Menú

Así ha quebrado Sánchez la relación con Argelia tras dar el Sáhara a Marruecos: ni un barco de gas argelino para España

La importación de gas de Argelia vía metanero ha desaparecido.

La importación de gas de Argelia vía metanero ha desaparecido.
Pedro Sánchez visitando Argelia en una imagen de archivo | Europa Press

Pedro Sánchez regaló el Sáhara a Marruecos. La sumisión a Rabat fue automáticamente asumida por Argelia como un cambio estructural en la política exterior española y desde entonces el envío de gas argelino por los gasoductos se ha visto diezmado. Ahora los informes del gestor técnico del gas revelan un nuevo gol de Argelia a España: ni un solo metanero ha llegado a nuestro país con gas argelino. Y ello, pese a que el Gobierno español aseguró que estaba garantizado el suministro de este país y que, si había problemas en los gasoductos, llegaría por mar y en metanero. Pues no: ni un barco reseñado en las memorias de entradas de gas en España en el último mes de agosto.

El gestor técnico del gas recoge en sus informes el tránsito de gas natural hacia y desde España. Y en la casilla de Argelia se pueden apreciar dos cosas. La primera, que si en agosto de 2021 —antes del corte del primero de los dos gasoductos que tradicionalmente han alimentado de gas a nuestro país— llegaban a España 12.432 GWh procedentes de Argelia vía tubo, ahora llegan 9.127 GWh. Una sensible rebaja.

Hay que recordar que el enfrentamiento entre Argelia y Marruecos llevó al cierre del primer gasoducto con España —que pasa por el Magreb— en octubre de 2021. Argelia no quería pagar el canon a Marruecos por el paso por sus tierras y decidió cerrar el gasoducto. Lo cierto es que el castigo lo fue ya más a España, principal receptor de ese gas, y, pese a ello, Argelia no dudó en cerrar el tubo.

Pero, ahora, los informes de suministro de gas recogen una segunda casilla y una segunda conclusión: que el comercio de gas GNL con Argelia literalmente ha desaparecido. Se trata del gas licuado, el que llega por medio de buques metaneros.

Pues bien, en agosto de 2021 por esa vía llegaron a España 1.565 GWh. Una cantidad significativa: se trata, por ejemplo, de la misma cantidad que importa España en estos momentos de un productor como Qatar. Y toda esa importación de Argelia vía metanero ha desaparecido. La casilla de GNL (metanero) procedente de Argelia muestra en agosto de 2022 un dato muy redondo: 0 GWh. Un cero totalmente redondo.

Hay que recordar que cuando Marruecos cerró el primero de sus dos gasoductos con España, el Gobierno de Pedro Sánchez afirmó que no pasaba nada. Que en caso de necesitar más capacidad de envío de gas, se realizaría con metaneros. Pues bien, el recorte por los gasoductos es obvio y, pese a ello, no es que no se haya incrementado el envío por buque metanero: es que se ha borrado del mapa.

Pedro Sánchez afirmó en su decreto de recortes de luz y gas que España está a salvo del riesgo de un corte de abastecimiento del gas que todos los ciudadanos y empresas necesitan para calefacción y para generar electricidad en las centrales de ciclo combinado.

La realidad es que España ha perdido su gas más barato, el que conseguía de Argelia, precisamente, porque ese país firmó los tratados de amistad con España para que nunca se entregara el Sáhara a Marruecos. Ahora se ha entregado. Y todo el mecanismo de negociación del precio del gas al margen del coste del mercado ha muerto. Y ese sistema bajaba sensiblemente el precio.

Ahora España compra al mejor postor. Y eso supone un encarecimiento adicional y un riesgo evidente de imposibilidad de suministro, no por falta material de gas, sino por la dificultad de poderlo pagar por mucha gente o empresas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad