Menú

El extraño caso del coltán en España: la única mina de Europa está en Galicia

Un pueblo de Orense alberga la única mina de coltán de Europa.

Un pueblo de Orense alberga la única mina de coltán de Europa.
Fragmento de coltán (niobio y tántalo) visto en laboratorio | CENIM

En medio de las trabas ecologistas y gubernamentales a minas en España relacionadas, paradójicamente, con las energías verdes, un proyecto se ha convertido en un caso prácticamente único en el país y en Europa: la mina gallega de Penouta, de donde se extrae coltán, el considerado "oro negro" de los móviles.

A diferencia de otros intentos de extraer recursos críticos, como el de tierras raras en Ciudad Real o los de litio en Cáceres, el de la minera estadounidense-española Strategic Minerals en la localidad de Viana do Bolo ha encontrado el respaldo de los vecinos y de las autoridades locales y autonómicas. En 2011 hizo sondeos previos para recuperar una mina de estaño que explotó Rumasa durante décadas y que abandonó en 1982. En 2018 arrancó un proyecto de investigación "cuyo objetivo principal era la revalorización de los estériles de la mina de Penouta", en alusión a la explotación de las escombreras y residuos.

Coltán en España

Científicos del CSIC, a través del CENIM (Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas) colaboraron con Strategic Minerals y Krown S.A. en el denominado proyecto Estannio para desarrollar una tecnología capaz de recuperar estaño de alta pureza así como compuestos de niobio y tantalio (coltán) de la escoria procedente de los minerales extraídos en los ochenta.

Los científicos lograron desarrollar una serie de procesos químicos "mediante una combinación de técnicas piro e hidrometalúrgicas" a partir de las escombreras de la antigua mina y consiguieron separar estos metales con una calidad comercial que no se había logrado con métodos tradicionales.

mina-penouta-antigua.jpeg
Antigua mina de Penouta | Strategic Minerals

La mina ha acabado convirtiéndose en la primera explotación de coltán de Europa: según detalla la empresa a LD, gracias a esta investigación se logró obtener lingotes de estaño con una pureza del 95% así como niobio en polvo con una pureza del 97% y polvo de tantalio al 99%.

76 millones de toneladas

Este verano, la compañía ha logrado que la Xunta les otorgue una concesión a cielo abierto por 30 años, renovable hasta por 75 años. "Sin duda es la noticia que llevábamos meses esperando", cuentan a LD, "ya que el otorgamiento de esta concesión minera hace posible que podamos desarrollar ya de manera completa la mina a cielo abierto" y explotar "tanto los minerales metálicos (estaño, tantalio y niobio) como los industriales (cuarzos, feldespatos y micas)". En total, esperan obtener 76 millones de toneladas de mineral en tres décadas.

La Xunta tomó la decisión tras un informe técnico favorable del Servicio de Energía y Minas que recogía que las reservas estimadas son de más de 100 millones de toneladas. El Gobierno gallego ensalzó entonces el "impacto positivo" de esta mina y habló de la minería como un "sector estratégico" para la región.

Apoyo de la Xunta y del pueblo

El paso a la concesión implica, según la empresa, la creación de 60 empleos más respecto a los 120 empleos directos e indirectos que ya ha generado el proyecto. En contraste con otros intentos de abrir minas en otros puntos del país, desde Strategic Minerals afirman que "la reactivación de los trabajos en Penouta gozó de una gran aceptación en el entorno local ya que han contribuido a la economía y al empleo en el municipio". El 73% de los trabajadores directos proceden de un área de 20 kilómetros en torno a la mina, explican. Contando con los servicios contratados con las empresas de la zona, como comedor, obra civil o movimiento de tierras, el 85% de las personas que directa e indirectamente trabajan en la mina son de la provincia de Orense.

mina-penouta1.jpeg
Sondeos en la mina de Penouta | Strategic Minerals

La compañía también defiende el valor ambiental de la mina: afirman que están consiguiendo el aprovechamiento total de los minerales y el aprovechamiento de los residuos reduciéndolos al mínimo (a la escombrera va en torno al 15%). También sostienen que el concentrado de minerales metálicos se obtiene sin que se usen productos químicos ni que se generen desechos nocivos para el medio ambiente.

Félix Antonio López, uno de los científicos al frente del proyecto del CSIC que logró extraer coltán de los residuos de la vieja mina, recuerda en declaraciones a LD cómo la de Penouta es "una mina muy antigua", explotada por los romanos en busca de estaño. Cuenta que en esas minas de estaño "suele haber" coltán: un mineral compuesto por columbo tantalita, aportada por el tántalo, y óxidos de niobio.

Los usos del coltán

A partir de este mineral, explica, se extraen estos dos metales que son "fundamentales para la industria electrónica en la actualidad". El tántalo, cuenta, "es lo que ha permitido miniaturizar circuitos impresos" haciendo que nuestros móviles "sean más rápidos" y tengan "más capacidad de almacenamiento". En su forma de óxido, es capaz de acumular carga eléctrica de manera muy eficaz y liberarla cuando es necesaria en circuitos integrados.

El niobio, mientras, "alea muy bien con el hierro" y tiene "aplicaciones en la industria, la defensa y el transporte", cuenta el investigador.

coltan-laboratorio.jpeg

La explotación moderna de este yacimiento tras su abandono en los ochenta comenzó con los residuos pero "tiene enormes posibilidades" y "una riqueza en metales muy interesante", continúa el científico, que enfatiza cómo es ya "el mayor yacimiento de Europa de niobio y tántalo", que se extrae hoy en día mayoritariamente en países africanos en condiciones prácticamente de esclavitud.

Según explica, fue la empresa la que contactó con ellos para conseguir extraer esos metales a partir de los residuos en una concentración explotable comercialmente. La colaboración con ellos, señala, continúa.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios