Menú

¿Puede Belarra quitarte tu conejo cuando entre en vigor la ley animalista?

El Gobierno prohibirá la tenencia de mascotas exóticas, es decir, todas las que no sean gato, perro o hurón.

El Gobierno prohibirá la tenencia de mascotas exóticas, es decir, todas las que no sean gato, perro o hurón.
Ione Belarra | LD

Los propietarios de animales exóticos están en un sinvivir desde que se dio a conocer el texto del proyecto de la ley de Bienestar Animal, ahora rebautizada como Ley de protección de los derechos y el bienestar de los animales. Y es que todos aquellos cuya mascota no sea un perro, un gato o un hurón tienen motivos sobrados para estar preocupados. Entre sus principales dudas están: ¿Me quitarán mi tortuga cuando la ley entre en vigor? ¿Podré comprar otro conejo para que haga compañía al que ya tengo? ¿Podré regalar un hámster o un periquito a mi hijo?

En primer lugar, podrás tener la mascota que determine el Gobierno según el listado de animales permitidos que elaborará el ministerio de Ione Belarra, lo que se conoce como "listado positivo". Todavía no se ha redactado, pero ya se sabe que va a dejar fuera a todas las tortugas sin excepción, serpientes, arañas, multitud de roedores, los loros, la mayoría de agapornis e incluso los periquitos.

Los criterios que marca la ley para decidir qué animal será aceptado son tan vagos y difusos que prácticamente se puede decir que quedará al criterio del "Comité Científico y Técnico" nombrado ad hoc por el propio ministerio de Belarra.

¿Qué es el listado positivo?

Según dice la ley, en el listado positivo de mascotas permitidas no se incluirán las "especies para las que exista certeza de su carácter invasor en el ámbito territorial del lugar de tenencia o que, en caso de escape y ausencia de control, supongan o puedan suponer un riesgo grave para la conservación de la biodiversidad en dicho ámbito territorial", un criterio por el que incluso podrían prohibirse los gatos, grandes depredadores cuando están en libertad. Solo en Canarias se estima que los gatos han contribuido a la desaparición de hasta 40 especies, según datos del propio Gobierno autonómico.

La ley también establece que "solo se incluirán en el listado positivo de animales de compañía especies de animales que no supongan riesgos para la salud o seguridad de las personas u otros animales, o ningún otro peligro razonable concreto", pero teniendo en cuenta los ataques anuales de perros a humanos en comparación con los efectuados por serpientes domésticas, el criterio también resulta confuso.

Por último, la ley dice que "no se incluirán en el listado positivo de animales de compañía individuos de especies silvestres protegidas, especialmente las incluidas en el régimen de protección especial, tanto en el ámbito estatal como autonómico, o especies silvestres de fauna no presentes de forma natural en España protegidas por el Derecho de la Unión Europea y/o los tratados internacionales ratificados por España". Hasta ahora se podían tener este tipo de animales, siempre y cuando el propietario obtuviese el permiso CITES, un convenio para el comercio internacional avalado por más de 180 países.

¿Me pueden quitar a mi mascota exótica?

Efectivamente. Las autoridades pueden quedarse con tu mascota, incluso aunque lo hayas adquirido antes de la entrada en vigor de la ley. Si tu animal de compañía no está incluido dentro del listado positivo, debes pedir un permiso expreso para quedártelo. En el caso de que no se expida esa autorización, la autoridad competente establecerá las condiciones y destino de los animales, que en ningún caso implicará su sacrificio, según dice la disposición transitoria octava de la ley.

Por lo tanto, el director de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, mintió en Nius Diario cuando aseguró lo siguiente con respecto a los animales exóticos: "En el caso de que lo tengas y entre en vigor la norma, nadie te lo va a quitar. Eso es importante decirlo. Lo único que se plantea es regularizarlo. Es decir, que la administración sepa de su existencia, que esté registrado y que esté esterilizado, para garantizar que no existe cría con ese animal".

También miente con respecto a la obligatoriedad de esterilizar. La ley prohíbe la cría por parte de particulares, pero no obliga a la esterilización de ningún animal, excepto los gatos y todos aquellos que se den en adopción. La gran laguna en este sentido, algo que ni García Torres ni todo el ministerio de Belarra impulsor de la ley han podido solucionar, es cómo van a saber las autoridades si en un domicilio particular hay un hámster sin registrar o sin castrar.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro