Menú

La UE ordena "reiniciar el diálogo energético con Argelia" tras dinamitar Sánchez las compras de gas

La amenza real de que Putin ordene el corte total del suministro de gas ruso obliga a la UE a buscar aletenativas.

La amenza real de que Putin ordene el corte total del suministro de gas ruso obliga a la UE a buscar aletenativas.
Pedro Sánchez en su última visita a Argelia | Europa Press

La alerta energética que vive Europa ha llevado a la UE a ordenar a los Estados miembros "reiniciar el diálogo energético con Argelia". Bruselas quiere fuentes de gas a toda costa ante la amenaza de corte total de suministro de Rusia. Italia es el país más avanzado ya en esas relaciones con el ex socio español y cuenta con planes de desarrollo de gasoductos para conseguir llevar ese gas a Europa. Y es que la petición sucede, de hecho, después de que Pedro Sánchez haya hecho saltar por los aires los tratados de amistad con Argelia por haber regalado el Sáhara a Marruecos. Una decisión que ha supuesto la reducción de la entrada de gas argelino a la mitad a través de España.

La medida forma parte del plan REPowerEU. Allí se puede leer un apartado bajo el título "Trabajar con socios internacionales". Y en su redactado se señala la siguiente estrategia: "Queremos construir asociaciones a largo plazo que sean mutuamente beneficiosas, impulsando la energía renovable y aumentando la eficiencia energética en todo el mundo y cooperando en tecnología e innovación ecológicas". Es más, "la nueva Plataforma Energética de la UE desempeñará un papel clave en la puesta en común de la demanda, la coordinación del uso de la infraestructura, la negociación con los socios internacionales y la preparación para las compras conjuntas de gas e hidrógeno". Y, en base a todo ello, se desarrollarán un serie de "acciones".

La primera, el "aumento de las entregas de gas natural licuado (GNL) desde EEUU y Canadá y por gasoducto y GNL desde Noruega". La segunda acción consiste en "intensificar la cooperación con Azerbaiyán, especialmente en el Corredor de Gas del Sur". La tercera, lograr "acuerdos políticos con proveedores de gas como Egipto e Israel para aumentar el suministro de GNL". Y en el cuarto punto figura todo un escarmiento para Pedro Sánchez: "Reiniciar el diálogo energético con Argelia". Y es que ese diálogo era perfecto hasta que, en primer lugar, Sánchez envió a su ministra Teresa Ribera a negociar los futuros precios del gas con Argelia y ella les expuso que España era contraria al desarrollo del gas porque quería primar la eólica y solar en cumplimento de la agenda 2030; y, en segundo lugar y especialmente, desde que el propio Pedro Sánchez regaló el codiciado Sáhara a Marruecos, provocando una de las mayores crisis diplomáticas con el país exportar de gas de los últimos tiempos. Por eso, ahora, la UE quiere que el Estado miembro que pueda -España lo tendrá complicado por el nivel de tensión con Argelia e Italia contará con todo el apoyo comunitario- consiga restablecer ese diálogo para acabar con la caída en la entrada de gas a Europa.

El resto de acciones exigidas por la UE incluyen la "cooperación continua con los principales productores del Golfo, incluido Qatar, así como con Australia", la "coordinación con compradores de gas como Japón, China y Corea" y "explorar el potencial de exportación de países del África subsahariana como Nigeria, Senegal y Angola.

La UE, además, "también seguirá trabajando con el G7, el G20 y otros foros internacionales, como la OPEP y la AIE, para garantizar el buen funcionamiento de los mercados mundiales del petróleo".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro