Menú

El FMI alerta de las "elevadas deudas" del sector empresarial español

Avisa de que el excesivo endeudamiento de las empresas supone un desafío para los bancos españoles, portugueses e italianos.

Lm/agencias
0
Lagarde, la pasada semana. | Efe

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que la banca española cuenta con provisiones suficientes para hacer frente a un posible deterioro de su cartera de préstamos a empresas en un escenario adverso, según recoge en el primer capitulo de su Informe Global de Estabilidad Financiera (GFSR por sus siglas en inglés).

Según los cálculos del FMI, en el escenario más adverso y asumiendo que las pérdidas por quiebras de empresas españolas supongan un 45% del total de su exposición al sector, el sistema bancario podría enfrentarse a unas pérdidas brutas de 104.000 millones de euros en los próximos dos años.

En opinión del fondo, esta cifra está "totalmente cubierta" con las actuales provisiones de la banca española, que solamente serían insuficientes en caso de el porcentaje de pérdidas por la quiebra de empresas respecto a su exposición total ascienda al 55%.

Según destaca el FMI, tras varias revisiones de la calidad de sus activos y pruebas de estrés, el sector bancario español ha incrementado "significativamente" sus provisiones, especialmente la relativa a su exposición a los sectores inmobiliario y de la construcción.

El GFSR realiza en su última edición una análisis de la exposición a las empresas de los bancos de España, Portugal e Italia, ya que son tres economías de importancia sistémica donde el exceso de deuda empresarial es "considerable" y se cuenta con datos por entidades suficientemente completos para llevar a cabo este ejercicio.

Elevada deuda de empresas

"En las estresadas economías de Italia, Portugal y España, las elevadas deudas del sector empresarial y la fragmentación financiera siguen siendo un desafío. Incluso si la fragmentación financiera se revierte en el medio, el informe estima que persistirá el excesivo endeudamiento", alerta.

Las conclusiones del ejercicio, que asumen un escenario sin mejoras de las condiciones económicas y financieras, más adverso del que se plantea en su informe Perspectivas Económicas Mundiales, indican que algunos bancos de estas economías podrían enfrentarse a considerables pérdidas por su exposición empresarial y podrían necesitar aumentar sus provisiones para hacer frente al posible deterioro de la calidad de los activos de su cartera de préstamos a empresas.

Los peor parados en este ejercicio son los bancos italianos, ya que, a diferencia de los españoles, sus pérdidas ascenderían a 125.000 millones de euros, mientras que sus provisiones son sólo de 53.000 millones. En el caso de Portugal, cuenta con provisiones por valor de 12.000 millones de euros, cuando sus pérdidas serían de 20.000 millones de euros.

El FMI cree que este deterioro puede absorber gran parte de los futuros beneficios de los bancos, y subraya que, pese a los recientes esfuerzos para evaluar la calidad de los activos e impulsar las provisiones y el capital, son "vitales" nuevos esfuerzos para sanear los balances y avanzar hacia una unión bancaria.

Asimismo, añade que estos pasos deberían complementarse con una "amplia evaluación" y una estrategia para hacer frente al excesivo endeudamiento de las compañías no financieras, informa Europa Press.

En la rueda de prensa de presentación del informe GFSR, el director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI, José Viñals, insistió en que este ejercicio únicamente es ilustrativo de la situación del Sur de Europa y es necesario que el Banco Central Europeo (BCE) haga un análisis por entidades.

"Nuestro ejercicio es ilustrativo, nos parece que existe un problema cuyo estudio debe considerarse, pero es el BCE el que debería examinar estos problemas y otros en otros países, y recomendar soluciones específicas a los bancos que puedan no tener provisiones suficientes en caso de estrés", afirmó.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios