Menú
Autores Invitados

La publicidad online juega sus cartas

La publicidad online puede jugar un papel determinante cuando se trata de resolver el problema de unas empresas que, en su mayoría, siguen sin aprovechar las grandes ventajas de anunciarse por Internet. Carlos Bravo, Director General de Coguan.

La prolongada crisis económica y financiera que estamos sufriendo en nuestro país repercute de forma negativa en todas las empresas y, aparentemente, disminuye sus opciones de promocionarse. Sin embargo, las coyunturas de este tipo abren una serie de oportunidades para los empresarios capaces de aplicar el sentido común y encaminarse en la dirección correcta.

Tampoco hace falta ser un visionario para darse cuenta de que la publicidad online puede jugar un papel determinante cuando se trata de resolver el problema de unas empresas que, en su mayoría, siguen sin aprovechar las grandes ventajas que podrían obtener al anunciarse por Internet.

Los datos demuestran que buena parte de las empresas españolas destina muy poco o nada a la publicidad en la red. En la mayoría de los casos, además, no recurren a esta fórmula publicitaria porque ignoran que es mucho más sencilla, barata y efectiva que la tradicional, lo que equivale a decir que desprecian una oportunidad inmejorable para hacerse más visibles y escalar posiciones en el mercado.

Una magnífica oportunidad

Ningún anunciante debería ignorar que, en estos tiempos de recesión, la publicidad online es una magnífica oportunidad para incrementar sus beneficios con campañas que incluso le permitirán reducir el presupuesto destinado al marketing. La resistencia de ciertos empresarios a apostar por Internet es difícilmente comprensible si se analizan con detenimiento las virtudes de una fórmula publicitaria que aúna menores costes y mayor eficacia.

Crecimiento asegurado

La Interactive Advertising Bureau (IAB), asociación del sector publicitario interactivo, ha destacado que en 2008 se produjo un crecimiento del 26%. También pronostica que los anuncios online supondrán este año el 10% de la cuota publicitaria. La tendencia es muy positiva, pero lo cierto es que todavía nos queda mucho para alcanzar los niveles habituales en los países más avanzados, que se sitúan alrededor del 20%. En este sentido, los expertos dan por sentado que el crecimiento de la publicidad online en España está asegurado y que se producirá a una velocidad superior a la de medios tradicionales como la radio, la prensa o incluso la televisión.

Así, la IAB augura que este mismo año Internet desbancará a la radio y únicamente será superada por la televisión y la prensa. Es evidente que aún estamos lejos de países como el Reino Unido, donde la publicidad online alcanza ya un 19% de la cuota, pero todo apunta que los anunciantes se decantarán cada vez más por este modelo y llegarán a considerarlo una parte esencial de cualquier estrategia.

Lograr notoriedad

Las empresas siempre aspiran a la notoriedad, a ser visibles para continuar vendiendo. En tiempos de crisis lo necesitan más que nunca y, además, invirtiendo menos en publicidad, una consecuencia lógica del descenso en el consumo de servicios y productos. En este contexto, el buen momento que atraviesa la publicidad online en nuestro país constituye una gran oportunidad para las empresas que quieran salvarse, estabilizarse o incluso despegar hacia posiciones más cómodas, provocado también por el nacimiento de nuevos modelos y estrategias diseñadas para atender los intereses específicos de cada anunciante.

He podido comprobar que algunos empresarios todavía no comparten esta opinión y, por efecto de la crisis, reducen su presupuesto en el área publicitaria sin ser conscientes de las graves consecuencias de lo que consideran una estrategia de reducción de costes.

Desde mi punto de vista, se trata de un grave error que la inmensa mayoría de las empresas no deberían permitirse, puesto que la notoriedad es clave para ganar mercado. Cuando tengo la oportunidad de hablar de este tema con algún empresario que todavía tiene dudas, acostumbro a comentarle que la publicidad online es apta para todos los bolsillos.

Y le pongo un ejemplo muy claro: hoy en día, con cien euros se puede llevar a cabo una campaña después de seleccionar la website adecuada a su audiencia en mercados abiertos de compra venta de publicidad. Si le continúa pareciendo complicado o arriesgado, le comento que ya existen algunas empresas que educan a las pymes para que puedan conocer lo efectivas, fáciles y convenientes que pueden ser estas campañas.

Ventaja para las pymes

Mi referencia a las pequeñas y medianas empresas no ha sido casual. Figuran entre los principales perjudicados por la crisis y, por primera vez, pueden tomar el control de su publicidad. Con la actual recesión, las pymes que adquieran una ventaja competitiva sólida tendrán más oportunidades y mayor capacidad para seguir desarrollándose que las que no cuenten con los mismos recursos, que incluso pueden ver amenazada su existencia. De hecho, en plena era de Internet, las pymes que no logren una sólida presencia en la red lo tendrán muy complicado para sobrevivir.

Posición competitiva

Quizá sea necesario incidir de nuevo en las ventajas de la publicidad online: es mucho más barata que la tradicional, asegura una difusión mucho mayor, consigue una mayor segmentación del mercado objetivo y, sobre todo, proporciona datos estadísticos que ayudan a optimizar su campaña, algo esencial para justificar el retorno en la inversión. Renunciar a la presencia virtual equivale a rechazar una posición de privilegio en un mercado dominado por las nuevas tecnologías.

La posición tecnológica de la empresa es inseparable de su posición competitiva y ésta última se vincula a su mayor o menor presencia en Internet. Si una empresa dispone de uno o varios espacios que aseguren la difusión de su producto/servicio y la creación de nuevos canales de venta puede empezar a mirar el futuro con un poco más de optimismo.

Mercado global

Las empresas necesitan optimizar sus recursos para promocionar su negocio. La mejor forma de conseguirlo es diseñar una estrategia publicitaria adaptada a sus necesidades, que ofrezca a los clientes la mayor información posible sobre sus productos y servicios mientras permite a la empresa conocer el perfil de sus consumidores y saber qué buscan en cada momento.

Además de esta interacción, la presencia en la red facilita la actualización de los anuncios, sitúa a la empresa en el mercado global y permite medir la efectividad de la publicidad, logrando una mayor eficiencia en la inversión. Otra de las grandes ventajas es la rapidez, ya que una campaña puede prepararse en cuestión de minutos.

Hay que decidirse

La falta de infraestructura adecuada y el desconocimiento o las suspicacias que todavía provoca Internet en muchas personas siguen siendo una rémora para ampliar el uso de la red. Sin embargo, estoy convencido de que las empresas, y muy especialmente las pymes, acabarán descubriendo los beneficios de apostar por la publicidad online y nos ayudarán a salir de una vez de la cola de los países europeos en el campo de las nuevas tecnologías. La publicidad online juega sus cartas en plena crisis. Los empresarios deben decidir si les interesa la partida.

Carlos Bravo, Director General de Coguan

www.coguan.com

info@coguan.com

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro