Menú
Juan Velarde

La desagradable herencia

Conviene que se conozcan los datos exactos de la herencia que recibe el nuevo Gobierno cuando, dentro de pocos días, le pase el relevo del poder el de Rodríguez Zapatero.

Conviene que se conozcan los datos exactos de la herencia que recibe el nuevo Gobierno cuando, dentro de pocos días, le pase el relevo del poder el de Rodríguez Zapatero.

Conviene que se conozcan los datos exactos de la herencia que recibe el nuevo Gobierno cuando, dentro de pocos días, le pase el relevo del poder el de Rodríguez Zapatero. En The Economist de 10 de diciembre de 2011, lo más selecto de las instituciones financieras mundiales en número de 17, más la Economist Intelligence Unit, nos señalan qué va a suceder el presente 2011 y lo que de ahí se deriva para el 2012 en los trece países económicamente más significativos para los mercados financieros mundiales, uno de los cuales es España. Esto para el PIB, para el IPC y para el saldo por cuenta corriente. Para el año 2011 se prevé cómo España, en este conjunto, va a ver crecer en 2011 su PIB un 0’6%, la misma cifra que Italia y sólo supera en este grupo a la de Japón, que cae un 0’3%. Pero para el 2012, se prevé un descenso en el PIB español del 0’7%. Ningún otro ofrece un panorama peor, salvo Italia, que se considera que va a ver descender su PIB un 1’0%.

Pero esto no va a ir acompañado de un descenso del IPC. Este año 2011, el español aumentará un 3’0%. Nos superarán únicamente Australia, Bélgica y Estados Unidos. Para el 2012 se opina que nuestro IPC será ya más llevadero, un 1’5%, incluso inferior al 1’8% de aumento de la media de la Zona Euro.

Preocupante es lo que sucede con el saldo de la balanza por cuenta corriente. En el año 2008, este déficit español será del 3’8% respecto al PIB. Ningún otro lo tiene tan alto y se pone así de relieve la falta de competitividad de la economía española, un muy serio problema a resolver. Para el 2012 se espera que este déficit respecto al PIB sea del 3’2%. Se bate también aquí la marca de los trece países analizados.

Una síntesis de lo anterior, que es estancamiento productivo seguido de derrumbamiento del PIB, de inflación significativa y de gran déficit en la balanza por cuenta corriente, ¿no es una muestra de la labor hercúlea que le espera al próximo Gobierno Rajoy? ¿Y no es, simultáneamente, un pasivo histórico definitivo para quienes han regido nuestra economía, en el Gobierno de Rodríguez Zapatero, o sea, Solbes, Salgado y Campa, exactamente lo contrario de lo que con énfasis proclamó el 6 de diciembre, como despedida, el presidente de las Cortes, José Bono?

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso