Menú

Sánchez gasta 150.000 euros de dinero público en La Mareta, su otra residencia de vacaciones

A esta cifra hay que sumarle los gastos de 270.000 euros que realizó Zapatero en el complejo.

A esta cifra hay que sumarle los gastos de 270.000 euros que realizó Zapatero en el complejo.
Sánchez, en Lanzarote | Gtres

Desde que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, comunicó a Parques Nacionales su decisión de utilizar el Palacio de Las Marismillas como residencia de verano, dicho organismo autónomo ha comunicado una serie de actuaciones y obras de reforma y rehabilitación valoradas en cerca de 1,6 millones de euros.

La más reciente de estas licitaciones, valorada en 376.000 euros, ha sido financiada con cargo a los fondos europeos que, en teoría, deberían emplearse para agilizar el crecimiento y el empleo en nuestro país pero que, en la práctica, se están convirtiendo en un pozo sin fondo de despilfarro, con programas y licitaciones plagadas de ineficiencia y gasto clientelar.

Pero el Palacio de Las Marismillas no es la única residencia oficial en la que veranea Sánchez. Tanto en navidades como en verano, el líder socialista y su familia se dejan caer también por La Mareta, un inmueble propiedad de Patrimonio Nacional ubicado en la isla de Lanzarote, en las Islas Canarias.

Se trata de un regalo de Hussein de Jordania al entonces rey de España, Juan Carlos I, con una superficie de 30.000 metros y tres piscinas. La finca tiene acceso directo al mar, diez bungalows y una amplia zona de jardines que incluye un lago y un helipuerto. La construcción data de los años 70 y fue donada a la Casa Real a finales de los 80.

La historia de Sánchez en La Mareta

En diciembre de 2018, apenas medio año después de acceder al gobierno mediante una moción de censura que desalojó del poder al popular Mariano Rajoy, trascendió que Sánchez tenía previsto pasar parte de las navidades en dicho inmueble. Esta decisión vino acompañada de un gasto valorado en más de 33.000 euros.

Entre las actuaciones financiadas en La Mareta durante el año 2018 nos topamos con la instalación de una nueva lavadora, la renovación de la red digital del complejo, la adquisición de nuevas cámaras de seguridad, la renovación del aire acondicionado o el traslado de dieciséis cuadros y grabados propiedad de Patrimonio Nacional que estaban, hasta entonces, en la Península.

Pero aquello fue solo el comienzo. En 2020 se volvieron a ver movimientos en el complejo, esta vez con la instalación de una nueva empalizada que pretende invisibilizar por completo el interior del recinto. Aquellas informaciones no llegaron a venir acompañadas de un estudio del coste asumido, aunque sí se dio a conocer el precio mensual de mantener el inmueble: en torno a 10.000 euros.

Así, tres años después, en verano de 2021, trascendió que Patrimonio Nacional había licitado un contrato de 90.000 euros destinado a financiar la limpieza de La Mareta. Resulta especialmente llamativo el apartado dedicado a la puesta a punto de las canchas de baloncesto, que se limpian dos veces al día mediante un exhaustivo protocolo que incluye labores de barrido, limpieza con agua a presión, revisión de la cancha, cuidado de las verjas, redes y canastas, etc. Cabe recordar que Sánchez fue jugador de baloncesto en su juventud.

Ese mismo verano, Patrimonio Nacional comunicó que el consumo de energía eléctrica realizado en el complejo ascendió a 1.500 euros solo en agosto. Según el registro oficial, Sánchez permaneció en el complejo entre los días 9 y 21 de dicho mes. Además, el organismo público que gestiona el inmueble reconoció que se habían realizado 22.000 euros de gasto adicional para financiar actividades de limpieza, seguridad o electricidad, entre las que se incluye una factura por 4.815 euros por concepto de "servicios adicionales de lavandería, planchado y guardarropa".

Si agregamos los gastos de acondicionamiento de 2018 al contrato de limpieza de 2021, y si incorporamos también los consumos energéticos y los desembolsos adicionales que se dieron durante el pasado año, encontramos que la Administración Sánchez se ha gastado casi 150.000 euros de dinero público en los dispendios asociados al mantenimiento y las vacaciones de invierno y verano que el mandatario socialista ha disfrutado en La Mareta.

Cabe recordar, por otro lado, que este complejo fue reformado en profundidad a comienzos de la presidencia de Rodríguez Zapatero, cuyo Ejecutivo aprobó una serie de gastos en La Mareta por valor de más de 270.000 euros, con ánimo de reformar las piscinas, levantar las canchas de baloncesto y otras mejoras.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro