Menú

Los ministros de Sánchez pasan de coches eléctricos mientras pretenden imponerlo al ciudadano

En agosto apenas se vendieron 1.901 coches eléctricos puros en España (el 3%) frente a los 62.611 vehículos vendidos en total.

Prensa económica: Sánchez utiliza la recaudación récord en el IRPF para premiar a las rentas altas que se compren un coche eléctrico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

En agosto apenas se vendieron 1.901 coches eléctricos puros en España (el 3%) frente a los 62.611 vehículos vendidos en total.
Imagen obtenida automáticamente desde Dailymotion | Dailymotion

Ninguno de los ministros del actual Gobierno en funciones posee un vehículo eléctrico privado, a pesar de que unas de las puntas de lanza políticas e ideológicas de ambos partidos de la coalición es la promoción de la movilidad sostenible’ como se refleja en el Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC). De hecho, la edad media de su parque móvil ronda los 12 años. Sin embargo, los ciudadanos sí sufren las consecuencias de las políticas coercitivas contra la movilidad.

En el borrador de actualización del PNIEC, el Ejecutivo elevó el objetivo de vehículos eléctricos en España en 2030 a 5,5 millones de unidades, mientras que la Ley de Cambio Climático obliga a muchas ciudades a implantar zonas de bajas emisiones (ZBE) con limitaciones al tráfico, por muchas de las cuales no podrían circular los ministros con sus actuales coches particulares.

En este sentido, muchas de esas poblaciones tienen ya implantadas ZBE o áreas con restricciones de circulación, como Madrid360, y, si embargo, los vehículos con etiqueta ECO o CERO escasean entre los ciudadanos. De hecho, el indicador global de electromovilidad para España (que valora la penetración de los vehículos electrificados y la instalación de infraestructuras de recarga de acceso público con respecto a los objetivos europeos de 2030) se sitúa en los 12 puntos sobre 100. En cambio, la media europea, ya se sitúa en 25 puntos, aumentando la brecha entre España y el continente. Además, según los últimos datos de Anfac, en agosto, apenas se vendieron 1.901 coches eléctricos puros frente a los 62.611 vehículos vendidos en total, lo que representa sólo al 3,04% de la cuota de mercado en el mes.

Los coches de los ministros

Yolanda Díaz ha declarado tener un Volkswagen Golf de 2014 y un Volkswagen Tiguan de 2013, ambos con etiqueta C, y, por tanto, no afectados por las restricciones de La Coruña, donde tiene vivienda en propiedad. Mientras tanto, Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, declara un Peugeot 307 del 2007, un Peugeot 5008 del 2011 y un Renault Clio híbrido de 2023, de los cuales sólo el Clio podría moverse sin restricciones por Madrid y Baleares, al tener etiqueta ECO.

Isabel Rodríguez posee un Seat Ibiza de 2006 y un Volkswagen Passat de 2010, aunque no especifica el tipo de combustible de ambos vehículos. Por su parte, Raquel Sánchez declara un Volkswagen Tiguan de 2013, Pilar Alegría un Renault Clio de 2014 y Héctor Gómez un Mercedes GLA de 2017 . Estos son los únicos tres ministros que pueden circular libremente con sus coches privados donde declaran residencias.

Con todo, el coche más contaminante es el de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que declara un Nissan Primera de 23 años de antigüedad sin etiqueta medioambiental. El segundo es el de Margarita Robles, un Hyundai Getz de 2002; y el tercero el de Luis Planas, un Volvo S80 de 2011.

Por su parte, Grande-Marlaska y Félix Bolaños declaran coches del 2015 (un BMW Serie 5 y el segundo un Nissan X-Trail), y Pedro Sánchez declara no tener vehículo en propiedad actualmente.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro