Menú

Monasterio pide a Ayuso bonificar ya el impuesto de Sucesiones a hermanos y sobrinos

Vox presenta una proposición de ley donde plantea que las herencias en este grado de parentesco también estén exentas de tributación al 99%.

Vox presenta una proposición de ley donde plantea que las herencias en este grado de parentesco también estén exentas de tributación al 99%.
EFE

Isabel Díaz Ayuso anunció hace un año la bajada del Impuesto de Sucesiones para hermanos y sobrinos. Así, pretendía ampliar la bonificación entre hermanos del actual 15% al 25%, y la bonificación entre tíos y sobrinos, del 10% al 20%.

Pero este jueves Vox llevará a la Asamblea una proposición de ley, que registró hace dos meses, donde da un paso más y plantea que las herencias en este grado de parentesco estén exentas de tributación al 99%, como ya sucede entre padres e hijos.

Los de Rocío Monasterio consideran que deben acometerse todas las reducciones de impuestos "que sean posibles". A su juicio, las bonificaciones introducidas en la presente ley se dirigen a todos los contribuyentes madrileños, y teniendo en cuenta "la baja natalidad de la región", cada vez serán más frecuentes las donaciones entre hermanos o "de tíos a sobrinos, que las de padres a hijos, de igual manera que cada vez más, serán los hermanos y sobrinos los que deban hacerse cargo del cuidado de personas mayores diferentes de sus propios padres". Sin embargo, en el PP de Madrid se muestran sorprendidos por el último movimiento de Vox y consideran que se está "aprovechando" de su medida. "Hasta que Ayuso lo anunció, a Vox jamás se le había ocurrido. No hay ninguna frase ni propuesta anterior de ellos antes de que lo anunciáramos" señalan fuentes del partido.

El aumento de bonificaciones sobre el impuesto de Sucesiones constituye una medida directamente encaminada, a su juicio, "a prestar ayuda a los ciudadanos madrileños que resulten herederos en tercer grado, en un contexto de crisis económica, mediante la reducción de carga tributaria que deben soportar y, por otro lado, en la medida que tiene un alcance general y afecta a todos los contribuyentes que pudieran resultar herederos en el citado grado".

El PP no confirma aún su apoyo a la medida

Fuentes de Vox han trasladado que, por ahora, "el PP no ha confirmado su apoyo a esta iniciativa", aunque confían en que sea "coherente y bonifique al 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre hermanos y de tíos a sobrinos, ya que ellos también creen que es un impuesto abusivo, injusto y confiscatorio para las familias madrileñas".

El propio portavoz popular en la Asamblea, Alfonso Serrano, ya ha dicho que tendrán que analizar cómo encaja dentro de los planes del Gobierno regional la iniciativa de Vox y ha avisado que en lo referente a bajar impuestos no les puede dar "lecciones nadie".

En cualquier caso, la batalla por apropiarse de este tanto sobre una nueva bajada de impuestos en las filas de la derecha del arco parlamentario de Madrid constituye el segundo encontronazo entre Ayuso y Monasterio. Ya en febrero ambas se enfrentaron tras presentar la portavoz de Vox una enmienda a la totalidad contra el proyecto de Ley de defensa de la autonomía financiera, una de las iniciativas estrella del Ejecutivo regional. Finalmente la retiró in extremis para no alinearse con la izquierda y permitió que la tramitación de la norma siguiera su curso.

Madrid, pionera en dejar de asfixiar a las herencias

Fue en el año 2005 cuando el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que entonces comandaba Esperanza Aguirre, comenzó a dar los primeros pasos para dejar de asfixiar a los herederos con este polémico tributo. Un año después, se aprobaría la bonificación al 99% para familiares más cercanos del Impuesto de Donaciones, lo que suponía eliminarlo de facto. En 2007, Aguirre haría lo mismo con Sucesiones bonificándolo al 99%.

Desde entonces, los madrileños se han beneficiado de una fiscalidad muy atractiva a la hora de heredar el patrimonio que legítimamente se habían ganado sus seres queridos en vida -y por el que ya habían pagado los correspondientes impuestos-.

El caso opuesto se ha dado en auténticos infiernos fiscales, como han sido Andalucía o Aragón durante décadas. En regiones como estas, la voracidad ha sido tal, que una lista interminable de familias ha acabado en la ruina por no poder asumir las desorbitadas cantidades que les exigían las haciendas autonómicas por el impuesto a la muerte. Por este motivo, los residentes en estas CCAA llegaron a manifestarse hace unos años clamando por la bajada de impuestos y poniendo como ejemplo a Madrid en unas movilizaciones insólitas. En lugar de los habituales sindicatos o los partidos políticos, eran los contribuyentes los que salían a la calle.

A día de hoy, el expolio de Sucesiones se sigue produciendo en territorios como Asturias. Tal y como se observa en la tabla, por una misma herencia donde en Madrid se pagan menos de 1.600 euros, la región de Adrian Barbón exige a sus contribuyentes la friolera de 100.000 euros a cambio del legado de su familiar.

sucesiones.jpg

Pero Madrid no solo es pionera en la supresión de Sucesiones para los familiares más cercanos (hijos, nietos, padres...). En el año 2018, el Gobierno regional aprobó una rebaja de este tributo para los hermanos, tíos y sobrinos que también ha servido como ejemplo a otras autonomías. Isabel Díaz Ayuso anunció el pasado año que ahondaría más en esa rebaja que Monasterio quiere superar.

Temas

En Libre Mercado