Menú

La subida del IVA desploma la facturación de las funerarias

Tras varios años sin sentir la crisis, la facturación del sector funerario ha caído un 15% por el incremento del 8% al 21% del IVA el año pasado.

8
Tanatorio M 30 en Madrid | Wikipedia

Con una población cada vez más envejecida y una tasa bruta de mortalidad más o menos estable en los últimos años, al sector funerario español parecía no afectarle la crisis. La pérdida de un ser querido es una de las crisis vitales más difíciles y por la que todos tenemos que pasar en varias ocasiones a lo largo de la vida. Ante esta pérdida, las personas cercanas al fallecido experimentan un duro proceso de duelo en el que, además, tienen que hacerse cargo de varias decisiones muy complicadas, como es el caso de los servicios funerarios.

Decisiones como la incineración o el entierro tradicional, la ceremonia religiosa o laica se producen en momentos muy complicados emocionalmente. Los servicios funerarios tienen una demanda muy estable, por lo que en los últimos años no habían notado como en otros sectores la complicada situación económica que atraviesa el país. Sin embargo, la subida del IVA, aplicada por Cristóbal Montoro en septiembre del año pasado, ha reducido la facturación del sector funerario español un 15%, según Panasef, la patronal de funerarias españolas.

En 2012, el sector funerario asumió el incremento de trece puntos porcentuales del IVA, que pasó del 8% al 21%. Esta subida, según fuentes del sector, se traduce en un aumento del coste de los servicios funerarios de entre "300 y 500 euros" para las familias. "La subida del IVA, unida a la crisis económica, ha supuesto que las empresas funerarias hayan sufrido un descenso en su facturación en torno al 15%", señala a Libre Mercado Juan Vicente Sánchez-Araña, presidente de Panasef. De hecho, según alerta la patronal, el IVA en los servicios funerarios tras la subida de Montoro es mayor que en la mayoría de países de Europa.

Esta bajada en la facturación la están asumiendo las empresas con gran sacrificio. "Como ésta siga siendo la tendencia en los próximos años, creo que nos veremos abocados a tomar medidas de reestructuración de las plantillas", alerta a el presidente de Panasef.

Más servicios de bajo coste

Con la crisis y la caída del poder adquisitivo de los consumidores, los españoles han gastado menos en servicios funerarios este año. Los familiares se han decantado por los servicios denominados de gama baja, es decir, el low cost de los servicios funerarios, según los datos facilitados el pasado viernes por el Grupo Mémora, líder del sector.

Según los datos facilitados por este grupo empresarial, las familias españolas gastaron menos en servicios accesorios, tales como flores, recuerdos o traslados, y pagaron, de media, entre 3.200 y 3.300 euros por funeral, un precio que se ha estabilizado en los dos últimos años.

"Donde antes las familias ponían dos o tres coronas ahora ponen una o reducen su tamaño, y suelen demorarse en arreglar los mármoles", explicaba el vicepresidente del grupo, Eduard Vidal. Por otra parte, y de manera cada vez más frecuente, los españoles se están decantando por incinerar a sus familiares y enterrar sus restos en sus lugares de origen o en el sitio que el fallecido eligió en vida. Con esta nueva tendencia, el familiar se ahorra los costes de transporte y de compra o mantenimiento del nicho.

Mayor incremento de muertes de la década

En 2012, los fallecimientos se incrementaron un 4,6% respecto a 2011, el mayor incremento anual de la década. Este aumento de las defunciones se ha producido de manera generalizada en todas las comunidades autónomas. El pasado año fallecieron en España 405.615 personas, 198.309 mujeres y 207.306 varones, según el INE. Este dato supone un incremento de 16.433 fallecidos respecto a 2011.

Este aumento, según fuentes del sector, se puede atribuir al virus de la gripe que pudo ser el año pasado un poco más fuerte, a las olas de frío o a la tardía entrada del calor esta primavera.

Defunciones por comunidades

Asturias (12,4‰), Castilla y León (11,3‰) y Galicia (11,3‰) fueron las comunidades en las que fallecieron más personas con respecto al total de la población, es decir, en las cuales la tasa bruta de mortalidad fue más elevada. En la parte contraria de la tabla se sitúan las ciudades autónomas de Melilla (5,7‰) y Ceuta (5,8‰), y la Comunidad de Madrid (6,7‰), que han sido los lugares con la tasa bruta de mortalidad más baja. En cuanto a la tasa bruta de mortalidad media en España durante el año 2012 fue del 8,6‰.

Las funerarias no necesitarán licencia

La nueva ley de emprendedores amplía las actividades que quedan exentas de algún tipo de licencia municipal para empezar a operar. Dentro de estas actividades, el Ejecutivo ha incluido al sector funerario. Bastará con una 'declaración responsable' del emprendedor que pretende entrar en el sector para que cualquiera pueda realizar este servicio.

Sin embargo, desde la patronal, aunque respetan la normativa, miran la medida con desconfianza. Sánchez-Araña, presidente de Panasef, asegura a este diario que "todas estas medidas son buenas, la competencia es positiva, pero el sector funerario es muy particular y necesita un exhaustivo control sanitario".

Sánchez-Araña dice que, pese a que no se oponen a esta liberalización, "con una simple declaración responsable" no se puede garantizar que un empresario cumpla toda la normativa en materia sanitaria que tiene, por ejemplo, el transporte de difuntos. Al sector, esta apertura le genera "un poco de temor", ya que si no se controla el tema sanitario en un sector tan delicado se puede producir un gran "peligro". "Si el Gobierno no se toma en serio la seguridad sanitaria, mal vamos", dice Sánchez-Araña.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation