Menú

"Occidente aún tiene que aprender muchas cosas de China"

Las claves para comprender el gigante asiático, en "El despertar de China", la nueva obra del economista Luis Torras.

12
Las claves para comprender el gigante asiático, en "El despertar de China", la nueva obra del economista Luis Torras.
Juan Rosell, presidente de la CEOE, junto a Luis Torras, autor del libro | Foto: IEE

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) presentaba este miércoles en Madrid, en la sede de la CEOE, el libro El despertar de China. Claves para entender al gigante asiático en el siglo XXI, del economista Luis Torras, editado en la Colección Tablero del IEE. Además del autor, al acto acudieron el presidente de la patronal y prologuista del libro Juan Rosell, el presidente del IEE, José Luis Feito, el subdirector general de Política Comercial del Ministerio de Economía y Competitividad, Eduardo Euba y el consejero político de la Embajada de China, Huang Yazhong.

El libro constituye una reflexión sobre el gigante asiático. Un relato que no sólo habla de la historia del país, de su cultura e instituciones sino que también analiza sus reformas económicas y las cifras que reflejan la expansión económica que ha experimentado en los últimos años. Según el propio Juan Rosell, "el libro da las claves para la comprensión de la China actual y del futuro".

Por otro lado, el autor, Luis Torras, destacó que en España aún nos queda "mucho terreno" que recuperar de inversión en China ya que de cada 300 euros que se invierten en el país asiático, sólo 1 es español. Uno de los motivos que apuntaba Torras para este hecho, es que España es un país de Pymes y microempresas, lo que dificulta el desembarco en China. La parte positiva la constituyen las técnicas y estrategias que comienzan a abrir este mercado también a las empresas con menos recursos. Además, las exportaciones españolas a China representaron en el último ejercicio un 0,45% sobre el total de importaciones chinas. Una cifra inferior a la de Francia o Italia.

Según Torras, la presencia española en China, en las dos últimas décadas, ha pasado de tener media docena de compañías operando allá en 1990, a cerca de 600 que operan en la actualidad. Pese a la creciente relevancia del mercado chino y a su extraordinario potencial, nuestra presencia económica y financiera todavía está lejos de su óptimo, según el autor. Y eso que, según indican todas las proyecciones, se está produciendo un desplazamiento que hace de Oriente, cada vez más, el centro del mundo de los negocios.

Para Torras, es necesario analizar la realidad China en su conjunto y con sus peculiaridades. "En la esfera cultural y política" es donde se sitúa el origen del gran reto que plantea China, decía, hoy convertida en clave de la bóveda para comprender la configuración del nuevo escenario económico global del siglo XXI.

Durante la presentación, el consejero político de la Embajada de China, Huang Yazhong, bromeó sobre que "algunos libros sobre China en España son cuentos chinos", pero no era el caso del libro de Torras, ya que ofrece "puntos de vista" muy importantes para comprender la realidad china. Fundamentalmente, centra la atención en la necesidad de "estudiar China combinando la peculiaridad de China (población, sistema político, estructura geográfica)" con "su evolución económica".

De este modo, conociendo estas peculiaridades, las oportunidades de inversión y negocio se abren para numerosas actividades. Así, hay regiones más centradas en la mano de obra, otras en productos agrarios, otras en tecnología y otras en producción intensiva.

Durante la presentación, Torras destacó que es un error comparar las economías occidentales con la de China porque no es una economía más emergente más, sino "un fenómeno estructural de consecuencias que va más allá de la coyuntura económica del momento". China es una civilización que cuenta con más de 5.000 años de historia, y en los últimos treinta años ha experimentado numerosas reformas económicas orientadas a convertir una economía cerrada y planificada en otra abierta, industrial y de mercado. Añadió que la base sobre la que se sustenta el crecimiento en aquel país es "sustancialmente diferente a la que tenemos en Occidente" y que el reto chino es "inventar, crear nuevas instituciones".

Por otro lado, en declaraciones a Libre Mercado, Torras destacaba no sólo que el Partido Comunista Chino "ni es partido, ni es comunista" sino que en China tiene que surgir, "tienen que inventar un nuevo sistema. No sé si el democrático, u otro", pero necesitarán un nuevo sistema. Entre otros motivos, porque "hasta ahora les ha funcionado y han crecido gracias al "me too", es decir a copiar lo que ha funcionado en otros sitios, pero no han inventado nada". Su crecimiento económico es muy importante, pero las grandes innovaciones siguen llegando de EEUU. Así, según Torras, uno de los retos más importantes que afronta ahora China es lograr un valor añadido, potenciando el talento nacional y mejorándolo en la medida de lo posible. En cambio, de China, los occidentales "deberíamos aprender la visión a largo plazo", en las decisiones políticas y estrategias-país. Algo que en el gigante asiático han sabido manejar desde hace décadas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios