Menú

Los mayores de 50 años recibirán una carta anual para informarles de su futura pensión

Empleo se compromete a informar de forma "clara y comprensible" a más de cuatro millones de personas, para que sepan a qué atenerse.

D. S.
33

El Gobierno informará a los futuros pensionistas de cuánto cobrarán cuando llegue el momento de su jubilación. Así lo ha asegurado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, durante la clausura de unas jornadas sobre el derecho a la información en pensiones. No sólo eso, además, las nóminas incluirán nuevos campos, para que los trabajadores sepan cuánto están cotizando ellos y sus empresarios en su nombre.

El objetivo es hacer más transparente un sistema del que se habla mucho pero del que se conoce poco. Por ejemplo, según un estudio de Mapfre publicado hace un par de años, sólo el 28% de los españoles saben cuánto cobrarán de pensión una vez que se jubilen. De hecho, la mayoría son más bien optimistas y creen que la Seguridad Social les pagará más de lo que en realidad les corresponde. Y claro, luego llega el susto cuando cobran la primera pensión. A partir de ahora, esta situación debería ser la excepción.

El Ministerio de Empleo prevé que las comunicaciones se hagan por correo ordinario y de forma anual. Las comenzarán a recibir, a mediados de 2014, los trabajadores mayores de 50 años, más de cuatro millones de personas. En palabras del Ministerio, el objetivo es que "conozcan de una forma clara y comprensible" sus futuros derechos de jubilación. Y el compromiso del Gobierno es ir ampliando el número de personas a las que se enviará la carta. La idea es que acabe incluyendo no sólo a los mayores de 50 años, sino a "toda persona que acredite al menos cinco años de cotizaciones y/o aportaciones a Seguros o Planes de Pensiones". Ésta es una petición habitual en los últimos años por parte de numerosos expertos. Por ejemplo, el comité que presentó el informe sobre el factor de sostenibilidad también apoyaba que se diera la máxima información posible a los futuros pensionistas.

Eso sí, hay que aclarar que esta comunicación se remitirá "a efectos meramente informativos, sin que origine derechos ni expectativas de derechos a favor del trabajador o de terceros". La información se construirá sobre la hipótesis de que "el interesado continuará cotizando o realizando aportaciones de una forma similar hasta la fecha de la jubilación ordinaria de cada momento".

Cambios en las nóminas

Pero el cambio no se quedará en las pensiones. Los planes del Gobierno implican también modificaciones en las nóminas de todos los trabajadores. Los empleados españoles pagan unas cotizaciones sociales que suponen más de una cuarta parte de su sueldo. Esta realidad está enmascarada, porque la mayor parte (un 23,6%) es "a cuenta del empresario" y sólo un 4,7% es a cuenta del trabajador. Y los costes extra no acaban aquí; también se paga 5,5% y un 1,55% respectivamente en seguro de desempleo, un 0,7% de Formación y un 0,2% para el Fogasa.

Pero sólo la cifra correspondiente a los empleados (ese 4,7% en el caso de las cotizaciones) aparece en las nóminas. Los empresarios siempre han denunciado que no se conocen todos los costes que genera un trabajador. Y el más importante de los que pasan desapercibidos es el de las cotizaciones. A partir del próximo año, habrá que incluirlo, si finalmente el Gobierno aprueba la normativa que está preparando.

Sería un primer paso para mejorar la transparencia y que se generalice la percepción de cuánto cuesta cada trabajador. En España, el coste del trabajo es muy elevado y, sin embargo, esto no se traduce en los salarios. Vamos, que el empresario paga mucho y el empleado recibe poco. La diferencia se escapa en forma de impuestos, cotizaciones o seguro de paro.

Por último, hay que apuntar que la nómina también podría incluir un resumen del uso que se está dando a esas cotizaciones. En estos momentos, muchas prestaciones no contributivas están incluidas dentro del régimen de la Seguridad Social. El Gobierno ya sacó algunas de ellas en 2012. La idea es avanzar en ese camino y que la Seguridad Social sólo pague las contributivas, con el objetivo de mejorar la sostenibilidad del sistema. Pero claro, entonces habrá que pagar las no contributivas vía impuestos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios