Menú

Cuatro consejos rápidos para pagar menos impuestos

Optima presenta su Guía práctica para defender su dinero y apunta varias formas relativamente sencillas para protegerse ante el fisco.

0
Optima presenta su Guía práctica para defender su dinero y apunta varias formas relativamente sencillas para protegerse ante el fisco.

El presidente del Gobierno que prometió en campaña que no subiría los impuestos ya ha roto su palabra 27 veces. El trienio 2010-2012 ya ha entrado, por méritos propios, en el libro negro de los contribuyentes españoles. IVA, IRPF, Sociedades...: casi no hay ningún tributo que no se haya incrementado, algunos incluso en varias ocasiones.

Según los cálculos de Optima Financial Planners, un trabajador con un sueldo bruto mensual de 1.570 euros al mes paga 450 euros a la Seguridad Social, 120 euros de IRPF, 84 de IVA y 105 en impuestos especiales. Es decir, con esta nómina (nada excepcional por otra parte) Hacienda se acaba llevando, de una manera u otra el 51% de sus ingresos. ¿Y qué recibe a cambio? Pues no mucho para el 82% de los españoles que cree que los impuestos no se cobran con justicia, el 54% cree que paga muchos impuestos y el 59% piensa que recibe menos del Estado de lo que aporta.

Para ayudar a sus clientes, Optima ha lanzado su Guía Práctica para defender su dinero. En este informe, se incluyen algunos consejos prácticos para que los españoles puedan soportar las turbulencias de los próximos años. Tras las reformas del Gobierno del PP, los españoles "perderán de media unos 220 euros de IRPF y de IVA unos 400 euros. La gente está enfadada y preocupada por la incertidumbre de cara al futuro. Porque el impacto fiscal se va a reproducir en todos los años. La clave es no sólo cómo te va a afectar ahora sino también la proyección a futuro".

Con este punto de partida, César Parro, financial planner, y David García, asesor fiscal, nos ofrecen algunos consejos sencillos con los que casi cualquiera podría ahorrarse unos cuantos impuestos en este año que ahora comienza:

  • Trabajador por cuenta ajena: para este colectivo es muy interesante el tema de las retribuciones en especie. Por ejemplo, el seguro médico hasta 500 euros está exento, están los tickets de comida, el abono transporte hasta los 2.500 euros, etc... Por estos, el trabajador no tributa y, sin embargo, el empresario se los puede deducir. En muchas ocasiones, España se insiste en negociar mucho los salarios y no se tocan las rentas en especie. En UK y EEUU se usan mucho. Cuando te suben el sueldo, también te suben los tramos del IRPF y a veces al final casi no ganas nada. Para los grandes directivos puede ser muy interesante el tema de las rentas irregulares que se cobran a lo largo de varios ejercicios (bonus, stock options,...).
  • Autónomos: lo que tiene que hacer cualquier autónomo es optimizar los gastos y emplear muy bien las amortizaciones y las deducciones. Tienes que ver qué política de gastos es la correcta: tener la sede de tu trabajo en casa para deducirte parte del alquiler, gastos deducibles... En este sentido, hay una tendencia en Europa por la que cada vez hay más autónomos, porque de esta manera tú controlas exactamente tu fiscalidad. Y eso va a llegar a España en algún momento. Para saber si te interesa ser autónomo, la clave es el tipo de gastos que te puedas deducir. Depende mucho de la actividad, porque lo que hay que saber es que un autónomo tiene que pagar IVA y Seguridad Social. Nosotros hacemos comparativas para saber si a una persona le interesa seguir trabajando por cuenta ajena, ser autónomo o incluso constituir una sociedad. Pero, más o menos, si ganas entre 50.000 y 55.000 euros suele ser interesante constituir una sociedad. Con algo menos es más interesante ser autónomo
  • Empresarios: ahora mismo un consejo para muchos empresarios es no repartir el dividendo, esperar estos dos años, si pueden, a ver si realmente la subida del IRPF es temporal.
  • Sucesiones: en este momento, estamos recomendando encarecidamente las donaciones, algo muy importante en todo lo que tiene que ver con las empresas familiares. Es cierto que se paga algo más por donaciones que por sucesiones, pero no se sabe si ambos impuestos van a dejar de estar bonificados en un futuro cercano. Por eso, aunque donaciones sea un poco más elevado, te interesa proteger tu dinero con donaciones, porque si quitan las tarifas (ahora mismo están bonificados casi por el total del patrimonio) voy a pagar más en el momento del fallecimiento. Y las donaciones tienen unas ventajas que la sucesión no lo tiene, porque puedes manejar la situación en vida.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD