Menú

Portugal paraliza el AVE Madrid-Lisboa

El programa de recortes del nuevo Gobierno afecta a la parte lusa de la línea de la que ya se habían adjudicado la mitad de las obras.

LIBRE MERCADO
0

El nuevo Gobierno de Portugal, de tendencia conservadora, ha incluido en su programa, hecho público este martes, la suspensión del proyecto de ferrocarril de alta velocidad con España que uniría Madrid con Lisboa a través de Extremadura, aunque contempla volver a evaluarlo con nuevos costes y calendario. Por cierto, este anuncio llega un día después de que Renfe anunciase la suspensión de la línea Toledo-Cuenca-Albacete por el bajísimo nivel de ocupación. Parece que la austeridad también ha llegado al sistema ferroviario ibérico.

Tal como se había anunciado en la campaña electoral, el programa de gestión del primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, entregado en el Parlamento, señala que el proyecto ferroviario de alta velocidad (AVE) no seguirá adelante, aunque ya se ha adjudicado la mitad de las obras en Portugal.

Según el texto del documento, que será discutido en los próximos días en la Asamblea Legislativa, el futuro ferrocarril, que cuenta con fondos de la UE y en España está muy avanzado, puede ser evaluado de nuevo teniendo en cuenta "nuevas condiciones" y la situación jurídica de los contratos ya firmados.

El programa de recortes

Los conservadores lusos han presentado su programa de Gobierno para los próximos cuatro años, documento que recoge casi una por una las medidas acordadas a cambio del rescate financiero y en el que se anuncian mayores ajustes en su economía. El extenso programa, de 129 páginas, gira en torno a los compromisos firmados por Portugal con las entidades internacionales como contrapartida por su préstamo de 78.000 millones de euros en los próximos tres años, y que incluyen privatizaciones, la reducción del gasto público y el "adelgazamiento" del Estado, entre otras.

"Sin prejuicio del cumplimiento escrupuloso de las medidas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE), el Gobierno será más ambicioso a la hora de concretar el proceso de ajuste de la economía portuguesa, y en particular, de los objetivos y exigencias pactadas", reza el documento.

El programa del Gobierno portugués -que cuenta con mayoría absoluta en el Parlamento gracias a la alianza entre el Partido Social Demócrata y los democristianos del CDS-PP- también prevé una amplia reestructuración de la Administración Pública. Para "reducir sustancialmente el llamado Estado paralelo", en los próximos tres meses se definirán "las opciones de extinción, privatización o de reintegración en la Administración" de fundaciones, institutos y empresas participadas por capital público, incluso a nivel regional y local.

Entre las novedades, destaca la presencia de técnicos del Ministerio de Finanzas y la Administración Pública en cada uno de los once ministerios que conforman el nuevo Ejecutivo para "acompañar y controlar la ejecución del presupuesto". De hecho, los ministros "serán responsables del estricto cumplimiento de los límites presupuestarios" en sus departamentos, de forma que un mayor gasto del previsto a final de año supondrá la reducción del presupuesto del ejercicio siguiente en la misma proporción más una "penalización", informa Efe

Las líneas maestras del nuevo Gabinete para la próxima legislatura responden a lo anunciado por el ahora primer ministro, Pedro Passos Coelho, en plena campaña electoral, cuando propuso reformas que fueran "más allá" de las exigidas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios