Menú

La matriculación de automóviles se hunde y retrocede dos décadas

Las ventas de coches caen a niveles de 1993; casi todas las marcas y segmentos sufren un fuerte descenso.

0

Los expertos suelen utilizar las ventas de vehículos como uno de los mejores indicadores de la situación de la economía de un país. El consumo de determinados bienes (hormigón, electricidad, automóviles,...) muchas veces sirve como indicador adelantado de la coyuntura general. Antes de que salga el PIB o de que se conozcan los datos de contabilidad nacional, estas cifras sirven para que nos hagamos una idea de cómo van las cosas.

No hace falta ser un genio para intuir que la economía española va mal, pero algunos de los datos que conocemos en los últimos días son como para echarse a temblar. Por ejemplo, este lunes se han publicado las cifras de matriculaciones de turismos en el primer semestre de 2012 y hay muy pocos motivos para el optimismo. El sector del automóvil está volviendo a los niveles de hace dos décadas. Concretamente al año 1993, la anterior gran crisis que sufrió el país. En aquel ejercicio, se matricularon en España 775.461 turismos según la DGT; pues bien, en 2012, si la tendencia se mantiene ni siquiera se llegará a esa cifra, que ya fue considerada como desastrosa ese año.

Los datos del primer semestre

Según Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), en los seis primeros meses del año, las matriculaciones de turismos han caído un 8,2% respecto al mismo período de 2011, hasta las 406.070 unidades. La tendencia no para de empeorar, porque el mes de junio se ha agudizado el descenso, con un desplome del 12% y 73.258 matriculaciones. Y en todo esto hay que tener en cuenta que el pasado fue un mal año.

Prácticamente todas las marcas y segmentos de coche han empeorado sus cifras de un año para otro. Wolkswagen se mantiene en cabeza, gracias especialmente al Polo y al Golf; mientras, en lo que respecta a los modelos, son el Renault Megane y el Citröen C4 los superventas. Por tipos de turismo, sólo los micro coches y los todoterrenos pequeño y medianos mejoran algo sus cifras.

En cuanto a la comparativa regional, Madrid, Murcia y Cataluña son las comunidades con unas caídas más moderadas, de entre el 3,8 y el 5,4%. Por su parte, En Canarias y Extremadura, estos seis meses han visto un desplome superior al 20%.

En el análisis por marcas, también se hace sentir el impacto de la crisis. Teniendo en cuenta sólo aquellas enseñas con más de 1.000 unidades vendidas, los dos grandes campeones son Lancia y Land Rover, con subidas del 92 y el 71%, gracias a nuevos y exitosos modelos. Además, es significativo el éxito de Dacia, una marca que se caracteriza por sus bajísimos precios y que ha crecido casi un 16% en lo que va de año.

Veinte años no es nada

Con todos estos datos, algunos dueños de concesionarios empezarán a sentir que, como en el tango, "veinte años no es nada". Porque, aunque parezca increíble, las cifras de ventas de 2012 podrían acabar por debajo de las de 1993. De hecho, si se mantiene la tendencia en el segundo semestre, el sector podría acabar el año en unos números ridículos.

Teniendo en cuenta que la segunda mitad del año suele ser un poco más floja y que la curva descendente se ha intensificado en los últimos meses, podríamos estar hablando de menos de 750.000 unidades vendidas, una cifra que no se recuerda desde comienzos de los ochenta. Por ponerlo en contexto, podríamos destacar que en 1988, se matricularon 1.069.220 turismos, más de 300.000 unidades más, en un país que era mucho más pobre y que tenía 6-7 millones menos de habitantes.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation