Menú

Los españoles retiran depósitos a ritmo récord: ¿a dónde va su dinero?

Familias y empresas retiran 25.600 millones de euros en depósitos en el último año, la mayor caída desde la pasada crisis de deuda.

Familias y empresas retiran 25.600 millones de euros en depósitos en el último año, la mayor caída desde la pasada crisis de deuda.
Europa Press

La inflación, la escasa rentabilidad que, por el momento, ofrecen las cuentas bancarias y el encarecimiento de las hipotecas explican, en gran medida, la fuerte retirada de depósitos que está experimentando el sistema financiero español en los últimos meses.

Familias y empresas están retirando dinero de los bancos al mayor ritmo desde la crisis de deuda que tuvo lugar en la zona euro entre 2010 y 2014. Los hogares y las empresas han reducido sus depósitos en 25.600 millones de euros en el último año, según datos del Banco de España. El volumen de depósitos se situó en algo más de 1,28 billones de euros el pasado julio, lo que supone una reducción del 2% interanual.

En concreto, los hogares han retirado un total de 12.600 millones en el último año, situando el volumen total en 984.800, mientras que las empresas han sacado otros 13.000 millones, dejando la cifra total en 299.000 millones el pasado julio.

A la vista de los últimos datos disponibles, parte de ese dinero se ha destinado a buscar una mayor rentabilidad de lo que ofrecen los bancos por sus depósitos, cuya remuneración es todavía reducida en comparación con la alta inflación y la histórica subida que han experimentado los tipos de interés.

Las cuentas a la vista de las familias, que es donde se ubica el grueso de su ahorro, apenas rentan una media del 0,12%, si bien las entidades ya ofrecen nuevos depósitos a plazo con tipos del 2,2%, según la estadística del BCE correspondiente a junio. En el caso de las empresas, la rentabilidad oscila ya entre el 0,4% y el 2,75%, respectivamente. Sin embargo, esta mayor rentabilidad es un fenómeno muy reciente. En enero, por ejemplo, los nuevos depósitos de las familias apenas rentaban un 0,7%.

Esta es la razón por la que muchos ahorradores han optado por sacar su dinero del banco para invertirlo en la compra de deuda pública española, donde letras y bonos ofrecen intereses de entre el 3% y el 3,5% anual. Los particulares han atesorado cerca de 15.000 millones de euros en Letras del Tesoro en el último año.

Y algo similar sucede con los fondos de inversión, cuyas suscripciones netas, una vez descontados los reembolsos, suman más de 14.000 millones de euros en lo que va de año, según los datos de Inverco correspondientes al mes de junio.

Asimismo, parte de estas retiradas también se ha destinado a la amortización de hipotecas, como consecuencia de la subida de los tipos de interés, con el Euríbor por encima del 4%. El saldo vivo de hipotecas ronda los 503.000 millones de euros en junio, casi 14.000 millones menos que un año antes.

Esto significa que el ritmo de amortización supera al de contratación. Familias y empresas han tirado de parte de los ahorros depositados en los bancos para reducir deuda y, de este modo, aligerar la subida de las cuotas derivada de los mayores tipos de interés.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso