Menú

Qué es una tarjeta de débito, cómo funciona y sus límites

La diferencia entre una tarjeta de crédito y una de débito es que la primera permite hacer pagos sin necesidad de tener fondos en la cuenta bancaria.

La diferencia entre una tarjeta de crédito y una de débito es que la primera permite hacer pagos sin necesidad de tener fondos en la cuenta bancaria.
Freepik

La tarjeta de débito es una manera de pago que puedes obtener de forma gratuita en tu entidad financiera, con la que tendrás el control absoluto de todas las transacciones monetarias que haces diariamente. Además, solamente te permitirá gastar aquel dinero que tienes actualmente, sin sorpresas a final de mes.

A continuación, te explicamos detalladamente todo lo que necesitas saber acerca de qué es una tarjeta de débito, cómo funciona y cuáles son sus límites.

Qué es y cómo funciona una tarjeta de débito

La tarjeta de débito es un método de pago que te permitirá utilizar todos los fondos que tengas almacenados en la cuenta bancaria a la que está asociada. Puedes usarla para llevar a cabo todas las transacciones monetarias que necesites: sacar dinero en un cajero automático, pagar en cualquier establecimiento, comprar a través de internet, etc.

Cada una de las operaciones que realices quedará automáticamente registrada en la cuenta. En caso de que no haya saldo suficiente para pagar la cantidad que deseas, la operación quedará anulada y no podrás pagar dicho producto o servicio. En algunos casos puntuales, la entidad financiera puede decidir conceder un descubierto extraordinario en cuenta.

La tarjeta de débito funciona como el método de reemplazo del dinero efectivo. Se trata de un monedero virtual en el que puedes almacenar dinero, pero en ningún caso te dará más dinero del que actualmente ya tienes. Además, estas tarjetas permiten los pagos sin contacto, de forma que podrás hacer tus compras de una manera más rápida y segura.

Cada uno de los movimientos que efectúes con tu tarjeta de débito podrán ser revisados en el extracto de tu cuenta corriente, o a través de las aplicaciones online del banco correspondiente.

Diferencia con la tarjeta de crédito

La principal diferencia entre una tarjeta de crédito y una de débito es que la primera permite hacer pagos sin necesidad de tener fondos en la cuenta bancaria. En este caso, la entidad financiera pone a disposición de su cliente una cantidad de dinero por adelantado, que después este tendrá que abonar.

La tarjeta de débito solamente te permitirá pagar cuando haya saldo suficiente en la cuenta vinculada. Las tarjetas de crédito te permitirán pagar a plazos algunas de tus compras, mientras que con una de débito deberás abonar toda la cantidad al momento, comprando solamente aquello que puedas permitirte. De esta forma reducirás la posibilidad de endeudarte.

¿Cuál es su límite de gasto?

El límite de gasto de una tarjeta de débito es el que tú elijas. Esta es una buena herramienta para controlar el dinero que gastas a diario. Puedes aumentar o disminuir el límite de gasto de tu tarjeta contactando directamente con tu entidad bancaria.

Pero debes tener en cuenta que si no te deja pagar, puede que la razón no sea el límite de gasto, sino que no haya saldo suficiente en tu cuenta corriente.

¿Qué entidades pueden emitir una tarjeta?

Las tarjetas de débito pueden ser emitidas por las siguientes entidades:

  • Los Bancos, Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crédito. Estas irán vinculadas a sus cuentas corrientes.

  • Entidades bancarias extranjeras que tengan sucursales en el país en el que se solicite la tarjeta de débito.

  • Entidades bancarias extranjeras sin sucursal, que puedan emitir tarjetas, pero no captar fondos del público

  • Entidades de Pago o fintech.

¿Cómo obtener una tarjeta?

Para obtener una tarjeta de débito tendrás que acercarte a tu entidad bancaria y solicitar el alta de una nueva cuenta. Una tarjeta de débito siempre deberá estar asociada a una cuenta corriente en el banco o entidad de pago correspondiente y estos deben tener fondos para poder comenzar a pagar.

En caso de que ya tengas dada de alta una cuenta corriente en ese banco, simplemente deberás pedir la tarjeta física.

¿Qué hacer si la hemos perdido?

En caso de que no encuentres la tarjeta de débito, ya sea porque la has perdido o porque te la han robado, lo primero que deberás hacer es llamar directamente al servicio telefónico de la entidad emisora. Podrás encontrar el número de teléfono en su página web oficial. Una vez esta tarjeta haya sido dada de baja, se contactará con los emisores para obtener una nueva.

Existen algunas entidades bancarias que ofrecen seguros antirrobo, para poder estar tranquilo en una situación de hurto. Con este seguro, todas las transacciones que pueda hacer el ladrón mientras no hayas desactivado la tarjeta quedarán cubiertas y te será devuelta la cantidad íntegra.

¿Qué hacer si tenemos un cargo que no hemos realizado?

Para poder detectar estos cobros indebidos que no corresponden con tus compras, es muy importante que revises regularmente el extracto de tu tarjeta. En caso de que encontremos un recibo sospechoso o que sepamos del cierto que no hemos hecho nosotros, deberás consultar lo antes posible con la sucursal financiera correspondiente.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender qué es una tarjeta de débito, cómo funciona y cuáles son sus límites. Si estás interesado en recibir más información acerca del tema, no dudes en consultar la página web de la entidad financiera Moneytrans.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso