Menú

La política medioambiental de Joe Biden condena a la miseria a los nativos americanos

El 20% de las reservas de petróleo y gas natural y el 30% del carbón de EEUU está en las reservas de las tribus.

El 20% de las reservas de petróleo y gas natural y el 30% del carbón de EEUU está en las reservas de las tribus.
Oleoducto de Alaska. | Pixabay/CC/12019

El Gobierno de Joe Biden ha aprobado recientemente un carísimo proyecto de ley sobre energía y clima que destinará 370.000 millones de dólares a la fabricación e instalación de paneles solares, turbinas eólicas y baterías. Sin embargo, lo que la administración demócrata considera un éxito para fomentar "las energías renovables y la resiliencia climática" supondrá una condena para las tribus nativas americanas que dependen de la producción de combustibles fósiles en sus propias tierras.

Aproximadamente el 20% de las reservas totales de petróleo y gas natural del país, el 30% de las reservas nacionales de carbón al oeste del río Mississippi y los minerales naturales adicionales, valorado todo ello en 1,54 billones de euros, se encuentran en tierras que son propiedad de las tribus nativas americanas, según un estudio de 2014 de Property and Environment Research Center (PERC).

Sin embargo, alrededor del 86% de las tierras indígenas con potencial energético y de recursos minerales siguen sin desarrollarse y solo el 3% de la producción nacional de petróleo proviene de tierras tribales.

"El aire, el agua y la energía son fundamentales para nuestra economía. Creo en el derecho que tienen todos los dueños de propiedades a desarrollar lo que les pertenece de la manera que quieran. Es importante luchar para que no nos lo quiten", ha señalado Daniel Cárdenas, presidente de la Asociación Nacional Tribal de Energía y miembro miembro de la tribu Pit River en declaraciones a Fox News.

Además de los Pit River, muchos líderes tribales han criticado las restricciones en la producción de petróleo, gas y carbón, incluso cuando esos recursos sustentan el estilo de vida de miles de nativos americanos. Los expertos también han denunciado que la política federal con respecto a los indios es similar a la tutela de un niño que necesita límites para no cometer errores.

Desde los navajos hasta los iñupiat de Alaska

Muchas tribus dependen de los ingresos que obtienen gracias al petróleo y el gas, entre ellas la nación Osage, la Tribu Ute del Sur, los navajos y la nación Mandan, Hidatsa y Arikara (MHA). Esta última, conocida también como las Tres Tribus Afiliadas, cuentan en sus tierras con un gran depósito de petróleo y gas natural. Actualmente, la tribu produce alrededor del 23% de los 1,1 millones de barriles de producción diaria de petróleo del estado.

Todos esos ingresos podrían desaparecer de la noche a la mañana, algo que ha criticado el presidente de los MHA, que afirma que su tribu tiene derecho a explotar los recursos energéticos de sus tierras para garantizar su futuro: "Para que nuestros hijos y nietos durante los próximos 100 años tengan un lugar donde vivir".

De hecho, ahora mismo la reserva tiene una tasa de desempleo muy baja y con los ingresos procedentes del petróleo han creado oportunidades para los miembros de la tribu, además de la construcción de escuelas, hospitales y todo tipo de instalaciones.

Lo mismo sucede con la nación Navajo, que obtiene la mitad de sus ingresos gracias al petróleo y al gas natural de sus tierras. O el pueblo iñupiat en Alaska, que ya han demandado al gobierno federal por "pausar" la concesión para extraer petróleo y gas en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico.

"No podemos permitir que el gobierno federal elimine arbitrariamente los trabajos bien remunerados para las familias nativas de Alaska y corte las fuentes de ingresos para los gobiernos locales y estatales", denunció hace unos meses la presidenta de la junta de Exportación y Desarrollo Industrial en Alaska (AIDEA), Dana Pruhs.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad