Menú

Sí a los bonos de recolocación laboral

Francisco Aranda

Nuestro modelo de Estado del Bienestar tal y como lo conocemos ahora ha muerto. De nada sirve entristecerse. Enterrémoslo y démosle sepultura, pero no perdamos más tiempo con él porque nunca volverá. (Volver)
loboe dijo el día 19 de Agosto de 2012 a las 12:47:12:

@dorotea

Por cierto y al hilo de su comentario respecto a las "concesiones", si desea un ejemplo paradigmático entre los muchos que podrían encontrarse, está el de las ITV (Inspecciones Técnicas de Vehículos).

Salu2.

loboe dijo el día 19 de Agosto de 2012 a las 10:28:46:

@dorotea

Ha tocado usted un asunto que en su momento me interesó y sobre el que ya comenté en alguna ocasión; me refiero a ese de las residencias de ancianos y su escaso reparto y penetración a excepción de las regentadas por grandes empresas.

En este caso, el asunto no se debe a la corrupción -al menos no en el sentido común del término- sino a que el enorme celo de nuestra casta gobernante en pro de bienestar de nuestros mayores, hace que las condiciones "legales" para las referidas residencias sean incluso mayores que las exigidas para un hotel de cinco estrellas y como usted comprenderá, un matrimonio en paro que dispone de una casa grande en la que podría aprovechar dos o tres habitaciones, no puede montar allí un Spa de lujo.

El resultado es que entre exigencias técnicas; de personal de servicio; pitos, flautas, papeles, permisos y demás, estos establecimientos solo pueden ser montados si se dispone de un buen músculo financiero y en consecuencia, su clientela potencial no son pensionistas vulgaris.

Conozco de cerca el tema porque por motivos familiares, llegué a hacer un plan de negocio para uno de estos establecimientos. Pero la conclusión es que no son rentables por falta de mercado (suficientes clientes con la capacidad adquisitiva necesaria) y que las únicas posibilidades de que nuestros mayores sean atendidos son tres:

a) Que seas millonario.

b) Que te aparquen -entierren- en una residencia ilegal, algunas de las cuales y precisamente por la naturaleza de las personas que son capaces de montarlas y explotarlas en régimen de clandestinidad, ofrecen las mismas condiciones que un campo de concentración o una película de horrores.

c) A costa de sus hijos o allegados al estilo antiguo.

No vea usted fantasmas donde no los hay, pero si es creyente, hágale todos los días una súplica a su Dios: que no llegue el día en que su protección dependa de nuestra casta política, ni los Cascos Azules de la ONU.

Salu2.

dorotea dijo el día 18 de Agosto de 2012 a las 22:59:27:

Ah, y la privatización de los servicios en España es una fuente más de saqueo. Tan sencillo como decir que das un cheque para llevar a los niños a las guarderías privadas o a los ancianos a las residencias privadas y luego jugar con los requisitos que tienen que cumplir dichos negocios para que sólo puedan cumplirlos los de las empresas que formen parte de la casta saqueadora. Una solución sería que esas empresas que siempre salen misteriosamente favorecidas no pertenezcan a unas pocas fortunas particulares sino que su propiedad esté muy pero que muy repartida entre muchos particulares de clase media.

dorotea dijo el día 18 de Agosto de 2012 a las 22:18:24:

Vamos a dejarnos de modelo sueco porque el modelo sueco no lo entienden ni los propios suecos. Ahora tienen un presidente que es militar. No tiene más formación ni experiencia profesional que la adquirida en el ejército. ¿Sería posible algo así en España? NO. Cuando tengamos una nación capaz de aceptar algo así. Es decir, cuando tengamos una nación muy por encima de sus circunstanciales agentes políticos, cuando tengamos una ciudadanía que piense en el futuro y castigue a los saqueadores, entonces a lo mejor entendemos como funciona el modelo sueco.

Y dicho eso, 400 euros son una miseria y sólo sirven para subsistir.

loboe dijo el día 17 de Agosto de 2012 a las 19:29:27:

D. Francisco:

Con todos los respetos, creo que usted mismo no sabría explicar qué significa esa frase suya tan biensonante: " Tampoco hay que ponerse al dictado de los mercados, sino de colocar, tanto al Estado como a esos mercados, al servicio de la sociedad organizada".

No se lo voy a explicar porque no hay sitio ni quizás sea el más indicado; pero sí le recordaré que para que sean tales, los "mercados" deben ser libres y per ende, no pueden estar al servicio de nadie ni de nada. Por decírselo de alguna manera y en el sentido en que son el resultado del libre albedrío de miles y miles de personas, son un fenómeno natural como puedan ser la lluvia o el viento.

En fin... ¡Qué pena que todo sea más de lo mismo! No atinamos con el diagnóstico y ya queremos meternos a curanderos. Hace usted un panegírico de la libertad de mercado y del "empoderamiento" de la sociedad civil, pero creo que en el fondo, es usted otro intervencionista de los muchos que tienen la receta para arreglar esto.

Salu2.

1MA dijo el día 17 de Agosto de 2012 a las 19:02:15:

No he visto en mi vida un nivel como el de este medio en general, ni en los artículos ni en los comentarios de algunos de vosotros.

Es como ir a la Universidad.

Amagi24 dijo el día 17 de Agosto de 2012 a las 17:25:43:

En mi opinión no es comparable la “Gran Sociedad” del Sr. Cameron (retórica) con la experiencia sueca (real). Además, no se pueden clonar políticas entre países que tienen puntos de partida y características muy diferentes; por ejemplo, en España el Estado de Bienestar está sustentado básicamente por las clases medias, en Suecia su financiación está más compartida; en Suecia el tamaño del Estado en los últimos años no ha bajado nunca del 51% del PIB (en España sólo durante la crisis ha llegado al 46%), el gasto público en protección social es superior, sus empleados públicos, controlan su política monetaria (tienen su propia moneda), los ciudadanos suecos tienen mayor responsabilidad con lo público, el fraude fiscal es mucho menor, las rentas más altas no se benefician de las bonificaciones y deducciones que hacen que en España existan fraudes para millonarios como las sicav o las grandes multinacionales tributen a un tipo efectivo del 16% mientras que las Pymes con menor facturación lo hagan al 24%, etc.

La “Gran Sociedad” del Sr. Cameron plantea interrogantes; su principal responsable el Sr. Nathanael Wei se retiró del proyecto, la experiencia piloto en Liverpool no llegó a concluir y la creación del Banco de Gran Sociedad no acaba de arrancar (hay que recordar que la “Gran Sociedad” persigue que, además de grupos de voluntarios comunitarios, filántropos y obras de beneficencia, también empresas privadas y contratos de outsourcing se encarguen de los servicios públicos recortados, algunos de ellos subvencionados). La “Gran Sociedad” parece una especie de vuelta actualizada a las antiguas Leyes de pobres aunque es de agradecer que los torys se inspiren más en Edmund Burke que en disparates como el de “la sociedad no existe” que diría la Sra. Thatcher.

Saludos.

AntiMarx dijo el día 17 de Agosto de 2012 a las 14:16:44:

No, señor Aranda. Se equivoca. Y mucho.

Ni Vd. ni nadie sabe mejor que el mercado quién necesita recursos. Los parados de larga duración pueden estar subsistiendo de otras maneras (ayuda familiar, caridad, trabajo no declarado) y no se puede mantener el mal llamado Estado del Bienestar (léase 'Los Fundamentos de la libertad' de Hayek, donde viene el origen de este infecto y manipulador término y la socialista historia del engendro, con colaboradores pseudoliberales en el camino). Ni siquiera reconvirtiéndolo.

Y los controles a quien percibe la ayuda tampoco serían una solución (no lo han sido hasta ahora, porque falta el incentivo de la propiedad de los recursos públicos: deberíamos controlar los contribuyentes, porque es nuestro dinero; pero no podemos, no tenemos tiempo ni potestad).

Lo de los bonos de recolocación con dinero público es otro error. Se daría una picaresca muy hispana del tipo: ¡oye, que si te interesa mi bono para tu academia/centro de formación/... vamos a pachas, al XX%! Estupendo, pero lo pagamos entre todos. Por si fuera poco, nuestro país no tiene un problema de falta sino de exceso de formación. Los españoles están (no me incluyo, pues no se me caen los anillos por labor honrada alguna) muy mal acostumbrados, fruto de una educación (moral) deficiente y de una envidia creciente (si el hijo del vecino tiene carrera, tú dos y además máster).

Como crítica constructiva: deje a la sociedad civil la responsabilidad íntegra de resolver el problema en el que el sector público (fundamentalmente bancos centrales) nos ha metido. No sea escéptico con respecto a nosotros. Aumente aún más su escepticismo con los políticos y amiguetes. Ya resolveremos la cuestión quitando salarios mínimos por ley, permisos retribuidos excesivos sin acuerdo bilateral, limitaciones absurdas sobre cuándo se puede currar y cuándo no, etc. Todo 100% voluntario.

Ya sé que esto es impopular y que ningún político lo apoyará. Pero los intelectuales deben defender lo que es teórica y empíricamente positivo, no lo que es políticamente posible.

Como último consejo, este fin de semana léase 'El liberalismo no es pecado' de Rodríguez Braun y Rallo. Ahí se explica cómo funciona la economía bastante bien y seguro que le ayudará a reflexionar (sobre todo en cuanto a la peligrosa y socialista idea de la 'igualdad de oportunidades' que se puede leer en su propuesta. Verá que lo único importante es la 'igualdad ante la Ley').

Un saludo

1MA dijo el día 17 de Agosto de 2012 a las 11:01:28:

Querido Paco Aranda, me entusiasma cada vez que te leo las cosas que dices, aunque en algunas de ellas creo que andas un poco errado.

Hablas de Estado del Bienestar. ¿Tú has vivido y conoces cómo funciona el llamado Estado del Bienestar en algún país europeo?, estoy seguro de que no.

En Inglaterra, sin ir más lejos, ya que citas a Cameron, ese genio al que le roban la bici por poner la cadena alrededor de un poste de un metro de altura, y que se deja olvidada a su hija en un pub, tienes 2500 libras al año por hijo menor de edad, housing para gente sin recursos, una cantidad de dinero incluso,;no te piden ni la tarjeta de la seguridad social en los hospitales, con medicinas gratuitas en el tratamiento hospitalario. Te dan los libros en las escuelas públicas (malísimas muchas de ellas)...

De todo esto nada hay en España, llamas Estado del Bienestar a servicios imprescindibles para la vida, sanidad y educación, pagados a precio de oro porque el sistema de las autonomías ha duplicado el gasto en términos reales desde que Aznar con el acuerdo del psoe liquidó el originario INSALUD, y generado más de 3 millones de empleados públicos.

Menores de 25 años hay un millón de parados, mayores de 45 dos millones, ahí tienes el problema. Una discriminación por razón de edad que no existe en país occidental alguno, fruto de una patología social en la sociedad española que encoge el alma.

En SAntander UK, te invito a visitar su web, hay infinidad de ofertas, vete a la web de España, verás hasta qué punto cae.

En Uk las empresas contratan cada año a mucha gente, no esperan que lo sepan todo sino que forman a los recién licenciados,(de eso se trata), no piden que sus cajeros sean titulados, de hecho no lo son, y no discriminan.

Cuando Suárez llega al gobierno había menos de un millón de parados, lo deja con dos, actualmente hay casi 6 millones. Algo funciona muy mal en esta sociedad.

Los impuestos están matando a la sociedad española, litro de gasolina 1.40=SMI 600 y pico. Francia 1.50=SMI 1200. Electricidad imposible de pagar. Casta viviendo de las subvenciones en los consejos de administración.

Un régimen de convenios que entierra cada día nuevas empresas.

Un Gobierno de funcionarios que nada tiene que ver con el libre mercado.

Y una discriminación por edad que lleva a los cambios de ciclo con millones de parados. NI siquiera tiene protección penal.

« 1 »