Menú

Rajoy eleva un 28% el déficit público del Gobierno central en 2012

El Gobierno central registró un agujero de 40.330 millones de euros, 9.000 millones más que en 2011. Y ello, sin contar el rescate bancario.

21
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy | Archivo

El conjunto de las administraciones públicas registró un déficit total del 9,99% del PIB en 2012, equivalente a 105.000 millones de euros, unos 4.600 millones más que en 2011. Este aumento se debe al rescate público de las cajas de ahorros, ya que una parte muy sustancial de la ayuda financiera concedida por Bruselas, algo más de 34.000 millones de euros, ha servido para cubrir pérdidas y, por tanto, se contabiliza como déficit. Si se descuentan esas ayudas, el déficit público se situó en el 6,74% del PIB, según anunció el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Aunque todavía se desconoce el volumen concreto de ingresos y gastos del conjunto de las administraciones públicas en 2012, Hacienda desveló el pasado miércoles el cierre de ejecución presupuestaria correspondiente a la Administración General del Estado (Gobierno central). En concreto, el agujero fiscal del Ejecutivo, que depende directamente de Mariano Rajoy, se situó en 40.330 millones de euros, lo que equivale al 3,84% del PIB, sin contar las ayudas financieras.

¿Mucho o poco? Hacienda enfatiza en su nota de prensa que el déficit del Gobierno central ha bajado, ya que en 2011 se situó en el 5,14% del PIB. Sin embargo, tanto la Intervención General del Estado (IGAE) como la oficina estadística de la UE (Eurostat) desmienten tal afirmación.

La trampa consiste en que el Gobierno compara dos datos distintos: por un lado, el déficit de 2012 (3,84%), tras efectuar las liquidaciones del sistema de financiación autonómica (lo que las CCAA tienen que devolver o ingresar al Gobierno en función de la evolución real de la recaudación fiscal); y, por otro, el déficit de 2011 (5,14%), pero antes de efectuar dichas liquidaciones autonómicas.

El problema es que esta comparación no es homogénea, por lo que lleva a engaño. Tanto Eurostat como el IGAE toman siempre como referencia el déficit tras efectuar las citadas liquidaciones. De este modo, según los datos oficiales, el agujero fiscal del Gobierno central aumentó en 2012. En concreto, pasó de 31.579 millones de euros en 2011 (2,97% del PIB) a 40.330 millones en 2012 (3,84%). Es decir, el déficit del Estado creció en 8.751 millones bajo el primer ejercicio de Rajoy. Y ello, sin tener en cuenta, en ningún caso, el coste del rescate bancario. En realidad, si se suman las ayudas financieras, el déficit del Estado se duplicó en comparación con 2011.

El agujero es la diferencia existente entre unos gastos no financieros de 166.411 millones de euros (un 1,6% menos que en 2011) y unos ingresos no financieros de 126.081 millones (8,3% menos que en 2011). Así pues, el Gobierno central gastó casi un 32% más de lo que ingresó el pasado año frente al 23% registrado de 2011, y en línea con el 36,4% registrado en 2010. El mayor descuadre fiscal que presentó el Estado durante toda la crisis se produjo en 2009, cuando gastó casi el doble de lo que ingresó.

Otro de los datos más llamativos de la evolución de los ingresos y gastos es que, pese al supuesto ejercicio de austeridad llevado a cabo, el Gobierno central gastó el pasado año 13.484 millones de euros más que en 2007, en plena burbuja económica, mientras que los ingresos han bajado en 39.204 millones de euros. Dicho de otro modo, el Gobierno de Rajoy gastó un 9% más que en 2007, pese a recaudar un 24% menos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios