Menú

María Jesús Montero desprecia el superávit: "Es quedarse con dinero sin gastar"

El comentario evoca uno de sus episodios más comentados: "Chiqui, son 1.200 millones, eso es poco".

El comentario evoca uno de sus episodios más comentados: "Chiqui, son 1.200 millones, eso es poco".
Montero, enemiga del deficit | Flickr/CC/CANAL SUR MEDIA

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se volcó en la campaña de las elecciones regionales andaluzas. Quien fuera consejera de la Junta bajo los gobiernos autonómicos de Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz se prodigó en actos y comparecencias, con ánimo de apoyar al aspirante socialista, el candidato Juan Espadas.

Los resultados de los comicios fueron desastrosos para la formación que encabeza el actual presidente del gobierno, Pedro Sánchez. Pero, más allá de la cita con las urnas, en las redes sociales ha llamado mucho la atención un acto electoral celebrado en Andujar, provincia de Jaén, en el que Montero desplegó su discurso más encendido.

"Somos un partido que durante 143 años ha demostrado la forma de sentir y de pensarse del conjunto de los ciudadanos de Andalucía. Y lo digo yo, que soy la ministra que habla con acento andaluz y me critican por ello. El Partido Socialista es el orgullo de España", arrancó al comienzo de su intervención la titular del ministerio de Hacienda.

Montero insistió en que el PSOE es el que "equilibra la balanza para los ciudadanos frente a los que tienen el capital y el poder" y presumió de que su formación es "una opción que hoy se llama Juan Espadas, pero ayer se llamó Manuel Chaves, José Antonio Griñán o Susana Díaz", obviando el gran legado de corrupción y miseria que dejaron sus gobiernos.

El PP, "un partido anti-sistema"

"El modelo del PP es el del deterioro de lo público, con reglas fiscales imposibles de cumplir. Frente a eso, el gobierno de Pedro Sánchez convoca hasta 45.000 plazas públicas. Frente a eso, el PP aprovechó la anterior crisis para desmantelar las Administraciones", recalcó María Jesús Montero, quien afirmó que "en el PP no se puede confiar ni para ir a la esquina".

La titular de Hacienda habló de los populares como "un partido anti-sistema, votan que "no" a todo, incluido a los 140.000 millones de los fondos europeos, y están todo el día hablando mal de cómo los estamos usando, para que nos quiten el dinero", afirmó la ministra, quien declaró que "las rebajas de impuestos del PP son solo para el 1% que más gana, son un partido de minoría, con los intereses de siempre".

La reina del déficit

"En vez de poner en marcha hospitales y colegios, el PP se dedicó a despedir profesionales sanitarios y educativos. Presumieron de tener superávit y no invirtieron todo el dinero, que para el que no lo entienda, es lo mismo que haberse quedado sin dinero sin gastar para los ciudadanos. ¿Y ahora Moreno Bonilla se hace el muerto y critica a Sánchez? El comportamiento de Sánchez con esta tierra no se compara con el de ningún gobierno del PP. Moreno Bonilla no ha hecho nada durante todo este periodo de gobierno. ¡Decidme un logro!", señaló.

Las críticas de María Jesús Montero al superávit presupuestario resultan especialmente llamativas por dos motivos. El primero es que ella misma es ministra de Hacienda y ha sido titular de dicha cartera en la Junta andaluza, de modo que no es fácil comprender por qué alguien que debería velar por la estabilidad de las cuentas públicas se dedique a sacar pecho por todo lo contrario. Y el segundo es que, si acaso el superávit presupuestario es un problema que impide invertir en los ciudadanos, no se entiende por qué el Ejecutivo socialista dice estar comprometido con su reducción, en la medida en que la minoración del agujero fiscal ha sido descrita por Montero como algo de lo que avergonzarse.

En cualquier caso, el hecho de que el vídeo en que se puede ver este fragmento de las declaraciones de Montero sume ya más de un millón de impresiones en Twitter es, probablemente, la mejor prueba de que el discurso de la titular de Hacienda genera cada vez más rechazo y estupor. Y es que no se entiende que quien debería ser el guardián de la estabilidad fiscal actúe en sentido inverso, coronándose orgullosa como la reina del déficit.

"Chiqui, son 1.200 millones, eso es poco"

El aparente desprecio de Montero por la estabilidad presupuestaria evoca, eso sí, uno de sus episodios más comentados: un encuentro con una periodista a quien, en octubre de 2018, espetó con actitud chulesca lo siguiente: "pasarse en un presupuesto es fácil, no tiene problema. Lo he dicho siempre, chiqui, son 1.200 m millones, eso es poco, solo lo quitas o pones en una parte del presupuesto".

La titular de Hacienda quería transmitir de esa forma su aparenta tranquilidad ante la creciente desviación del déficit. Sin embargo, el siguiente ejercicio se cerró con la primera subida del descuadre fiscal desde la Gran Recesión y, desde entonces, la diferencia negativa entre ingresos y gastos no ha parado de crecer.

Así, desde que Montero hizo aquellas declaraciones tan comentadas,la deuda pública ha subido el equivalente a 20.000 euros extra por familia. De modo que parece ser que Montero no "quita" gasto de ningún lado y sí "pone" mucho gasto en todas las partidas que de ella dependen, generando así un monumental agujero fiscal.

Temas

En Libre Mercado