Menú

Todas las previsiones económicas del Gobierno para 2011 eran erróneas

El Banco de España prevé un "crecimiento cero" del PIB, lo que complicará reducir la tasa de paro y cumplir con el objetivo de déficit.

Libre Mercado
0

Todas y cada una de las grandes previsiones económicas realizadas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero se han truncado. La situación de la economía española, lejos de confirmar las estimaciones del Ejecutivo en los Presupuestos Generales del Estado, ha empeorado con respecto a la leve recuperación de 2010. Ni se llegará al objetivo de crecimiento, ni a reducir la tasa de paro, ni, previsiblemente, a cumplir el objetivo de déficit.

Crecimiento: ¿1,3%?

Según el último boletín sobre la situación económica del Banco de España, la economía española se vuelve a situar al borde de la recesión. El PIB creció un 0,8% intertrimestral en los primeros tres meses del año, lo que hizo que algunos responsables políticos lanzaran las campanas al vuelo. Luego, entre abril y junio, esta cifra cayó hasta el 0,2%. Ahora, se confirma que en el verano el PIB español prácticamente no se ha movido.

En el resumen de los Presupuestos Generales del Estado presentados por Elena Salgado hace más de un año, se planteaba un crecimiento para 2011 del 1,3% del PIB. Sin embargo, la mayoría de los pronósticos de diferentes instituciones (Funcas, La Caixa, Caja Madrid) no daban credibilidad a estas cifras y ponían en aviso al Ejecutivo de que la economía española adolecía de una ralentización cada vez más pronunciada.

Ninguno de estos analistas preveían una subida que se acercase a la propuesta por el Gobierno. La mayoría de estas instituciones situaban el crecimiento de la economía hispana entre en 0,4-0,6%. A pesar de estas advertencias, Salgado mantenía su palabras a mediados de septiembre asegurando que el PIB en España crecería según lo previsto. Unos días después, la vicepresidenta se dio cuenta que estas previsiones serían difíciles de cumplir.

Ahora, a apenas dos meses para acabar el año, las estimaciones del Banco de España apuntan a que la economía tuvo un crecimiento nulo este verano respecto al trimestre anterior. Con este crecimiento nulo se complica cada vez más el objetivo de déficit del 6% para poder cumplir con la exigencia impuesta por la Unión Europea para 2013.

Paro: ¿19,8%?

Las dramáticas cifras que se conocieron la semana pasada con 4.978.300 de desempleados y una tasa de paro del 21,5% en el segundo trimestre se sitúan muy lejos de la previsión que hacía el Gobierno socialista hace apenas un año en la presentación de los PGE para 2011.

Con ese incremento del PIB que preveía Salgado se suavizaría, según la vicepresidenta, la tasa de paro hasta cerrar el año con un 19,3%. No sólo no se ha cumplido, sino que ha crecido de manera considerable hasta llegar a liderar de nuevo, en este triste ranking, la eurozona. Según la última EPA, el paro en España alcanza al 21,5% de la población activa. Esta creciente cifra del desempleo conlleva un considerable aumento de prestaciones por desempleo y el consiguiente aumento de gasto público que hace que se dispare cada vez más el déficit público. Un círculo vicioso que complica cada vez más la recuperación económica a medio plazo.

Es difícil pensar que la economía española pueda crecer con una tasa de paro que casi dobla la de los países rescatados de la UE. En Grecia, con una crisis mucho más profunda, tienen una tasa de paro del 16,7%. En Portugal se sitúa nueve puntos por debajo de la española con un 12,3%, mientras que en Irlanda e Italia esa cifra se sitúa en el 12,3 y 7,9% respectivamente.

Déficit: ¿6%?

La tercera previsión errónea del Gobierno de Zapatero ha sido la reducción del déficit público para mantener el objetivo marcado por la UE para este año. El Gobierno estableció una previsión para este año del 6%, con el objetivo de llegar al 3% que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento en 2013.

Sin embargo, esa cifra también parece peligrar pues este lunes el Banco de España ha advertido que existen "riesgos" de desviación respecto al objetivo de déficit como consecuencia de la "debilidad" de la recaudación impositiva y la "inercia" del gasto, "principalmente en las comunidades autónomas".

Ya alertó de este incumplimiento el Fondo Monetario Internacional a mediados de septiembre. El organismo, pese a mejorar en una décima su previsión para España en 2011 hasta llegar al 6,1%, considera que no cumplirá con su objetivo de reducir el déficit hasta el 3% en 2013. Por eso, tanto el FMI como el Banco de España consideran que es necesario que el país adopte "medidas adicionales" para lograr cumplir sus objetivos.

El problema no es que la credibilidad del departamento de Elena Salgado quede en entredicho, sino que los Presupuestos Generales del Estado están fundamentados en este pronóstico y el no cumplimiento del mismo podría tener consecuencias devastadoras para la deuda pública española (y más aún en un momento de tanta tensión en los mercados).

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios