Menú

Chinos y rusos, los turistas rentables que España no sabe atraer

La factura media de las compras de los ciudadanos chinos alcanza los 1.449 euros.

54
La factura media de las compras de los ciudadanos chinos alcanza los 1.449 euros.
El ticket medio de las compras de los chinos alcanza los 1.449 euros I Corbis.

Un 44% del total de las compras del mundo se realiza en Europa. Las siete maravillas del shopping del Viejo Continente son Londres, Paris, Viena, Milán, Múnich, Barcelona y Madrid. Los turistas que más gastan son los extracomunitarios, cuatro veces más que los de la Unión Europea (UE), pero España no es su destino favorito para comprar. Y es que los turistas de fuera de la UE se dejan en España sólo el 8% del total del pastel de las compras de Europa.

¿Por qué no consideran a España un buen destino para sus compras? La consultora Global Blue ha presentado este miércoles un estudio en el que se desprende que España no sabe atraer a un turismo rentable y en el que se dan algunas soluciones para que Madrid y Barcelona puedan ampliar la cuota que les corresponde de esta clientela potencial.

Según los expertos, España no orienta sus políticas de turismo hacia la captación de aquellos visitantes de más alto valor, como son los procedentes del continente asiático, sino hacia aquellos de países europeos, como ingleses y alemanes, que también están sufriendo la crisis económica. La influencia de este tipo de turistas es tan significativa para el comercio que, a pesar de que sólo el 10% de ellos son extracomunitarios, suponen el 80% de la facturación de las tiendas de lujo de Madrid y Barcelona.

Los turistas no comunitarios no sólo están dispuestos a gastar más que los europeos, sino que también invierten más tiempo en sus estancias. En concreto, las vacaciones de un viajero europeo son de 4 días de media, mientras que uno no comunitario emplea más de 15 días.

¿Quiénes son los turistas que más gastan?

Los rusos y los chinos son los clientes potenciales. Según el informe, los turistas chinos representan el 26% de la facturación del mercado mundial, porcentaje que se eleva hasta el 46% si nos centramos en las siete ciudades europeas. Le siguen los turistas rusos que concentran el 17% de las operaciones mundiales y el 23% de las europeas. El ticket medio de las compras de los ciudadanos chinos alcanza los 1.449 euros, es el más elevado del mundo, mientras que el de los rusos es de 682 euros. A pesar de que realizan menos operaciones de compra, el gasto de los turistas de Hong Kong, Tailandia o Indonesia también es muy representativo.

Los expertos insisten en que España debe concienciarse de que China y Rusia son una mercado estratégico para el sector turístico y de que centrarse en la restauración, "aunque suene duro", es menos rentable. Para poder tratar con este tipo de clientela, el country manager de Global Blue, Luis Llorca, ha desvelado algunos consejos que deberán tener en cuenta los comerciantes:

Rusos:

  • Valoran mucho que les atiendan en un perfecto ruso.
  • Les gustan los objetos llamativos, que se note que son caros.
  • Prefieren comprar solos o con poca compañía.
  • No aguantan que los dependientes les agobien ni les persigan por las tiendas.
  • Su calendario laboral y escolar se rige por el calendario ortodoxo.
  • Buscan sol y playa.

Chinos:

  • Les gusta buscar rebajas, siempre intentan negociar el precio.
  • No compran compulsivamente, ya tienen en la cabeza lo que van a comprar.
  • Compran en grupos y siempre hay un líder, síguele.
  • Su estética no tiene nada que ver con su poder adquisitivo.
  • No miran a los ojos al dependiente ni les gusta que él lo haga.
  • Tienen menos días de vacaciones y no les gusta venir en verano porque hace demasiado calor.

¿Qué deben hacer para atraerlos?

Madrid y Barcelona concentran el mayor número de las compras de turistas no comunitarios de España. Barcelona acoge el 48% del total de las ventas y Madrid el 31%, debido a la caída de turistas que sufrió la capital el pasado mes de agosto. Los expertos señalan que la pérdida de poder adquisitivo de los turistas de Japón y Brasil (potenciales de Madrid) es una de las causas que explican su deterioro.

Para Global Blue, lo primero que deben hacer ambas ciudades es concienciarse de que a este tipo de turistas le gusta ir de compras en sus vacaciones. "Si le preguntáramos a algún madrileño o barcelonés por los motivos por los que visitar su ciudad nos dirían muchísimos motivos antes que por sus tiendas y no es que sean de menor nivel que las de París o Londres", ha dicho Llorca.

El experto denuncia que la lentitud de los trámites para conseguir un visado influye en que los ciudadanos chinos eviten venir de compras a España. "Debería aplicárseles el mismo modelo de tramitación que a los rusos", reclama. El visado ruso les permite entrar en España las veces que quieran durante dos años, "esa iniciativa tuvo como consecuencia el aumento de las compras un 183% de los turistas rusos" dice Llorca. "Para entrar en nuestro país muchos chinos lo hacen desde Alemania que sí les facilita los visados y eso hace que ellos se dejen allí el dinero que podría dejarse aquí".

Para el portavoz las conexiones aéreas de Madrid y Barcelona con estos países también son deficitarias. "Barcelona necesita una conexión directa con China" dice. "Madrid tiene Sao Paulo-Madrid-Pekin pero debería ampliar sus conexiones", añade.

De esta forma, Global Blue estima que el sector del retail en España podría incrementar sus ventas hasta un 15% anual, sin necesidad de poner en marcha medidas "superinnovadoras" sino tan sólo replicando lo que otros países ya hacen. "Ahora es el momento. España tiene una oportunidad de posicionarse, más allá del turismo de sol y playa’ como destino de shopping y debe hacerlo", ha concluido Llorca.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios