Menú

Valencia, el infierno fiscal que deja Mónica Oltra con las cuentas más descabaladas de España

Mientras su región se ahoga en el déficit y en la deuda, lo mismo les ocurre a sus contribuyentes con los impuestos de Puig y Oltra.

Mientras su región se ahoga en el déficit y en la deuda, lo mismo les ocurre a sus contribuyentes con los impuestos de Puig y Oltra.
El presidente de la Generalidad valenciana, Ximo Puig, saluda a Mónica Oltra | Europa Press

La Comunidad Valenciana está en el centro de todas las polémicas después de que Mónica Oltra se haya dignado a dimitir como vicepresidenta del Gobierno regional y diputada de las Cortes valencianas tras haber resultado imputada por encubrir los abusos de su entonces marido a una menor.

Oltra se despide del poder al que ascendió en el año 2015, gracias a su pacto de Gobierno con el PSOE de Ximo Puig. En materia económica, el desempeño del Ejecutivo valenciano ha sido dudoso. Tanto, que la región que abandona una de las caras más visibles de Compromís es de las que peores resultados cosecha.

Y es que, Puig y Oltra han convertido a Valencia en un auténtico infierno fiscal para sus ciudadanos, sin olvidar que han despreciado por completo la responsabilidad presupuestaria. Por eso, Valencia lidera los rankings autonómicos de las cuentas más descabaladas del país. Así, mientras su comunidad se ahoga en el déficit y en la deuda, lo mismo les ocurre a sus contribuyentes con los impuestos. A continuación, algunos ejemplos de la asfixia fiscal valenciana.

Un infierno para el contribuyente

El Gobierno valenciano mantiene una particular guerra contra Madrid por su baja fiscalidad. Ximo Puig no deja pasar la más mínima oportunidad para cargar contra el Ejecutivo de Díaz Ayuso y los menores impuestos que soportan los madrileños. Son famosas sus declaraciones sobre el "dumping fiscal antipatriótico" o la "competencia desleal" que Madrid le estaría haciendo supuestamente a Valencia. Sin embargo, esa competencia desleal madrileña, sencillamente, no existe porque Puig puede bajar los impuestos tanto o más que Ayuso, pero no quiere.

En la siguiente tabla, elaborada por el Reaf, se observa que Valencia es la región que más impuestos cobra del país a las rentas más altas (en rojo). La obsesión de Puig y Oltra con los ricos hace que una persona con una renta de 110.000 euros al año tribute por 2.800 euros más en Valencia que en Madrid.

reaf-2.jpg

Una situación similar se vive en Valencia con el Impuesto de Patrimonio. En este caso, la región también está entre las más gravosas de España. Por ejemplo, para un patrimonio de 800.000 euros, en Valencia se pagarían 909 euros en impuestos, la tercera cuantía más alta de España (en Madrid nada).

patrimonio.jpg

En el caso de las herencias, más de lo mismo. En el supuesto de un soltero de 30 años sin hijos cuya herencia está valorada en 800.000 euros, de los que 200.000 corresponden a la vivienda del fallecido, el mismo contribuyente tendría que pagar por Sucesiones 103.135 euros en Asturias o 63.196 euros si el fallecido fuera de la Comunidad Valenciana. Así, Valencia también perpetea uno de los mayores expolios del país contra los herederos.

sucesiones.jpg

Endeudada y deficitaria

La región de la que se despide Oltra también ostenta el deshonor de tener el mayor descuadre presupuestario del país. En el siguiente gráfico de Fedea se observa el crecimiento vertiginoso del endeudamiento público de la región y cómo la barra valenciana es la que más destaca del territorio nacional.

Aunque entre 2003 y 2021 todas las autonomías han aumentado su deuda muy sustancialmente durante la anterior crisis, hay diferencia muy importantes entre ellas que han ido aumentando con el tiempo en términos absolutos pero no relativos. En la actualidad, las autonomías menos endeudadas en relación con su PIB son Madrid, Canarias y las comunidades forales, mientras que las que soportan una mayor carga de deuda son Murcia, Cataluña, Castilla la Mancha y, sobre todo, Valencia, que acerca a un preocupante 50% del PIB.

deuda-valencia.jpg

Respecto al déficit, la Comunidad Valenciana también está entre las de mayor agujero autonómico. Así, la región de Puig y Oltra cerró 2021 con un déficit de 1.292 millones de euros, el escandaloso 1,15% del PIB, y solo por detrás de Murcia (1,4%). En el siguiente gráfico se observa la escalada de la irresponsabilidad fiscal desde que el la izquierda gobierna la región.

deficit-valencia.jpg

Temas

En Libre Mercado