Menú

Pere Aragonés hace caja con la inflación: una renta media pagará 527 euros más de IRPF

En cambio, Andalucía y Madrid son las comunidades que mejor han adaptado el impuesto al IPC.

En cambio, Andalucía y Madrid son las comunidades que mejor han adaptado el impuesto al IPC.
Pere Aragonés | EFE

La mayoría de los gobiernos autonómicos han anunciado modificaciones en el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta que pretenden deflactar las tarifas e indexar los umbrales sobre los que se devenga el tributo, descontando de esta forma el impacto de la inflación. Sin embargo, los cambios introducidos no han sido homogéneos y, de hecho, hay algunas regiones que solamente han hecho modificaciones superficiales.

Un informe de la Fundación Civismo aborda la cuestión y mide el desempeño de distintos gobiernos autonómicos en base a casos reales. Así, el documento pone el ejemplo de un trabajador que percibe cerca de 18.000 euros en 2020 y mantiene su poder adquisitivo en 2022, cuando logra una renta de casi 20.000 euros. Para este supuesto, el sueldo nominal ha crecido en un 12%… pero la cuota del IRPF se ha incrementado más de un 21%, al pasar del primer al segundo tramo del gravamen y tener menor renta exenta en la declaración.

Para este supuesto, el estudio al que ha tenido acceso Libre Mercado muestra que la comunidad donde mejor se ha aplicado la deflactación a las rentas bajas es Andalucía, puesto que el contribuyente de dicho umbral de renta acabará pagando 6 euros menos como resultado de las modificaciones aprobadas por el gobierno de Juanma Moreno. También lo han hecho bien La Rioja y Madrid, mientras que los peores resultados son los de Aragón, Asturias o Cataluña. Así, en la comunidad que gobierna Pere Aragonés encontramos que el mismo supuesto se traduciría en un pago de 359 euros adicionales en concepto de IRPF.

También plantea Civismo un cálculo aplicable a las rentas medias, esta vez partiendo de un salario de casi 36.000 euros en 2020 y cerca de 40.000 en 2022. Nuevamente, tenemos un aumento de renta cercano al 12%, pero la cuota autonómica del IRPF se eleva, en promedio, casi un 18%. Es la llamada "progresividad en frío", que aumenta la presión fiscal pese a que el poder adquisitivo sigue siendo el mismo. ,

Andalucía es la comunidad que más ha adaptado sus impuestos, pero incluso en ese caso se daría un repunte de la contribución al fisco autonómico de 426 euros. También destacan para bien Canarias y Madrid. Sin embargo, los peores resultados son los de Extremadura, Aragón y Cataluña. En esta última comunidad, el contribuyentes de renta media pagaría 527 euros por el efecto del IPC sobre el IRPF y la falta de medidas del gobierno autonómico de Pere Aragonés.

¿Y qué hay de las rentas más altas. En este caso, un salario de 80.500 euros que sube a 90.000 euros entre 2020 y 2022 acaba sufriendo un aumento de su cuota de IRPF cercano al 16%. Sin embargo, el tratamiento varía dependiendo de la región. Así, en Madrid se daría el menor aumento, aunque la recaudación obtenida de dicho trabajador subiría en 1.066 euros. En cambio, la Comunidad Valenciana sería la región que menos ha ajustado su IRPF y exigiría 1.127 euros más a ese mismo trabajador.

Por lo tanto, Andalucía ha deflactado con éxito su IRPF autonómico para las rentas bajas y ha practicado un ajuste relativamente satisfactorio, aunque insuficiente, en el caso de las rentas medias. Por su parte, Madrid es una de las comunidades con mejor desempeño en ambas métricas y, además, lidera el cálculo referido a las rentas altas. En cambio, las rentas bajas y medias pagarán mucho más en Aragón o Cataluña, mientras que el efecto de la "progresividad en frío" sobre las rentas altas también resulta especialmente grave en el caso de la Comunidad Valenciana.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro