Menú

¿Se está muriendo el fútbol europeo? Las preocupantes cifras que dio Florentino Pérez

"El Real Madrid ha caído a la posición 13 del ranking de mejores equipos, superado por 12 americanos de diversos deportes" advirtió el Pérez.

"El Real Madrid ha caído a la posición 13 del ranking de mejores equipos, superado por 12 americanos de diversos deportes" advirtió el Pérez.
Florentino Pérez, durante la gala del Balón de Oro, este lunes 17 de octubre. | Europa Press

El pasado 2 de octubre, durante la Asamblea General Ordinaria del Real Madrid, Florentino Pérez volvió a defender la creación de una nueva competición europea: la "Superliga".

Y esta vez, además de justificar este proyecto como una forma de desafiar al estatus quo de la FIFA y la UEFA, o de hacer el fútbol un deporte más interesante para los espectadores, ofreció un extenso repertorio de argumentos de por qué el deporte rey en Europa está en decadencia. Y, por su puesto, de cómo su propuesta podría resucitarlo.

El presidente del Real Madrid expresó que "para resolver un problema, hay que empezar necesariamente por reconocerlo, sólo así podremos buscar soluciones". Y defendió que el problema reside en que "el fútbol está enfermo en la vieja Europa, la UE y España, está perdiendo su liderazgo".

En este sentido, el dirigente denunció que "los jóvenes se interesan menos" que antes por el fútbol y que las actuales competiciones europeas solo atraen al aficionado en los cruces finales. "Con el máximo respeto a las ligas nacionales, entendemos que deben cambiar para ofrecer partidos durante todo el año de máximo nivel y que los equipos más potentes compitan entre sí para situar a nuestro deporte en su lugar privilegiado", añadió, argumentando que "así están organizados la mayoría de los deportes".

Y es en este punto donde Pérez ofreció los datos que ilustran el declive del fútbol europeo. "El Real Madrid ha caído a la posición 13 del ranking Forbes de mejores equipos, superado por 12 americanos de diversos deportes" advirtió el presidente del club blanco, a tenor de la última actualización de la revista de negocios. "Algo deben estar haciendo muy bien en Estados Unidos y algo muy mal en la vieja Europa", insistió.

Concretamente, la lista de equipos más valiosos del mundo la lideran los Dallas Cowbows, los New England Patriots y Los Angeles Rams, todos de fútbol americano. De los 9 siguientes, 5 son también de fútbol americano, 3 de baloncesto y 1 de béisbol. Y no es hasta el puesto 13 donde aparece el Real Madrid, el equipo deportivo europeo más valioso, siendo, junto al FC Barcelona (15º) y el Manchester United (19º), los únicos que aparecen en el top 20.

Por si esto fuera poco, Pérez ofreció un dato aún más demoledor: los ingresos televisivos generados por la liga de fútbol americano (NFL) ya superan "los de la Champions, la Liga Europa y de las cinco grandes ligas" juntas, pese a que la competición americana "se juega (solo) entre septiembre y febrero".

Para hacernos una idea del dinero que moviliza la NFL, destacar que, tan solo el año pasado, esta liga ingresó un total de 11.000 millones de dólares. Todo ello en una competición en la que se disputan poco más de 270 partidos por temporada. En comparación, la liga de fútbol inglesa (Premier League), en la que se disputan 380 encuentros, obtuvo unos ingresos de 5.900 millones de dólares. O la liga española, también con 380 partidos, obtuvo 4.000 millones.

Asimismo, si tomamos en cuenta los ingresos de todos los equipos participantes en la NFL, estos ascendieron en 2021 hasta los 17 mil millones de dólares, un nuevo máximo histórico.

ingresos-totales-nfl.jpg
Ingresos totales percibidos por los equipos de la NFL.

Datos como este son los que hacen que el presidente del Real Madrid concluya que "antes el fútbol lideraba y ahora está ampliamente superado por el deporte de EEUU". Y es que, pese a que "el fútbol es el único deporte global, no estamos sabiendo aprovechar esa ventaja", recalcó Pérez.

La idea de la Superliga

Con el objetivo de darle una vuelta de tuerca al fútbol europeo, en abril de 2021 se presentó el proyecto de la Superliga, apoyado inicialmente por 12 grandes equipos europeos: Real Madrid, FC Barcelona, Atlético de Madrid, Chelsea, AC Milán, Arsenal, Inter de Milán, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham. Su objetivo era crear un campeonato en el que, junto a estos 12 grandes clubes, competirían otros 8 clubes por invitación o méritos deportivos.

De esta forma, la Superliga daría pie a poder disfrutar de enfrentamientos internacionales de primerísimo nivel prácticamente todas las semanas, al contrario de lo que sucede en la actualidad. En este sentido, Florentino Pérez se quejó durante la Asamblea del Real Madrid de que, "contra el Liverpool, en 67 años, sólo hemos jugado nueve veces, contra el Chelsea, cuatro. ¿Qué sentido tiene de privar a los aficionados de todo el mundo de estos partidos?", se cuestionó. E insistió en que "solo potenciando el fútbol como deporte global podremos proteger a todos los clubes, y para ello es imprescindible ofrecer partidos de máxima calidad e interés", subrayó.

Y, en contrapartida, puso como ejemplo al tenis: "Nadal y Federer han jugado en 40 ocasiones, Nadal y Djokovic en 59, ¿acaso esto es aburrido? Esto ha impulsado al tenis y a todos los jugadores porque el tenis sale reforzado".

Pérez recalcó que la UEFA "impulsa reformas de la Copa de Europa en la dirección opuesta, aumentando los partidos intrascendentes" y que esto "sólo sirve para alejar más a los aficionados y acelerar la decadencia del fútbol europeo". "Necesitamos una gestión profesional, moderna y transparente, y no trabajar en viejas estructuras basadas en el pasado para ofrecer un producto de calidad que devuelve la pasión por el fútbol", afirmó.

Además, como ya analizó Libre Mercado, la nueva competición pretende poner en manos de los clubes una mayor cantidad de recursos, evitando que las grandes federaciones se entrometan en las negociaciones con las teles y los patrocinadores; a la par que acercarse al exitoso modelo de la NFL o la NBA; o contrarrestar la potencial competencia futbolística de las ligas asiáticas o americanas.

Sin embargo, como ya es sabido, la propuesta de la Superliga no obtuvo el respaldo que se esperaba: la UEFA se volcó en contra de lo que sería una incómoda competencia, mientras que las ligas nacionales, así como muchos equipos, aficionados y medios de comunicación salieron en defensa del modelo de fútbol actual, despreciando la oferta liderada por Pérez. Incluso el Parlamento Europeo rechazó el proyecto.

Ante las amenazas de la UEFA de tumbar la competición, Real Madrid, FC Barcelona y Juventus, los promotores que aún apoyan oficialmente la Superliga, denunciaron a esta unión de federaciones europeas ante los tribunales de la UE, alegando prácticas monopolísticas.

Florentino Pérez cree que "algunos" han querido "desviar la atención" sobre el proyecto de la Superliga para que "no se debata sobre la decadencia cuando la mayoría de los clubes sufre cada daño para cuadrar sus cuentas". "No quieren que se debata sobre formatos y los abusos en el fair play de determinados clubes que todo conocemos, sin que tengan consecuencias", aseguró el dirigente.

Además, el presidente del club blanco remarcó que "la Superliga no es cerrada, acordamos que la adaptaríamos a lo que se considere más oportuno" y abogó por "un diálogo constructivo y libre que aborde estos graves problemas", mostrándose con que la justicia europea resuelva "definitivamente en una decisión que marcará el futuro del deporte en la UE".

"Una vez que se pronuncie, trabajaremos juntos para ilusionar durante todo el año al aficionado. Todo debe ser fruto de un debate sin presiones, y para ello los clubes deben ser libres de su destino y siempre en arreglo a las leyes europeas", sentenció.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro