Menú

Izquierda Unida tilda de explotador a Juan Roig, dueño de Mercadona

El diputado de IU Alberto Garzón afirma que Juan Roig es rico porque explota a sus trabajadores.

236

La izquierda española vuelve a cargar contra un millonario. En esta ocasión, la ha tocado el turno a Juan Roig, el presidente de Mercadona. Por primera vez, la prestigiosa revista Forbes publicaba este miércoles la lista nacional de grandes fortunas, encabezada por Amancio Ortega, fundador de Inditex (47.600 millones euros), seguido del famoso dueño de la cadena de supermecados, con cerca de 5.800 millones de euros.

Tras conocerse la noticia, Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida (IU), publicaba el siguiente comentario en su cuenta personal en Twitter: "El dueño de Mercadona, que nos invitó a trabajar como chinos, segunda fortuna más grande de España. Todo claro".

Su mensaje es evidente. La fortuna que acumula Roig no se debe a la riqueza que genera su imperio de distribución alimentaria, gracias al buen servicio que ofrece a millones de consumidores en toda España, sino que, muy al contrario, su dinero deriva de la explotación de sus empleados, al apropiarse de parte de su trabajo, tal y como instauró en su día Karl Marx mediante su particular teoría de la plusvalía. Es decir, pura doctrina comunista.

Ante tal comentario, un tuitero preguntó a Garzón: "¿Es malo ser chino?". Y por si aún no había quedado claro, éste respondió lo siguiente: "Si en el contexto significa estar mucho más explotado, usted verá". De hecho, en la mañana de este jueves, el diputado de IU ha continuado argumentando su crítica contra Roig y Mercadona: "Como sabemos, Mercadona mantiene las condiciones laborales por su bondad, aunque quiera que seamos chinos, y no por el derecho laboral".

Una vez más, su frase obtiene la reacción de otro tuitero, al espetarle que la mitad de sus seguidores en las redes sociales "no va a conseguir unas condiciones laborales como las de Mercadona en su vida". Garzón se defiende alegando que "dentro del capitalismo estoy convencido de que no. Fuera de él, estoy convencido de que sí".

Empresa bien valorada por sus trabajadores

No es la primera vez que un gran empresario español es despreciado e incluso vilipendiado por la izquierda, ni mucho menos. El último caso de estas características que saltó a los medios de comunicación se produjo tras la muerte de Rosalía Mera, cofundadora de Inditex y, hasta entonces, la mujer más rica de España, cuando el sindicato CCOO lanzó su particular pésame: otro rico "se morirá tarde o temprano".

En cuanto a Roig, llama la atención que Garzón lo tilde de explotador cuando Mercadona es, precisamente, una de las empresas mejor valoradas por los empleados para trabajar. Así, en 2012, Mercadona fue la segunda compañía mejor valorada, tan sólo superada por, curiosamente, Inditex, y por delante de Repsol, según la octava edición del ranking Merco Personas. Dicho informe destaca, además, que la compañía de Roig se sitúa en el primer puesto de la clasificación en cuanto a Calidad Laboral y Reputación Interna, dos de las tres categorías clave que definen a una empresa como "buena" para trabajar.

El grupo contaba el pasado año con una plantilla total de 74.000 empleados, todos ellos con contrato fijo, multiplicando por seis su plantilla desde 1997 y creando 14.000 puestos durante la crisis. Y a ello cabe sumar el elevado empleo indirecto que genera su actividad a través de sus proveedores, de modo que casi 400.000 personas dependen de una u otra forma de Mercadona.

Fuente: Perpe

Por poner un ejemplo, en Andalucía, gobernada por PSOE e IU, referente de la izquierda y de donde, además, procede Garzón (es diputado por Málaga), se han destruido casi 700.000 empleos durante la crisis, mientras que Mercadona ha creado nuevos puestos de trabajo

Asimismo, la empresa de Roig, consciente de que la productividad de sus empleados es clave para su modelo de negocio, destinó 44 millones de euros a la formación de sus trabajadores en 2012, más de 600 euros de media y un total de 2 millones de horas de formación dentro del horario laboral, según recoge su memoria anual.

Mercadona también se caracteriza por las políticas de conciliación de la vida familiar y laboral, ya que entiende que "cuanto más te implicas en la satisfacción de los trabajadores, más implicados se sienten con el proyecto". Entre otros datos, el 7% de las empleadas decidió ser madre en 2012, pudiendo acogerse a un mes extra de baja maternal, además de los cuatro meses establecidos por ley, y a jornadas reducidas (13.300 trabajadoras) gracias a su flexibilidad de horarios. Algunos establecimientos cuentan incluso con guarderías para sus empleados.

En cuanto al sueldo, Mercadona, líder en su sector, ofrece una remuneración media superior al del resto de sus competidores, y comparte sus beneficios con sus trabajadores a través de una política de retribución variable. En concreto, "prima" a todos los miembros de su plantilla con más de un año de antigüedad y cuya implicación haya permitido alcanzar las metas generales de su compañía y los objetivos específicos de su puesto. Sólo en 2012, Mercadona repartió entre sus trabajadores 240 millones de euros en primas, más otros 23 millones extra para compensar la subida del IRPF que aprobó el Gobierno del PP.

Todos estos datos demuestran que la supuesta explotación que denuncia Garzón no es compartida por sus trabajadores, ya que, según ellos mismos, Mercadona es la segunda empresa más valorada de España para trabajar.

El 'pero' del PNV a Mercadona

Otras de las críticas habituales a este tipo de establecimientos es su presunto impacto negativo sobre el pequeño comercio. En este sentido, el Gobierno vasco acaba de dar la "bienvenida" a Mercadona, ya que pretende abrir 25 supermercados en seis años en el País Vasco. Sin embargo, el PNV advierte de que si surge "algún problema", el Gobierno foral defenderá "los intereses del país". En concreto, los nacionalistas exigen a Mercadona que no perjudique a otros comercios ya implantados, y que busque ubicación en municipios en los que la situación del empleo sea "complicada".

Lo que olvida el PNV es que por cada nuevo establecimiento que abre Mercadona se genera una actividad económica a su alrededor que se traduce en la apertura de otros diez comercios minoristas, cuya actividad no está relacionada con la alimentación, debido a la mayor afluencia de público -sucede algo similar con Ikea y otras grandes cadenas-. A este respecto, las estimaciones de los expertos indican que desde 2002 la apertura de nuevos centros de Mercadona ha generado más de 18.000 puestos de trabajo en pequeñas tiendas de barrio.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ridículo en la recogida de firmas de profesores universitarios por la independencia
    2. Neymar y Cavani casi llegan a las manos por dinero
    3. Ana Rosa Quintana da un toque de atención a Andrea Janeiro
    4. Los separatistas usarán viejos inválidos y niños de pecho como escudos humanos
    5. Las cuatro vías por las que Puigdemont y Junqueras pueden ser destituidos de sus cargos
    0
    comentarios

    Servicios