Menú

Francia impide a McDonald's y Burger King servir sus productos en cajas de cartón

Cada consumidor podrá llevar un recipiente reutilizable pero el establecimiento puede negarse a usarlo si está sucio o no es adecuado.

Cada consumidor podrá llevar un recipiente reutilizable pero el establecimiento puede negarse a usarlo si está sucio o no es adecuado.
Logo McDonald's | Wikimedia

El Gobierno de Francia ha aprobado una nueva ley, llamada La ley contra los residuos para una economía circular, que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2023. Entres los aspectos más llamativos de esta ley se encuentra el tratamiento que se da a los utensilios de un solo uso utilizados en los restaurantes de comida rápida como McDonald’s o Burger King. A partir del próximo año, estas cadenas de alimentación tendrán que usar recipientes lavables o reutilizables tanto para las bebidas como para las comidas que se sirvan en el local y así ser más sostenibles.

Es decir, que a partir del próximo mes McDonald’s no podrá vender sus míticas patatas fritas en un cono de cartón, sino que deberá hacerlo en un recipiente reutilizable y lavable. Por el momento, la norma señala que es para los pedidos que se vayan a consumir en el local, ya que, si se trata de pedidos a domicilio o para llevar, podrán seguir siendo de un solo uso, al menos por el momento.

Lo cierto es que esto es un paso más, pero no se trata de algo nuevo. Desde el 1 de enero de 2021, cada consumidor puede llevar un recipiente reutilizable a los puntos de venta para recibir allí el producto. Este recipiente debe estar limpio y ser adecuado para el producto adquirido. Aunque, el propio gobierno señala que el consumidor es responsable de la higiene del envase. El establecimiento puede negarse a servir al consumidor si el recipiente está sucio o no es adecuado.

Además, el Ejecutivo también ha regulado en cierta manera los precios, ya que señalan que "los vendedores de comida para llevar deben ofrecer un precio más bajo cuando la bebida se vende en un recipiente reutilizable traído por el consumidor", se lee en la norma francesa.

Por otro lado, en la ley también exige a los comercios minoristas, con una superficie de venta de más de 400 metros cuadrados, la obligación de proporcionar a sus clientes utensilios reutilizables limpios. "Este servicio se ofrecerá de forma gratuita o de pago, en el caso de la venta de productos presentados sin embalaje, por ejemplo, productos frescos", señalan en la norma.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso