoto lugar de la Antártida a contar pingüinos, gestionar el museo, recibir a los turistas y recabar datos medioambientales del lugar. El trabajo se desarrollará durante cinco meses y está pagado con un salario de 2.000 euros al mes para cada empleado.

Aunque cada uno de los nuevos carteros tendrá sus propias funciones, en conjunto son responsables del mantenimiento del lugar histórico y de atender a los miles de turistas que llegan en barco durante la temporada. El personal también se encarga de la vigilancia de la fauna -que incluye el recuento de pingüinos- y la recogida de datos medioambientales.

Para los amantes de la naturaleza y de las aventuras es un trabajo ideal, ya que se residirá en la Antártida durante cinco meses por un total de 10.000 euros. Pero, eso sí, las condiciones no son nada favorables. Además del frío, los trabajadores no tendrán ni agua corriente, ni internet, ni calefacción, ni luz. "Vivir allí es un trabajo bastante duro", explica Camilla Nichol, directora ejecutiva de la fundación. "Puedes trabajar 12 horas al día. No hay mucho tiempo para descansar y relajarse".

Pese a todo eso, el trabajo es muy solicitado, ya que cada año la UK Antarctic Heritage Trust recibe más de 2.000 solicitudes. "Recibimos gente de todas las edades y de todo el mundo", dijo Nichol, y añadió que candidatos "de todos los ámbitos". "Buscamos personas que estén en forma y sean resistentes y que realmente les guste conocer a la gente y a los visitantes".

El plazo de inscripción se cerró el pasado 25 de abril, pero todavía no se conocen a los seleccionados. Una vez que se hayan elegido, recibirán una semana de formación en Cambridge y, posteriormente, en octubre viajarán a la Antártida, donde permanecerán hasta el primero de marzo de 2023.

Temas

En Libre Mercado