Menú

Las CCAA mantienen intacta su 'administración paralela' durante la crisis

Tan sólo han eliminado 68 entes públicos desde enero de 2007, un 3% del total, tras incumplir los planes de ajuste acordados desde 2010.

83

Las comunidades autónomas -excluyendo País Vasco, que no aporta datos- mantenían un total de 2.114 entes a enero de 2013 frente a los 2.182 existentes a principios de 2007, poco antes de que estallara la crisis financiera internacional, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Así pues, a pesar de las enormes dificultades presupuestarias y el supuesto ejercicio de austeridad que ha aplicado el sector público para reducir el déficit, las autonomías tan sólo han eliminado de forma efectiva 68 entes en los últimos seis años, es decir, apenas un 3% de su amplia administración paralela, compuesta por empresas públicas, consorcios, fundaciones, agencias, universidades y todo tipo de organismos dependientes de las CCAA.

Las sociedades mercantiles (576), los consorcios (569) y las fundaciones (516) constituyen casi el 80% de los entes autonómicos aún vigentes. Cataluña acumula el mayor número de entidades, con 435 (20,6% del total), seguida de Andalucía (350) y la Comunidad de Madrid (171), aunque ésta última mantiene una administración paralela casi un 60% inferior a la catalana.

Planes de ajuste incumplidos

Desde 2010, el Gobierno -primero con el PSOE y ahora con el PP- acordó con las autonomías diversos planes de ajuste para reducir de forma significativa dichos entes, con el objetivo de contribuir a la sostenibilidad de las cuentas públicas. Sin embargo, al menos hasta el momento, dichos compromisos han sido incumplidos de forma reiterada por parte de los gobiernos regionales.

En marzo de 2010, con José Luis Rodríguez Zapatero en el poder, las CCAA prometieron eliminar 515 entes antes de 2013. De este modo, el plan inicial para reordenar el sector público autonómico preveía pasar de las 2.362 entidades públicas existentes en julio de 2010 a 1.847 a finales de 2012, lo que implicaba una reducción del 21,8%.

Sin embargo, se han quedado a medias. A fecha de 1 de enero de 2013, tan sólo han eliminado de forma efectiva 248 entidades de las 515 previstas, el 48% del plan inicial, aunque Hacienda matiza que el resto de entidades se encuentra ya en fase de extinción. En todo caso, lo cierto es que las CCAA han incumplido el plazo límite fijado en el plan inicial.

Asimismo, en 2012 y 2013, bajo el mandato de Mariano Rajoy, el Gobierno acordó un nuevo plan con las CCAA para ampliar la reducción inicialmente prevista a 734 entes, hasta situar el total en 1.628 entidades autonómicas, lo que supondría eliminar 31,1% del sector público instrumental vigente a 1 de julio de 2010.

El número de entes sólo baja un 3%

Por el momento, según los últimos datos disponibles, puesto que la reducción neta efectiva asciende a 248, el número de entes autonómicos apenas ha bajado un 10,5% con respecto a julio de 2010. Pero la trampa aquí radica en observar la evolución del sector público autonómico desde 2010, cuando el volumen de entidades alcanzó su máximo histórico (más de 2.400 a principios de ese año).

Por el contrario, es preciso comparar la situación actual con la existente en 2007, antes de que estallara la crisis y justo cuando España se encontraba en el apogeo de la burbuja económica y crediticia. Y, en este sentido, la realidad es que las CCAA han mantenido casi intacta su administración paralela, ya que tan sólo han eliminado 68 entes durante la crisis, una reducción mínima del 3%. Por CCAA, llama la atención la situación de Cataluña, ya que la Generalidad, lejos de reducir entes, ha creado cerca de 30 nuevos organismos entre enero de 2007 y 2013.

De hecho, si se echa la vista más atrás, se observa que las autonomías -excluyendo siempre País Vasco- aún cuentan con 367 entes públicos más que en 2003, de modo que, hoy por hoy, tras más de un lustro de crisis económica y fiscal, el tamaño de su sector público instrumental es un 21% superior al de hace una década, cuando España ya estaba inmersa en la burbuja inmobiliaria que, posteriormente, acabaría por estallar a mediados de 2007.

Entre las regiones más grandes, Cataluña cuenta con 84 entes más que en 2003 (crecimiento del 24%); Andalucía con 49 (16,3% más); Madrid con 27 (19%); Valencia con 28 (25% extra); Baleares con 16 (14,4%); y Aragón con 51 (77,3%). Por el contrario, Galicia y Navarra son las únicas que han reducido entes en la última década (9 y 4, respectivamente), según el último inventario oficial de Hacienda.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation