Menú

Metro sin conductor, ¿futuro o realidad?

Una de las líneas de este tipo más modernas es la 4 del Metro de Sao Paulo.

18
Trenes sin conductor

Reducir costes, aumentar la frecuencia de servicios y evitar retrasos ocasionados por las huelgas en el sector son algunos de los factores que se pretenden solventar con los trenes que funcionan sin conductor. Actualmente, hay más de una decena de líneas de metro en en todo el mundo que funcionan sin la necesidad de que ningún trabajador interfiera en esta cuestión.

Desde algunas líneas del metro de Barcelona hasta Sao Paolo, cada vez son más los organismos que apuestan para su transporte público por una colaboración público privada que necesite la menor mano de obra posible para ofrecer este servicio. En Madrid se está contemplando la opción de poner trenes sin conductor en los nuevos desarrollos, como "los que se pueden realizar en caso de venir los Juegos Olímpicos 2020" o "en época de capacidad inversora", según indicó recientemente el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero.

"Es una de las opciones que nos permitiría ahorrar costes y, por tanto, aligerar a los madrileños, que son los que pagan el Metro de Madrid, ya sea de forma directa, con los billetes, o a través de impuestos, la carga tributaria que requiere sostener una empresa como es Metro de Madrid, con 800 millones de subvención todos los años", aseguró Cavero entonces. Hoy en día, existen diferentes fórmulas de automatización para que los trenes no necesiten conductor, estas son las más representativas:

ATO (Automatic Train Operation): el tren circula automáticamente de estación a estación, sin embargo, siempre va un operario en cabina encargado de cerrar las puertas y supervisar la seguridad.

VAL (Vehículo automático ligero): es un sistema de metro sobre neumáticos completamente automático que se utiliza en lugares como Lille o Turín. No necesita conductor. Debido a que la empresa de transportes públicos parisinos era deficitaria y que la masa salarial suponía un 70% de los costes de explotación, apareció el concepto VAL en 1968 con el fin de solucionar estos problemas. Actualmente Siemens ha desarrollado un nuevo sistema de este tipo.

Una de las líneas de este tipo más modernas es la 4 del Metro de Sao Paulo (Brasil). La línea está controlada por un sistema de conducción automática que asegura la seguridad del movimiento de los trenes similar a la línea 14 del metro de París. El proyecto de Brasil está operado bajo la fórmula público-privada. La empresa española Isolux Corsán está participando en las obras de ampliación de la línea y una concesionaria se encarga de gestionar todas las operaciones.

En el caso de Madrid, esta tecnología se podría utilizar en cualquier ampliación de vías. Varias líneas del Metro de Madrid tienen instaurado ya el sistema de protección inteligente CTBC (Comunicated Based Train Control) que permite alcanzar un intervalo de trenes inferior a dos minutos. Para saber si el metro de la capital será igual al de Sao Paulo quizá no hay que esperar tanto.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation