Menú

Yolanda Díaz se lía con los parados y los fijos discontinuos: "Ese dato no lo tengo"

Para Yolanda Díaz hasta su llegada al Ministerio de Trabajo se han acumulado medio siglo de fracasos laborales.

Para Yolanda Díaz hasta su llegada al Ministerio de Trabajo se han acumulado medio siglo de fracasos laborales.

Seguimos en la semana de los balances anuales y Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo no podía ser menos (sobre todo desde que está empeñada en lanzar su plataforma "sumar" de cara a las próximas citas electorales). Díaz ha aprovechado las fechas en las que estamos para sacar pecho de su principal proyecto en el Gobierno: la reforma laboral en la que cambió el nombre a los contratos temporales para, por arte de magia, reducir de forma tajante la temporalidad. De nuevo, en su análisis, la drástica reducción de los contratos temporales ha sido su principal titular: "Hoy uno de cada dos contratos en España son indefinidos", insistía una y otra vez cada vez que le hacían una pregunta.

Y precisamente en las preguntas es donde ha vuelto a tener problemas para contestar a los periodistas. Ha sido inevitable recordar este martes, durante su rueda de prensa, aquella que dio junto al ministro Escrivá durante los primeros días de confinamiento y la aprobación de los ERTE de pandemia, una figura que llegó a aglutinar a millones de españoles insertos en este mecanismo. Eran trabajadores en activo que no podían trabajar, pero no eran considerados parados. No era capaz de explicarlo de una manera que fuera comprensible. "Ayúdame José Luis a explicarlo", pedía a su compañero de Consejo de Ministros para tratar de contar por qué cientos de miles de personas que querían trabajar y no podían tampoco eran considerados parados.

Pues bien, este miércoles un periodista, en concreto Miguel Valverde de Expansión, era quien ponía en aprietos a la comunista Díaz: "A ver si podrían decirnos cuántos fijos discontinuos hay en estos momentos en la protección por desempleo y que no están considerados como parados, ¿me explico?", interpelaba el periodista a Díaz. A continuación el diálogo:

Yolanda Díaz: "Es que sólo están en desempleo cuando son inactivos."

Periodista: "Eso es"

Yolanda Díaz: "Lo que podemos decirle, más o menos…. Un fijo discontinuo, Miguel, lo normal es que esté nueve meses trabajando, ¿no? Digo, por poner ejemplos… ehh… emmm, la educación, lo que… ehmmm… sólo están en desempleo cuando están en periodo inactivo igual que en agricultura o en otros sectores"

Periodista: ¿Y cuántos están en esa situación?

Yolanda Díaz: No tenemos ese dato. Lo que tenemos es el número de fijos discontinuos, y como bien sabes tú, igual que en la agricultura, y todas las estadísticas europeas, Eurostat… eeehmm… son contabilizados así en toda Europa.

Periodista. Se lo pregunto porque ese es el dato que está causando polémica, como usted sabe, con los analistas del mercado de trabajo como Fedea, BBVA, etc. Gracias Eh.

Yolanda Díaz: Sí sí, graciñas (sic) Miguel. Aprovecho esta pregunta. Yo creo que esta polémica es bastante artificial y yo les pediría a los analistas que una cosa es la polémica y otra cosa es el rigor y la ciencia. Porque estoy segura que los analistas económicos ortodoxos no disputan Eurostat. Estoy segura que no. Y he dicho ya que ejercer el Trumpismo en las estadísticas españolas es una muy mala práctica democrática, porque hay economistas ortodoxos que han dicho que si se quiere criticar al gobierno critíquesele, pero no por las estadísticas.

En este punto, ya Yolanda Díaz pasó de criticar a los analistas a criticar directamente al PP a quien situaba prácticamente al margen de la constitución y la democracia por criticarla: "Me causa muchísima tristeza que el señor Feijóo no pueda alegrarse por una vez de que en su país lo que no han sido capaces de conseguir durante 44 años da igual quien gobernara, en un año lo hayamos hecho. Y esto es motivo de orgullo." E insistía: "Siento una enorme tristeza por que el PP use el trumpismo, porque en términos democráticos es muy grave."

Finalmente, remataba diciendo: "El peso de los fijos discontinuos en el mercado de trabajo español son ínfimos", para contestar otra pregunta que no le había hecho el periodista sobre el IVA.

Y es que precisamente, la reducción de la temporalidad ha sido el aspecto de su reforma a la que más atención le ha prestado.

En este sentido, también ha sacado pecho de que por primera vez las estadísticas oficiales del ministerio recogen más de 20 millones de ocupados y ha recordado que era uno de los objetivos del Gobierno de Mariano Rajoy. También hablaba de 17,4 millones de asalariados, otro "dato clave" de Díaz. Durante su intervención también ha puesto en valor la mejora en la tasa de desempleo, que se ha reducido este año en dos puntos, hasta el 12,67 %, lo que supone que el número total de personas desempleadas esté "por primera vez desde 2008 por debajo de los 3 millones".

Los ministros de la democracia han fracasado... hasta que llegó ella

Tanto es así, que en España todo el mundo ha fracasado en las políticas laborales salvo ella: ha considerado que esas 52 reformas son la "historia de un fracaso" porque no sirvieron "para cambiar el trabajo en España", al tiempo que ha destacado que ahora, en solo un año, se ha cambiado el paradigma y se ha conseguido revertir las altas tasas de temporalidad y precariedad y dar más protección.

"Algunos dirigentes decían que había que elegir entre el paro o la precariedad", pero "hemos demostrado que esto no es verdad", ha insistido Díaz, quien ha apuntado que esta reforma lo que hace es "recuperar derechos" y es "un ejemplo para el conjunto del mundo".

Pues bien, todos estos datos, sin la realidad sobre los fijos discontinuos inactivos no tiene relevancia, ya que no nos dan una idea clara de la cantidad de personas reales en situación de desempleo. Según los cálculos que elaboró con datos oficiales el exviceconsejero de Economía de la Comunidad de Madrid y profesor de la Universidad Francisco de Vitoria, José María Rotellar, estaría metiendo debajo de la alfombra más de un millón de personas que quieren trabajar y no pueden.

Por último, la ministra ha aprovechado la ocasión para anunciar más medidas: el Gobierno destinará el 22 % de la inversión pública a la creación de empleo juvenil, una medida que llega "de la mano del Fondo Social Europeo" y cuyo importe alcanzará los 3.500 millones de euros hasta 2027 .

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios