Menú

La escasez de leche para bebé desata el pánico entre los padres de EEUU

Algunos han creado grupos online para intercambiar y revender el alimento de sus hijos. Dos menores ya han sido hospitalizado

Algunos han creado grupos online para intercambiar y revender el alimento de sus hijos. Dos menores ya han sido hospitalizado
Estantes de leche para bebé vacíos en un supermercado de Illinois. | EFE

Desde hace semanas resulta casi imposible encontrar leche en polvo para bebés en las tiendas y supermercados de EEUU. La crisis de suministro ha obligado a las tiendas a limitar el número de productos que puede comprar cada persona. Muchos padres, desesperados, han creado grupos online para intercambiar y revender el alimento de sus hijos, dos menores ya han sido hospitalizados y algunas asociaciones alertan del riesgo de desnutrición.

La pandemia provocó numerosos retrasos en la cadena de suministros durante la primavera de 2021. Aunque las principales empresas del sector tienen sus fábricas en EEUU, los ingredientes de la leche para bebé se importan desde China, así que la producción se resintió.

La situación se complicó todavía más cuando el pasado 17 de febrero, uno de los principales fabricantes de leche en polvo para bebé, Abbott Nutrition, retiró todos los productos fabricados en la planta de Michigan después de la intoxicación de cuatro bebés y la muerte de dos de ellos posiblemente a causa de la infección bacteriana.

Hay que tener en cuenta que Abbott también fabrica la leche en polvo infantil subvencionada por los programas de ayuda del Gobierno y los productos de alimentación diferenciada para bebés con intolerancias o patologías.

Diluir la leche o fabricarla en casa

Las interrupciones en la cadena de suministro y la retirada de productos provocaron el pánico entre los padres, que intentaron hacer acopio de leche infantil. Los minoristas están limitando la cantidad que puede comprar cada cliente y los médicos recomiendan a los padres que acudan a los bancos de alimentos.

Muchos padres han creado grupos de online para intercambiar o revender la poca leche que consiguen encontrar. Otras familias ya han empezado a diluir la leche en exceso para estirar el suministro. También han proliferado las webs que explican cómo fabricar tu propia leche para bebé, lo que a su vez ha activado las alertas de pediatras y nutricionistas infantiles, que avisan del riesgo de intoxicaciones y malnutrición.

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha hablado con los directores ejecutivos de las empresas Mead Johnson y Gerber, que producen fórmula para lactantes, y con las cadenas minoristas Walmart y Target. Según la Casa Blanca, Biden les presionó para que aumenten su producción y anunció que importará mayores cantidades de este producto ante la escasez sin precedentes en su país.

Por el momento, Nestlé ya está acelerando todos los envíos de fórmula para bebés marca Gerber y Alfamino desde Países Bajos y Suiza: "Dimos prioridad a estos productos porque tienen un propósito médico crítico, ya que son para bebés con alergias a la proteína de la leche de vaca", dijo Nestlé en un comunicado enviado a Reuters. "Adelantamos los envíos y nos apresuramos por vía aérea para ayudar a satisfacer las necesidades inmediatas."

Temas

En Libre Mercado