Menú

Fiestas de verano: el desconocido y millonario negocio de las orquestas gallegas

En ninguna comunidad tiene tanta fuerza las orquestas como en Galicia, que tiene unos 300 ayuntamientos pero celebra 2.500 fiestas patronales.

En ninguna comunidad tiene tanta fuerza las orquestas como en Galicia, que tiene unos 300 ayuntamientos pero celebra 2.500 fiestas patronales.
Fiestas de Bouzas (Vigo) | Wikimedia

Las fiestas populares programadas a lo largo y ancho de nuestra geografía tienen un coste de casi 450 millones para las arcas públicas, según datos recopilados en 2016 por el portal especializado Gobierno. A esta cifra hay que sumarle los desembolsos que asumen familias y empresas para financiar estas celebraciones, mediante sus contribuciones a las comisiones que organizan los festejos o a través del pago de entradas para acceder a algunos de estos eventos.

Provincia por provincia, los datos son de lo más sorprendente. Este mismo año trascendió que los conciertos, verbenas y demás festividades de la provincia de Salamanca movilizarán casi 8 millones de euros, de acuerdo con los datos que desglosan los presupuestos municipales asignados a este tipo de partidas de gasto.

En los últimos años ha cobrado especial fuerza la programación de conciertos. La palma se la llevan corporaciones como la de Vigo, donde el socialista Abel Caballero ha llegado a gastarse la friolera de 515.000 euros en la contratación de Sting. La corporación también ha desembolsado 288.000 euros para cerrar a Dani Martín o 215.000 euros para cerrar la presencia de Leiva. Algo parecido venía ocurriendo en Valladolid, donde el alcalde saliente, el también socialista Óscar Puente, llegó a pagar 276.000 euros para asegurarse la presencia de Jason Derulo en las fiestas de la localidad pucelana. Pero también hay muchos ejemplos de contrataciones de lujo que involucran al PP. Por ejemplo, el pasado año, la Xunta de Galicia puso 2,5 millones de euros encima de la mesa para cerrar la presencia de Musk en la comunidad atlántica. De igual manera, el gobierno de Torrejón de Ardoz acostumbra a programar fiestas de verano de lo más espléndidas y, sin ir más lejos, se gastó 182.000 euros en un concierto de Malú.

Pero, además de los conciertos, la música del verano está íntimamente relacionada con las verbenas de pueblo y las orquestas que amenizan dichas celebraciones. En ninguna comunidad tiene tanta fuerza este fenómeno como en Galicia, que tiene unos 300 ayuntamientos pero celebra no menos de 2.500 fiestas patronales. En los meses de julio y agosto, las cuatro provincias de la región viven una auténtica explosión de verbenas.

El fenómeno llega a tal punto que hay webs especializadas que jerarquizan la popularidad de las formaciones. El ranking correspondiente al pasado mes de julio sitúa en primera posición a París de Noia, que comparte las primeras posiciones con Panorama, El Combo Dominicano, Los Satélites y Olympus. A estas formaciones se suman otras como Cinema, La Fórmula, Marbella, Capitol o New York. En el "top treinta" aparecen también Finisterre, Gran Parada, Trébol, Panamá, Solara, Los Players o Compostela.

La figura de "Lito"

La contratación de las orquestas suele hacerse a través de las comisiones de fiestas, de modo que el dinero público y el privado se diluyen de manera que hace muy complicado conocer el monto exacto de las contrataciones. Sin embargo, el misterioso caché de las orquestas sale a la luz cada vez que las actuaciones se cierran de forma directa por parte de las corporaciones locales. En el caso de la orquesta París de Noia, este mismo año trascendió su presencia en Griñón por un presupuesto de 22.000 euros, una cifra casi idéntica a los 23.000 euros que pagó San Martín de la Vega para contar con Panorama.

El mundo de la verbena gallega ha vivido décadas de continuo crecimiento bajo la tutela de figuras como Ángel Rodríguez, más conocido como "Lito". El conocido como "Rey de las Orquestas" protagonizó la reconversión de las verbenas con su apuesta por la música de baile, la apuesta por espectáculos vistosos y el destierro de géneros de antaño como el pasodoble. La exitosa trayectoria de "Lito" se vio truncada hace una década, cuando Hacienda le acusó de declarar apenas 4 de los más de 50 millones que supuestamente había percibido en los años 2011 y 2012. Llegó a enfrentar cinco investigaciones judiciales de manera simultánea, pero logró salir indemne de distintos procesos. Atravesaba una situación de salud muy delicada cuando falleció el pasado 2022, tras precipitarse desde un puente a la autopista AP-9.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios