Menú

Competencia ridiculiza a Óscar Puente en su guerra contra Iryo y Ouigo: así se ha beneficiado el consumidor

Los consumidores viajaron más en tren y más barato. Los precios medios han caído un 40% en las rutas donde hay competencia entre tres operadores.

La excusa del 'dumping' o por qué a Óscar Puente le molestan tanto los billetes de tren baratos

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Los consumidores viajaron más en tren y más barato. Los precios medios han caído un 40% en las rutas donde hay competencia entre tres operadores.
Óscar Puente | Archivo

Óscar Puente ha emprendido una guerra contra Iryo y Ouigo. Estas compañías comenzaron a operar en España después de la liberalización de la Alta Velocidad y su principal atractivo son sus precios bajos, lo que ha entusiasmado a los clientes españoles. Sin embargo, el ministro de Transportes no ha recibido con agrado que los ciudadanos paguen menos por viajar.

Durante los últimos meses, Puente ha acusado públicamente a estas compañías de perjudicar a Renfe por la vía de la la "competencia desleal" y el "dumping". Para el socialista, la empresa italiana y la francesa estarían ofreciendo esas económicas tarifas a través de prácticas ilegales, como es la venta a pérdidas, lo que desmiente el último informe de Competencia.

Tal y como señala la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en un informe publicado ayer martes, que Iryo y Ouigo todavía no ganen dinero no significa que practiquen el dumping, sino que, simplemente, a las empresas del sector ferroviario les cuesta mucho obtener beneficios desde el principio. Además, también señalan que los ingresos de estas empresas se asemejan mucho a los de Renfe, por lo que no habría tal agravio.

"Los ingresos de los operadores distaron poco de los que obtuvo Renfe en 2019, y casi todos presentaron resultados negativos. La entrada en el mercado ferroviario es costosa y no pueden esperarse beneficios en los primeros ejercicios, menos aún con la coyuntura desfavorable de las restricciones a la movilidad (pandemia del COVID-19) y los costes de la energía" explica la CNMC.

"Los consumidores viajaron más y más barato"

Este organismo dependiente del Ministerio de Economía destaca que la liberalización ferroviaria de 2019 y que actualmente operen tres empresas bajo cuatro marcas comerciales (Ave y Avlo (Renfe), Ouigo e Iryo) generó un impacto positivo de 578 millones en 2023.

¿Y quiénes han sido los principales beneficiarios de la liberalización? Pues los consumidores. Según los cálculos de la CNMC, "343 millones de euros correspondieron al beneficio que les supuso poder viajar más y más barato gracias a la competencia entre compañías".

Y la liberalización también engordó los ingresos de Adif. Competencia señala también que Adif Alta Velocidad recaudó por cánones en los corredores liberalizados 148 millones más en 2023 (+52 %) que en 2019. El resto (87 millones) correspondió a los mayores ingresos de las compañías con respecto a los ingresos de Renfe cuando operaba en régimen de monopolio. En todo caso, los ingresos conjuntos de los tres operadores no fueron ni un 10% superiores a los ingresos de Renfe en 2019, a pesar de que los servicios aumentaron un 60%. En este sentido, recientemente, Puente usó su cargo como máxima autoridad política que regula el negocio ferroviario en España para amenazar a Ouigo con elevar los cánones que les exige Adif.

Los precios caen un 40%

Así, en 2023, un 42% de los usuarios de los servicios comerciales pudieron elegir entre tres operadores para sus viajes y un 19%, entre dos. Para el 33% restante, Renfe continuó siendo la única opción (10% en alta velocidad y el 23% en larga distancia convencional), señala Competencia.

Otro punto para abrazar la liberalización es que la oferta de plazas se incrementó un 60% y las frecuencias diarias pasaron de 76 por sentido en 2019 a 118 en diciembre de 2023 en los tres corredores liberalizados. "Las empresas adaptaron sus tarifas y ofrecieron servicios básicos muy económicos y tarifas especiales para niños. Los precios medios se redujeron en torno al 40% en las rutas donde la competencia entre tres operadores comenzó en el año 2022" publica la CNMC. El decir, el efecto de la liberalización es la democratización de los viajes en alta velocidad.

Además, en el corredor Sur, donde la entrada de competencia fue más reciente, con dos empresas compitiendo —Renfe e Iryo—, los precios medios se redujeron entre el 10% y el 24% en función de las rutas. Los resultados estuvieron en línea con los de otros países europeos.

Aumenta el número de viajeros

Otra de las conclusiones a las que llega competencia es que, de los 41 millones de viajeros comerciales, 31 millones utilizaron la alta velocidad en 2023 —10 millones más que en 2019—. Las empresas alternativas captaron en total 10,6 millones de pasajeros (26 %): Iryo, el 14,8% y Ouigo, el 11,2%.

La cuota modal del ferrocarril frente al avión en los corredores con competencia aumentó al 85%. Destacó el trayecto Madrid-Barcelona donde ganó 20 puntos porcentuales, hasta el 82%. Supuestamente, en aras de la protección del medioambiente que promulga su partido, Puente debería celebrar el trasvase de viajeros del avión al tren, en este caso, librememente (sin necesidad de subir los impuestos al avión o prohibir los vuelos).

En las rutas donde la competencia se incorporó antes y donde hay tres compañías —Madrid-Barcelona o Madrid-Valencia—, el número de viajeros prácticamente se duplicó: pasó de 11,1 millones a 19,6 millones. Los viajeros del Madrid-Valencia ya son más que los del Madrid-Sevilla, tradicionalmente la segunda ruta en pasajeros de España.

Por el contrario, los servicios de larga distancia convencional perdieron más de 2 millones de pasajeros entre 2019 y 2023, a pesar de las mejoras en la infraestructura.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios