Menú

Los Verdes alemanes se tragan otro sapo con la energía nuclear: Scholz alarga la vida de tres centrales

Alemania debía apagar sus últimas centrales en diciembre. Para acabar con otra batalla en su gobierno, Scholz ha decretado que sigan hasta primavera.

Alemania debía apagar sus últimas centrales en diciembre. Para acabar con otra batalla en su gobierno, Scholz ha decretado que sigan hasta primavera.
El ministro alemán de Economía, Robert Habeck, en el congreso de Los Verdes | EFE

La energía nuclear ha sido la protagonista del nuevo cisma abierto en el gobierno de coalición alemán. Estaba previsto que este año Alemania echara el cierre de las tres últimas centrales: Neckarwestheim 2 e Isar 2, en el sur de Alemania, y Emsland, cerca de Holanda. Sin embargo, la crisis energética y el corte definitivo del gas ruso alteraron los planes y tras el no inicial, el Ejecutivo se abrió a la posibilidad de dejar en la reserva unos meses dos de ellas, una medida que choca de plano con el ideario antinuclear de Los Verdes.

El ecologista ministro de Economía y Medio Ambiente tuvo que defender en el Congreso de Los Verdes, celebrado este fin de semana, tanto esta decisión como la de dejar en la reserva centrales térmicas ante una factura energética que sigue disparada. Ante sus bases y entre críticas, el ministro Robert Habeck justificó tanto el hecho de que Alemania estuviera afrontando la crisis quemando más carbón como la ruptura de unos de los pilares de su partido, el no a la energía nuclear. Ante los suyos, se comprometió a que mantener en la reserva dos de las tres centrales sería una medida de emergencia vigente sólo hasta el 15 de abril. "¿Vamos a apoyar la energía nuclear? Por supuesto que no. De ningún modo va a pasar eso. No estando en el gobierno federal", dijo el ministro, que también proclamó que "los combustibles fósiles y la energía nuclear son el problema" sin críticas a la política energética que ha acabado dejando al país a merced de Rusia.

Sin embargo, sus palabras han tardado sólo unas horas en caer en saco roto. Los liberales, liderados por el ministro de Finanzas, Chirstian Lindner, querían mantener en marcha las tres centrales y llevaban días presionando para que los planes vuelvan a cambiar. Pedían que no quedaran en la reserva sino conectadas a la red eléctrica y que así continuaran al menos hasta primavera de 2024 ante la previsión de que el invierno 2023/2024 fuera aún más complicado.

Ante el conflicto, y tras unos contactos entre el tripartito infructuosos, Olaf Scholz ha sorprendido al enviar una carta a sus ministros para anunciar que finalmente las tres centrales, y no sólo dos, funcionarán hasta esta primavera. En una misiva de 18 líneas y sin comparecer ante los medios, el canciller ha decretado que las tres centrales sigan en marcha hasta el próximo 15 de abril. Un golpe en la mesa que ha llegado con el tiempo justo para detener el cierre de las nucleares: el Bundestag debe cambiar la ley que impone la clausura el 31 de diciembre de este año y el tiempo se estaba agotando.

Los Verdes se justifican, otra vez

Desde Los Verdes están tratando de convertir este varapalo en una victoria: afirman que al asumir personalmente Scholz esta decisión, está liberando a Habeck de toda responsabilidad. La nueva ruptura de las "líneas rojas" de los ecologistas no sería tal, defienden: aunque finalmente serán tres y no solo dos las centrales abiertas, enfatizan que no estarán en funcionamiento más que unos meses y no habrá que comprar nuevo combustible.

El propio Habeck, en declaraciones la pasada noche a la televisión pública, defendió que Scholz había asumido en solitario el "riesgo" y afirmó que él podía "vivir y trabajar" con la medida adoptada. Los Verdes deberán ahora apoyar con su voto en el Congreso alemán que las tres nucleares sigan en marcha.

Los liberales del FDP también se han tomado el golpe de Scholz como una victoria: "Que Emsland siga en funcionamiento es clave para la estabilidad de la red, el coste de la electricidad y el cuidado al medio ambiente", han afirmado en las redes sociales. De momento, sin embargo, se quedan sin la aspiración de que las nucleares estén en funcionamiento también el próximo invierno.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro