Menú

Samper, del despiece de cerdos al despiece de molinos: así trocea las adjudicaciones

La empresa Forestalia se ha convertido en una especialista en adjudicarse megavatios renovables, no en construirlos.

La empresa Forestalia se ha convertido en una especialista en adjudicarse megavatios renovables, no en construirlos.
Parque eólico de Forestalia en Teruel | Forestalia

Mucho marketing y conexión política. Da la sensación de que esta es la clave del éxito de Forestalia, pequeño gigante de la energía renovable en España. Pequeño, porque tiene un tamaño que podría encaja en la definición de PYME, pero gigante porque compite, no con grandes empresas, sino con gigantes multinacionales a quienes humilla en las subastas de megavatios renovables que convoca el Gobierno.

Con una plantilla "flexible" que oscila entre los 50 y los 150 empleados, un capital social de un millón de euros y unas ventas que oscilan entre los tres y los cincuenta millones de euros (dataos ofrecidos por portales como Infocif o Axesor) Forestalia se ha impuesto a gigantes como Endesa o Naturgy en las subastas de energía renovable. Pero, ¿cómo una compañía de un centenar de empleados es capaz de adjudicarse semejantes lotes renovables sin capacidad para construirlos? Muy sencillo: porque no los construye.

Una de las maniobras más llamativas de Forestalia fue incorporar a la compañía a los que fueran la cúpula de medio ambiente en el gobierno de Marcelino Iglesias con el PAR. Consejero, viceconsejero y jefa de gabinete del ramo ahora ocupaban puestos directivos en Forestalia.

El segundo secreto para triunfar en las subastas fue el de ofrecer los mayores descuentos de cuantos concurrían a la subasta: En 2016 puso en marcha la estrategia y repitió en 2017, cuando fue la principal adjudicataria (se hizo con 1.200 Mw de los 3000 que se subastaban). En esta segunda ocasión ofreció un descuento del 63,4% sobre el precio del megavatio. El resultado fue que dejó sin subvención a los participantes, al garantizar las empresas la instalación de la potencia renovable sin ayudas oficiales.

¿Y qué hace una empresa sin capacidad para poner en marcha estos proyectos con tantas licencias? Muy sencillo: venderlas. Internet está plagado de ejemplos:

Los proyectos de Forestalia

En su propia página web, en la parte de "proyectos", Forestalia presume de que más de 1-500 mw de energía eólica "promovidos" por Forestalia han sido ya construidos y están en operación. La mayoría de ellos en Aragón: Belchite, Cinco Villas, Campo de Borja, Ribera Baja o Zaragoza.

Reconocen que "además de los proyectos promovidos en alianza con otros grupos internacionales, estamos construyendo parques eólicos de nuestra cartera propia", dicen.

Pero ¿cuál es su cartera propia? "Hemos impulsado y formamos parte de los proyectos Goya (junto con General Electric, Mirova y Engie) y Phoenix (con Enie y Mirova)". Es decir, que estos tampoco son suyos.

Dice Forestalia que "hemos construido el parque eólico de Las Majas VI A, primera instalación eólica propiedad 100% de Forestalia". Pero ni siquiera este lo han construido ellos, porque lo construye el grupo internacional GES para el grupo energético Forestalia.

Pero ahí no termina la cosa: "Hemos promovido los Clústers Monegros (374 MW) y Alenza (113 MW) para su construcción y operación por parte de CIP, y los Clústers Delta (335 MW) y Céfiro-Delta 2 (858 MW) para su construcción por parte de Repsol."

En cuanto a los permisos para construcción de instalaciones fotovoltaicas o de biomasa pasa algo parecido.

Este es el desglose de concesiones y de Forestalia y su reparto (siempre según la información de la propia compañía):

Energía eólica

Proyecto Goya: 192 mw construídos en 2020 en la provincia de Zaragoza. Promovido por Mirova, General Electric, Engie y financiado por Banco Sabadell.

Proyecto Phenix: 10 parques eólicos. En total 342 MW construídos en 2019 en Villas, Belchite, Cariñena, Daroca y Jiloca en las provincias de Zaragoza y Teruel. Promovido por Engie y Mirova.

Parque fotovoltaico El Coto, de próxima construcción 21mw. La producción eléctrica ya está vendida por 12 años aa General Electric Renewable Energy y servirá para que se abastezca de energía eólica para sus instalaciones en Europa.

Parque eólico de Las Majas VI A, 49,5 mw eólicos.

Energía fotovoltaica

Pero Forestalia no se dedica a comercializar únicamente permisos de instalación de energía eólica, sino que también tiene adjudicada potencia fotovoltaica. Dice en su propia web que "hemos promovido más de 500 mw fotovoltaicos". Presumen de haber promovido "clústers" y proyectos por Aragón de la mano de fondos como Bruc o compañías como Lightsource-BP.

Destaca, entre los proyectos fotovoltaicos la construcción del parque de El Aliagar, que presumen, es 100% propiedad de Forestalia, aunque se haya ejecutado gracias, de nuevo, al Banco Sabadell y haya sido construido por el Grupo Ortiz y Athmos Sostenibilidad.

parque-forestalia-teruel.png
El Aliagar, de Forestalia, en Teruel

El desierto de placas solares se extiende por más de 100 hectáreas en la provincia de Zaragoza para desarrollar 48,7 mw.

Troceo de adjudicaciones

¿Y cómo divide sus proyectos Forestalia? Llama la atención cómo trocea Forestalia sus adjudicaciones siempre en paquetes inferiores a 50mw. Como muestra, un botón. En la provincia de Teruel uno de los proyectos fotovoltaicos inciales de Forestalia contemplaba 572 mw repartidos de la siguiente manera:

  • El parque solar fotovoltaico Jaime I, de 40 MW, entre Lechón (Zaragoza) y Cucalón,
  • Parque eólico El Pelado (38,5 MW), en Allueva, Bea, Calamocha y Fonfría
  • Parque eólico Honos (49,5 MW), en Vivel del Río Martín, La Hoz de la Vieja, Segura de los Baños y Maicas;
  • Parqe eólico Lera (38,5 MW), en Salcedillo, Allueva y Fonfría;
  • Parque eólico San Vicente (49,5 MW), en Cucalón, Lanzuela, Bea y Lagueruela;
  • Parque eólico Felis (49,5 MW) en Blesa y Huesa del Común;
  • Parque Hefesto (49,5 MW), en Muniesa y Blesa, Brigid (49,5 MW), en Muniesa;
  • Parque Taranis (49,5 MW), en Muniesa;
  • Parque Metis (49,5 MW), en Ariño, Muniesa y Alacón;
  • Parque Angus (49,5 MW), en Muniesa;
  • Parque Nazario (49,5 MW), en Híjar;
  • Parque La Bodega (49,5 MW) en Alacón, Ariño y Muniesa.

De momento, este clúster de Begues, que además de esas 19 centrales eólicas y una planta fotovoltaica entrañaba nueve subestaciones de transformación, se ha dejado en standby. A primeros de año, Forestalia desistió desarrollar 13 de estos proyectos eólicos en Teruel por más de 500 mw de potencia en su conjunto.

Pero este es el proceder habitual, todas las adjudicaciones y venta de instalaciones, se hace por la fórmula del troceo de menos de 50 mw. ¿Por qué? Pues, aunque la empresa no lo menciona, quizá la explicación sea la que recoge la propia web del Ministerio de Transición Ecológica cuando recuerda que:

"Corresponde a la Administración General del Estado autorizar las instalaciones eléctricas de generación de potencia eléctrica instalada superior a 50 MW eléctricos y las ubicadas en el mar territorial, las de producción, transporte secundario y distribución que excedan del ámbito territorial de una Comunidad Autónoma, y todas las instalaciones de transporte primario, a excepción de las especificidades establecidas para los territorios insulares y extrapeninsulares.

En la actualidad, está pendiente el desarrollo reglamentario de lo establecido en el artículo 53 de la Ley del Sector Eléctrico. Resulta, por tanto de aplicación lo dispuesto en el Título VII del Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica".

Así, si la Administración General del Estado no está obligada a autorizar las instalaciones, la consecución de licencias y la puesta en marcha de las instalaciones es más ágil y circunscrita a los ámbitos autonómico y local.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador