Menú

Un 62% de los españoles necesita mejorar su educación financiera

El 53% de los encuestas se siente insatisfecho con la cantidad que se ahorra mensualmente en su cuenta.

El 53% de los encuestas se siente insatisfecho con la cantidad que se ahorra mensualmente en su cuenta.
Sólo un 38% de los españoles cree que tiene una educación financiera suficiente. | Pixabay

La crisis de la covid-19 ha tenido un impacto notable en las finanzas de los hogares. El aumento del precio de la energía o la interrupción de las cadenas de suministros dirigen a Europa a una inflación que preocupa tanto a los gobiernos como a las economías domésticas. Frente a esto, y como reflejan informes como el de Intrum-European Consumer Payment Report 2021, la necesidad del aumento de la educación financiera se hace más que necesario. Es más, según este informe, el 62% de los españoles necesitaría mejorar en esta materia para poder afrontar las nuevas etapas económicas que están por llegar.

Tiempos de incertidumbre económica

La inflación en Europa ya es una realidad. La economía ha sufrido durante estos últimos años y las consecuencias están llegando a marchas forzadas. Esto hace que la preocupación financiera entre los consumidores sea cada vez más grande.

Por un lado, las consecuencias económicas preocupan a la población. Por otro, informes como el Intrum-European Consumer Payment Report 2021 dejan claro que tan sólo el 68% de los encuestados sabría cómo afectaría la inflación a su dinero si esta fuera más alta que la tasa de interés de sus ahorros.

Si nos centramos en España, vemos que el 24% de los españoles aseguran no haber recibido una educación financiera suficiente para poder gestionar sus propias finanzas personales. Además, de los que sí han recibido formación, un 38% reconocen que necesitan apoyo para los asuntos financieros más complejos. Con esto, podemos ver que tan sólo un 38% de los españoles cree que tiene una educación financiera suficiente como para poder gestionar sus propias finanzas.

Sin duda es un tema que deberíamos abordar, tanto con una educación financiera aplicada en el sistema educativo, como formación para adultos una vez terminada la etapa escolar; y es que, según expertos en formación financiera como Alfio Bardolla "incrementar el nivel de educación financiera es imprescindible para el 89% de los españoles en estos tiempos de incertidumbre económica e inflación".

La problemática de las deudas

Los ingresos durante la pandemia bajaron en muchos hogares. Esto obligó a que esos hogares tuvieran que endeudarse, al igual que muchísimas empresas y pequeños negocios. Al mismo tiempo, en España, uno de cada siete encuestados reconoce que no tiene un seguimiento de su propia deuda. Es decir, no saben cuánto dinero tienen que devolver exactamente.

Si ahondamos en la edad de los encuestados, vemos que las generaciones más jóvenes son las más despreocupadas. Por tanto, se puede apreciar un claro déficit de información relacionada con estos asuntos que sería necesario cubrir en las diferentes etapas educativas.

El ahorro como pieza clave

La crisis de la covid-19 también ha supuesto un impacto con implicaciones a largo plazo. Por ejemplo, si bien es cierto que durante el 2020 las tasas de ahorro aumentaron tocando máximos históricos, con la recuperación paulatina estas cifras han bajado a los niveles anteriores. El Intrum-European Consumer Payment Report 2021 asegura que el 87% de españoles es capaz de ahorrar cada mes, pero un porcentaje bastante alto, el 53%, se siente insatisfecho con la cantidad que se ahorra mensualmente en su cuenta.

La educación financiera como clave

Hay que entender como educación financiera a la capacidad para poder comprender cómo funciona el dinero y la gestión económica. Podemos decir que se trata del conjunto de habilidades y conocimientos que nos van a permitir tomar decisiones acertadas con respecto a nuestras finanzas.

Actualmente, la incertidumbre laboral, la reducción de ingresos o el temor a una recesión a nivel mundial, hacen que esta educación financiera sea aún más importante.

¿Qué beneficios obtenemos con una educación financiera?

La educación financiera debe darse en diferentes momentos de nuestra vida. Obteniendo nosotros mismos unas buenas bases, podremos educar a nuestros hijos en los puntos clave para poder gestionar sus propias finanzas.

Aumentar nuestros conocimientos sobre finanzas nos facilitará, además, la gestión de nuestro dinero de una forma responsable. Lograremos controlar gastos superfluos para poder llegar a fin de mes de una forma más desahogada. Asimismo, al gestionar mejor el dinero, seremos capaces de aumentar el ahorro mensualmente.

Uno de los beneficios más importantes es que con una educación financiera adecuada seremos capaces de entender el funcionamiento y esa letra pequeña de los productos financieros que queremos contratar. Esta parte ese esencial para no tener que pagar comisiones inesperadas o hacer frente a cláusulas abusivas.

Una buena educación financiera nos aporta herramientas básicas que nos ayudan a mejorar la gestión de nuestras finanzas en el día a día, pero también para nuestra vida laboral, aprendiendo a realizar presupuestos, entender una nómina o saber qué impuestos pagamos en cada momento.

Asimismo, también podremos entender mejor el contexto económico actual, así como los efectos que tienen las políticas económicas en nuestra vida diaria.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador