Menú

Los españoles disparan las solicitudes para vivir en Australia

El número de solicitudes de permiso de trabajo y de visas de estudiantes en Austrialia se han disparado en los últimos años.

25
El número de solicitudes de permiso de trabajo y de visas de estudiantes en Austrialia se han disparado en los últimos años.
La ópera de Sydney en una imagen de archivo | EFE

Libre Mercado publicaba este mismo jueves que los emigrantes españoles que se fueron del país para encontrar un empleo, envían a España más dinero (conocido como "remesas") que los inmigrantes extranjeros en España. Pese a que en los últimos años ha aumentado el éxodo de inmigrantes que regresan a sus países después de ver frustradas sus expectativas laborales en España, este dato da una idea del gran número de españoles que ha decidido emigrar para buscar mejores condiciones laborales, o simplemente trabajo.

Los destinos europeos no son los únicos que buscan los españoles. Entre los países donde ha crecido más la demanda de españoles de visado para trabajar está Australia, y eso que España y Australia no tienen un convenio para poder trabajar legalmente con un visado sin cumplir numerosos requisitos.

Según los datos del propio gobierno australiano en la temporada 2012-2013 (de 31 de mayo a 31 de mayo), el número de visados de estudiante crecía un 27% (681 solicitudes más) que el año anterior. Así en 2011-2012 se concedieron 1.828 visas de estudiantes por 2.519 en 2012-2013.

Por otro lado, el número de visas de residentes temporales crecieron un 46% la temporada 12-13 respecto de la anterior con 251 visas más. En cambio, el número de turistas españoles descendió de 17.301 en la temporada 2011-2012 a los 16.930 de la temporada 2012-2013.

Al margen de estas cifras oficiales, las propias autoridades australianas reconocen a micrófono cerrado que el número de solicitudes de ingreso en el país procedentes de españoles ha crecido mucho en los últimos años.

La situación del mercado laboral australiano es óptima. Es la decimosegunda economía del mundo con una tasa de paro del 5,5% que se mantiene estable desde hace años. Y por tercer año consecutivo ha sido nombrada la nación más feliz del mundo, tras sortear de nuevo el impacto de la crisis financiera internacional. Y es que Australia ha sorteado la recesión durante dos décadas y su economía ha resistido el embate de la crisis financiera global. Tanto es así que la OCDE ha señalado recientemente que la calidad de vida en Austalia es mejor que la que se disfruta en otros países como Suecia, Canadá, Noruega, Suiza, EEUU, Dinamarca, Países Bajos, Islandia y Reino Unido. Todos ellos, países que suelen disputarse los primeros puestos en este ranking.

Precisamente, este estudio habla de por qué Australia se ha convertido en la tierra prometida de tantos españoles en paro. Según la OCDE la renta per cápita, el empleo, la vivienda, la seguridad, la educación, el medioambiente, la salud, la comunidad, el equilibrio entre el trabajo y la vida familiar, etc, obtienen valoraciones muy altas de los propios australianos. El 73% de los ciudadanos de este país en edad activa tienen un trabajo remunerado, frente al 58% de los españoles. Los hogares australianos tienen una renta disponible neta anual de unos 28.884 dólares (22.401 euros) frente a la situación en España: 22.847 dólares (17.719 euros), de acuerdo al informe de la OCDE.

Por si fuera poco, un australiano gana al año un promedio de 43.908 dólares (33.950 euros), una cantidad que se sitúa por encima de la de 34.466 dólares (26.730 euros) de los países industrializados, y además los ciudadanos de esta nación oceánica tienen mayores probabilidades de encontrar un empleo que les satisface. El 73% de la población australiana de entre 15 y 64 años tiene un trabajo remunerado, mientras que en España es el 58%.

Una emigración nada fácil

Antes de viajar a Australia, los inmigrantes españoles deben informarse sobre sus perspectivas laborales y averiguar si el tipo de trabajo que desean realizar exige condiciones o requisitos especiales. Para muchos empleos en Australia, los solicitantes deben poder obtener inscripción o licencia de una autoridad estatal o territorial australiana. Además, deben reunir las condiciones para poder asociarse a un ente profesional o industrial.

Así, la emigración a Australia no es nada fácil ya que nuestro país no cuenta con ningún convenio, ni siquiera parecido al que mantiene nuestro país con el resto de países de la UE. La vía más rápida y fácil para poder establecerse en Australia es que una compañía española -lo más habitual- o local, decida contar con un empleado español y lo "patrocine". Es decir, que sufrague los datos derivados del visado, la inscripción en un ente profesional, además de los cursos y demás requisitos que establecen las normas de inmigración.

En cambio, los permisos de entrada para estudiantes o cursos de idiomas suelen tener mayor aceptación, aunque en ningún caso se permite que un residente en Australia con visado de estudiante trabaje más de 20 horas semanales. Huelga decir que para trabajar a jornada completa, además de patrocinador, es necesario tener un alto nivel de inglés.

En el caso de contratos de prácticas en empresa, en Australia no suelen ser remuneradas y se consiguen a través de empresas especializadas que cobran un canon por las gestiones. Así pues, Australia se ha convertido en un destino muy codiciado por los españoles que buscan un empleo, pero cuyas barreras migratorias resultan harto complicadas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios