Menú

Del "IBI de los alimentos" a las odas a Madrid: lo bueno, lo feo y lo malo del debate económico de los candidatos

Reyes Maroto afirmó que Madrid "es el motor de España"... pero gracias "a los fondos europeos" y a la gestión de Pedro Sánchez.

Reyes Maroto afirmó que Madrid "es el motor de España"... pero gracias "a los fondos europeos" y a la gestión de Pedro Sánchez.
La candidata a la alcaldía de Madrid por el PSOE, Reyes Maroto | EFE

Los candidatos al Ayuntamiento de Madrid participaron ayer pasado lunes 22 de mayo en un debate televisado por Telemadrid en el que los aspirantes de PP, Ciudadanos y Vox confrontaron sus propuestas económicas con los primeros espadas de las candidaturas municipales presentadas PSOE, Más Madrid y Podemos.

La izquierda salió en tromba. Rita Maestre defendió "un Ayuntamiento emprendedor (…) que se ocupe de la desigualdad". Reyes Maroto incidió en que "la economía, si no se distribuye, no genera riqueza". Roberto Sotomayor criticó que las políticas de la derecha "precarizan los barrios mientras benefician a los mismos de siempre". El discurso de la izquierda, pues, partía de una máxima clara: la derecha prima a los ricos, la izquierda se ocupa de los pobres.

Frente a ese discurso maniqueo y esa lógica propia de la lucha de clases marxista, los candidatos de la derecha hicieron planteamientos más generales y menos catastrofistas. Begoña Villacís pidió que "dejen de insultar a los vecinos de los barrios ricos", en referencia a la campaña de Sotomayor que ataca sistemáticamente a "los Cayetanos" o a las palabras de Rita Maestre contra "la Milla de Oro", y defendió que Madrid "genera bienestar para todos, viene de registrar el récord de creación de empresas en 2022 con más de 15.000 y ha crecido más de un 7%, muy por encima del resto de España".

Almeida ahondó en la misma línea. El alcalde sacó pecho de su inversión en los nueve distritos del Sur y el Este de Madrid: "con Carmena, se invirtieron 64 millones en 2016, 92 en 2018, 87 en 2017, 110 en 2018… y durante mi gobierno fueron 211 en 2019, 168 en 2020, 181 en 2021, 224 en 2022…". El dato parecía matar el relato.

Ortega Smith se centró en su mensaje a favor de nuevas bajadas de impuestos y defendió durante su intervención las rebajas fiscales, subrayando que "bajar los impuestos trae más actividad económico y empleo. A la larga, eso es más recaudación, de modo que no supone ningún cambio a peor en los servicios. Por eso defendemos que el dinero está mejor en el bolsillo de los ciudadanos". Eso sí: Ortega Smith reprochó a Almeida que "incumpliese el acuerdo de legislatura, en el que se comprometía a bajadas de impuestos que no ejecutó", y culpó al alcalde de haber aumentado un 7% los ingresos tributarios de la corporación madrileña. Como alternativa, defendió bajar el IBI al tipo mínimo, un recorte del 50% en el Impuesto de Circulación o la eliminación de la Plusvalía Municipal en casos de herencia por fallecimiento.

Por su parte, Villacís recordó al PP que "hasta que gobernaba en coalición con Ciudadanos, se dedicaba a subir los impuestos" y pidió rigor al PSOE, "que pide bajar el IBI de los comercios centenarios, lo cual suena muy bien, pero apenas hablamos de 169 negocios, cuando lo que defendemos nosotros es bajarle el IBI a todos los comerciantes madrileños". La representante naranja también propuso eliminar el IIVTNU para los supuestos mortis causa.

Por su parte, cuando Almeida habló de impuestos, lo hizo señalando que su gobierno "los ha bajado en 600 millones, frente a la subida de más de 360 millones que aprobó la izquierda". Comparó los años de gobierno de Carmena, señalando que su gestión "ha reducido la deuda en más de 1.000 millones, pero sin hundir la ejecución de inversiones municipales", como hacía su predecesora.

En respuesta a las críticas de Vox, culpó a Ortega Smith de haber votado contra sus presupuestos y ligó dicho desencuentro a la imposibilidad de haber bajado más la presión fiscal municipal. También reconoció que la deuda municipal subió en 2022, aunque se justificó aludiendo a una cuestión contable que también habría afectado al resto de corporaciones.

Maroto protagonizó un momento sonado, cuando reconoció que "Madrid es el motor de España", pero añadió que era así "gracias a los fondos europeos" y a la gestión del gobierno de España. Asimismo, defendió que la Administración Sánchez "ha bajado los impuestos", refiriendo las bajadas puntuales, selectivas y limitadas que ha decretado ocasionalmente el Ejecutivo nacional... y callando los más de 50 aumentos de la presión fiscal que ha impulsado el presidente socialista. De igual modo, confundió el IVA con el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, al afirmar que Sánchez "bajó el IBI de los alimentos".

Lo bueno... La coincidencia de PP, Cs y Vox en torno a la propuesta de eliminar la plusvalía municipal por motivos mortis causa, una medida irrenunciable de cara a la nueva legislatura.

Lo feo... La insistencia de la izquierda en dibujar Madrid como una ciudad atrasada y mediocre.

Lo malo... Reyes Maroto defendiendo que Sánchez "ha bajado los impuestos" tras protagonizar un aumento sin precedentes de la presión fiscal

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios