Menú

Detectan tres fugas "sin precedentes" en los gasoductos rusos y Alemania habla de sabotaje

Las fugas se han detectado en el Nord Stream 1 y el Nord Stream 2, que nunca llegó a entrar en funcionamiento.

Las fugas se han detectado en el Nord Stream 1 y el Nord Stream 2, que nunca llegó a entrar en funcionamiento.
Estación gasística del Nord Stream en Mecklenburg-Western Pomerania, en Alemania | Cordon Press

Dinamarca y Suecia han alertado de la existencia de tres fugas en los gasoductos rusos Nord Stream 1 y 2, en el mar Báltico. "La rotura de las tuberías ocurre rara vez, por eso vemos motivo para aumentar el nivel de emergencia. Queremos asegurar la vigilancia minuciosa de la infraestructura crítica para reforzar la seguridad de suministro", señala la Dirección General de Energía de Dinamarca en un comunicado.

Los problemas se detectaron hace unas horas, cuando Nord Stream AG, la gestora de la infraestructura, advirtió de una bajada de presión en el Nord Stream 1. Posteriormente, las autoridades danesas informaron de una fuga en el Nord Stream 2 en aguas danesas en el Báltico y, posteriormente, de otras dos en el Nord Stream 1, una en aguas de este país y otra en Suecia, cerca de la isla de Bornholm.

Según Nord Stream, se trata de unos daños simultáneos "sin precedentes" y es imposible prever cuándo podrán ser reparados. "Los daños que ocurrieron simultáneamente en tres hilos de gasoductos en alta mar del sistema Nord Stream el mismo día no tienen precedentes. Todavía no es posible estimar el momento de la restauración de la infraestructura de transporte de gas", señaló la compañía.

Ninguno de los dos gasoductos servía ya gas a Alemania: el suministro a través del Nord Stream 1 lleva interrumpido desde septiembre, tras los múltiples problemas alegados por Rusia y que el Gobierno alemán nunca se ha creído. El Nord Stream 2, aunque está lleno, nunca llegó a entrar en funcionamiento: Alemania suspendió los últimos trámites justo antes de que comenzara la invasión de Ucrania.

La hipótesis del sabotaje

En Alemania se ha empezado a hablar abiertamente de sabotaje: el diario Tagespiegel, que cita una fuente próxima a círculos gubernamentales, señala que no pueden "concebir un escenario que no sea un ataque dirigido" y "todo habla en contra de una coincidencia". Aunque oficialmente ni el Ejecutivo alemán ni la UE apuntan a las posibles causas y se remiten a la investigación en marcha, el mismo diario apunta a dos posibilidades: un atentado de Ucrania o una operación de "falsa bandera" de Rusia para incrementar la incertidumbre y hacer subir de nuevo el precio del gas.

Desde Rusia, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha dicho, sobre la posibilidad de un ataque intencionado, que no se puede "descartar nada", y se ha mostrado "alarmado" por la situación.

La Marina danesa ha decretado una orden que prohíbe la navegación en un radio de cinco millas alrededor de las zonas de las fugas y, los vuelos, en un área de un kilómetro.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad