Menú

Los argumentos de Moncloa para "parar los pies" al PSOE sobre las pensiones

El PSOE dejó de aportar más de 14.130 millones al Fondo de Reserva. Además, "puso la seguridad social en déficit, con gastos que no le correspondían".

20
Sáenz de Santamaría, en primer término, con la ministra Báñez | Archivo

El Gobierno cree que el PSOE hace el "ridículo" criticando la decisión de no compensar a los pensionistas por la subida del IPC. Más aún, que no tiene "autoridad moral" para "dar lecciones" a tenor de los informes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que recogen su balance en esta materia. Y son "datos objetivos".

Para empezar, el Ejecutivo pone encima de la mesa que la anterior administración, de la que Alfredo Pérez Rubalcaba fue pilar clave, congeló las pensiones en 2011, y "la mayor parte de la pérdida del poder adquisitivo de este colectivo viene de esa decisión". Según rememoran fuentes gubernamentales, se tomó la medida "en vez de recortar por otro lado, porque eso suponía, por ejemplo, hacer una reforma laboral de verdad".

Se pone también el foco en el agujero herencia de José Luis Rodríguez Zapatero en el Fondo de Reserva. "Dejó de aportar al Fondo más de 14.130 millones de euros de excedentes del sistema en los años 2008 y 2009 para atender otros compromisos de gasto", según los papeles de la Seguridad Social. "Otros compromisos" que, en ningún caso, se tradujo en aspecto alguno relativo a las pensiones, como sí ha ocurrido cada vez que el Gobierno de Mariano Rajoy ha acudido a la caja. "Y esto es casi cinco veces más de lo que lo hemos tenido que utilizar hasta ahora", añaden las fuentes consultadas.

Con estos elementos, el secretario de Estado del ramo, Tomás Burgos, resumió ante los micrófonos de esRadio que el PSOE "puso la seguridad social en déficit, con cargo de gastos que no le correspondían y sin ingresar en el fondo de reserva. Su autoridad moral es bastante escasa, por no decir nula". No hay dinero y es lo acordado con la Unión Europea, se afirma oficiosamente. "El año que viene todas las pensiones van a subir, ninguna se va a congelar y se va a favorecer a los ciudadanos con pensiones más bajas", remachó Burgos.

Efectivamente, el Ejecutivo afirma -visualizando sus cuadros macroeconómicos- que 2013 será mejor año, y que las pensiones volverán a ser una línea roja. Si bien, Gobierno y PP también quisieron hacer una defensa clara de la decisión adoptada, toda vez que no se congelan sino que se revalorizan un 2% a un 74% de los pensionistas -son aquellos que cobran menos de 1.000 euros-, y 1% al cómputo restante.

En Génova reconocen que se incumple una promesa electoral, pero también "que se ha hecho un esfuerzo muy importante, en el momento más duro de la crisis y tapando agujeros", en voz de un miembro de la dirección. De la necesidad de dar la cara se habló largo y tendido en el Comité de Dirección, que llegó a excederse en el tiempo previsto. Tras él, la secretaria general destacó que se han revalorizado "lo que se ha podido", tocándose "lo menos posible" el dinero que el Estado da a los mayores.

María Dolores de Cospedal también puso el acento en desenmascarar al PSOE en este sentido: "Es el único partido que no revalorizó las pensiones en nuestro país. Que ahora diga que el Gobierno se ha desentendido de los pensionistas me parece que es de ser un caradura". No quiso entrar en el ámbito judicial –Rubalcaba amenaza con recurso ante el Tribunal Constitucional-, sino en el político porque "no estamos dispuestos a que el PSOE que nos ha traído hasta aquí nos dé ahora lecciones de nada. Tenemos que pararles los pies", en opinión de un portavoz gubernamental.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco