Menú

Los escándalos de la COP 27: se celebra en una ciudad-piscina mientras Egipto se declara en "pobreza hídrica"

Egipto es la segunda nación que más CO2 emite del continente africano, solo por detrás de Sudáfrica.

Egipto es la segunda nación que más CO2 emite del continente africano, solo por detrás de Sudáfrica.
La sede de la cumbre en Sharm El Sheikh, Egipto. | EFE

La aberrante cumbre del clima COP27 en Egipto sigue su curso. Ayer martes, segundo y último día de reuniones entre jefes de Estado y de Gobierno, los dirigentes mundiales trataron de avanzar en las negociaciones para reducir las emisiones de efecto invernadero.

Uno de los acuerdos más destacados de la jornada ha sido el firmado por nueve países, entre los que no está España, que fija un compromiso para desplegar rápidamente la energía eólica marina. Los impulsores de la iniciativa son Bélgica, Colombia, Alemania, Irlanda, Japón, Países Bajos, Noruega, Reino Unido y Estados Unidos.

Por otro lado, los países latinoamericanos han tenido un gran protagonismo durante la jornada, destacando la reunión entre los chavistas Nicolás Maduro y Gustavo Petro. Maduro ha celebrado que los triunfos de Petro en Colombia y más recientemente de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil ayudarán a poner en marcha, junto a "poderosos movimientos ecologistas", mejores políticas de protección de la Amazonía, después de "la devastación de los últimos cuatros años".

Durante el encuentro, Petro ha pedido al FMI que se condone la deuda de los países en dificultades económicas. "No necesitamos que nos regalen el dinero de los presupuestos de los países ricos. Necesitamos que se libere del pago de deuda a muchos de los países pobres, a todos los países en desarrollo, para que ese dinero que hoy va hacia el sector financiero, vaya hacia la acción climática", ha reclamado.

Por su parte, el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, ha afirmado que los debates de la COP 27 "deberán conducir a decisiones sustanciales para evitar la catástrofe climática a la que nos dirigimos", ha escrito el dirigente en Twitter.

Macron, tras regresar ayer de la cumbre, urgió a las industrias francesas a identificar proyectos de reducción de sus emisiones dentro de una colaboración pública-privada para "lograr más inversiones y más rápido" en proyectos de descarbonización. Y adelantó que si las industrias doblan "sus esfuerzos" en descarbonización, el Gobierno haría lo mismo y pasaría el presupuesto dedicado a reducir las emisiones industriales de 5.000 a 10.000 millones de euros, señaló.

La cumbre menos ‘eco’

Egipto es la segunda nación que más CO2 emite del continente africano, solo por detrás de Sudáfrica. Para más inri, el lugar donde se celebra la cumbre se ha convertido en un auténtico emblema del derroche y el descuido de la ecología. Sharm el Sheikh es una ciudad balneario repleta de piscinas, y que cuenta con un gigantesco resort formado por lagunas artificiales, las cuales suman un total de 100 hectáreas de agua cristalina en mitad del desierto. De hecho, la mayor de las 12 balsas que componen el resort ha logrado el récord Guiness a la balsa de agua transparente más grande del mundo. Y para surtir este ingente gasto de agua, la ciudad se vale del empleo de desalinizadoras, que generan un alto impacto ambiental.

Todo esto ocurre en un país que, según ha anunciado este año su presidente, Abdel Fattah Al-Sisi, ha entrado, "oficialmente, en una etapa de pobreza hídrica". Esto quiere decir que los recursos renovables de agua dulce no alcanzan los mil metros cúbicos anuales por persona. Y Egipto apenas cuenta con la mitad de esta cifra.

A todo esto, hay que añadirle que la remota ubicación de la ciudad hace imposible la llegada del público a la cumbre de otra forma que no sea el avión. Y, para colmo, el aeropuerto de Sharm El-Sheik es incapaz de gestionar la ingente llegada de mandatarios y asistentes, por lo que los vuelos internacionales están teniendo que hacer escala en ciudades como Luxor o El Cairo, generando todavía más impacto ambiental. Recordemos que a la cumbre asistirán 40.000 delegados, entre los que se incluyen más de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno que llegarán en 130 aviones presidenciales.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad