Menú

Bancaja, el detonante de los problemas de Bankia

La mayoría de morosos del grupo procede de Bancaja, cuya fusión con Caja Madrid fue supervisada por el Banco de España.

0

El anuncio del Gobierno de que inyectará hasta 10.000 millones de euros en Bankia a través del fondo de rescate bancario (FROB) ha puesto sobre el tapete la debilidad de la entidad. Pero, ¿de dónde surgen los problemas? Todo apunta a Bancaja. En junio de 2010, a instancias del Banco de España, Caja Madrid y Bancaja -entonces, la segunda y tercera más grandes- se fusionaron, con un volumen de activos de casi 340.000 millones, dando así origen a lo que luego sería BFA-Bankia.

Tras su constitución, el FROB inyectó unos 4.500 millones de euros para ayudar a digerir los activos más problemáticos y reforzar la entidad resultante. Sin embargo, la cuantía aportada ha sido insuficiente a la vista del nuevo plan del Gobierno. Una parte sustancial del problema deriva, precisamente, de Bancaja.

Según fuentes internas de la entidad, parte de los activos de la caja valenciana se valoraron de forma incorrecta, atenuando la realidad de su balance. De hecho, cerca del 80% de los morosos de Bankia proceden de Bancaja, añaden. En este mismo sentido, la mayoría de las provisiones que tuvo que dotar Bankia en 2011 para cubrir sus activos problemáticos derivan, igualmente, de la caja valenciana. Según las cuentas que se enviaron a la CNMV sin auditar, la mora del grupo con el sector promotor era del 28% en 2011, sobre un total de créditos de 37.517 millones.

Este hecho, unido ahora a la necesidad de afrontar un nuevo plan de saneamiento, ha disparado la tensión dentro de Bankia entre los trabajadores y cuadros directivos de Caja Madrid y Bancaja, enfrentados a nivel interno desde hace tiempo, según indican estas mismas fuentes.

La operación de fusión entre ambas entidades fue coordinada y supervisada por el Banco de España. A mediados de 2010, poco antes de que se cumpliera el plazo estipulado por el anterior Gobierno de Zapatero para culminar el proceso de fusiones, Bancaja carecía de una pareja de baile a la que unirse. El Banco de España intermedió para que se fusionara con Caja Madrid. Por encones, Bancaja contaba con una nota crediticia (rating) de BBB (alto riesgo, apenas dos peldaños por encima de bono basura), al igual que la CAM, intervenida el pasado año.

Sobre este asunto, el sindicato de los profesionales de las cajas de ahorros (Fepca) ha denunciado este martes que Bankia es una víctima de la situación económica y patrimonial de Bancaja, "lastre que se ha descubierto recientemente", y ha criticado la indiferencia del Banco de España, "el que impuso en su momento su integración sin las necesarias auditorías que hubieran puesto en evidencia lo que después de dos años se ha manifestado".

Por su parte, el presidente de la Generalidad valenciana, Alberto Fabra, ha manifestado que respeta la decisión de Rodrigo Rato de abandonar la presidencia de Bankia y espera que el peso de Bancaja en el grupo "sea el mismo" si finalmente se aprueban ayudas públicas para la entidad. También ha subrayado que mantener el peso de Bancaja en Bankia posibilitaría tener un sistema financiero "potente" en la Comunidad Valenciana.

El Gobierno trabaja en estos momentos en un plan para sanear el balance de Bankia que podría incluir una inyección adicional de entre 7.000 y 10.000 millones de euros por parte del FROB en forma de bonos contingentes convertibles (CoCos) a un interés del 8%, un instrumento de deuda que se transforma necesariamente en acciones cuando la entidad se queda por debajo de un determinado nivel de solvencia.

Sin embargo, todavía no hay nada cerrado. La fórmula definitiva será abordada este jueves en la Comisión Delegada de Asuntos Económicos que preside Mariano Rajoy. Economía baraja distintas opciones, pero desde el Ejecutivo se asegura que la "decisión es inminente". Una de las medidas que se barajan, y que sería complementaria de la primera, es que el Estado transforme en capital (acciones del grupo) los cerca de 4.500 millones que inyectó el FROB inicialmente en forma de participaciones preferentes. Tampoco se descarta un plan de reestructuración (venta de sucursales, activos y ajustes internos).

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios