Menú

España cierra 2013 con el mejor dato de paro y empleo de toda la crisis

El pasado año cierra con 147.385 parados menos que en 2012, y la destrucción laboral se reduce a 85.041 empleos. Los mejores datos de la crisis.

87
Fátima Báñez, ministra de Empleo, en una imagen de archivo | EFE

España ha registrado en 2013 el mejor ejercicio en materia laboral desde que comenzó la crisis económica en 2007 gracias a la positiva tendencia que se viene observando desde mediados de 2012, cuando la reforma laboral entró plenamente en vigor. Los datos son elocuentes. Por un lado, el paro registrado en el cómputo global del año cae por primera vez desde 2006 y, por otro, el empleo registra su mejor evolución desde 2007.

En concreto, el paro oficial registrado en el antiguo Inem cerró 2013 con un total de 4.701.338 desempleados, 147.385 menos que en 2012, lo que implica una caída interanual del 3,04%. Es la primera vez que se produce una bajada de estas características desde 2006, cuando el número de desempleados se redujo en cerca de 80.000 personas.

La bajada del desempleo en 2013 contrasta con las subidas experimentadas en los últimos seis años, coincidentes con el periodo de crisis. En 2012, 2011 y 2010 el paro aumentó en 426.364, 322.286 y 176.470 personas, respectivamente, mientras que en 2007, 2008 y 2009 las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 106.674, 999.416 y 794.640 parados más. El de 2013 ha sido, además, el mayor descenso anual del paro desde 1999, cuando el antiguo Inem registró 205.277 desempleados menos.

Asimismo, en términos desestacionalizados, es decir, eliminando las fluctuaciones coyunturales propias del calendario, el desempleo se ha situado en un total de 4.727.814 parados en 2013, lo que supone 148.700 menos que al cierre de 2012.

Además, 2013 arrojó en diciembre una caída histórica del paro, tras descender en 107.570 desempleados respecto a noviembre (-2,24% intermensual), la mayor caída en este mes dentro de la serie histórica, que arranca en 1996, una bajada muy superior a la registrada en diciembre de 2012 (-59.094 parados) y, en todo caso, la segunda más elevada en cualquier mes.

El retroceso del paro en diciembre, el más acusado en este mes dentro de la serie histórica, supone el segundo descenso mensual consecutivo del paro tras la bajada en 2.475 desempleados registrada en noviembre. En términos desestacionalizados, el paro cayó en diciembre en 57.645 personas, "la mayor disminución de toda la serie histórica", según ha destacado la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo.

Por sectores, el paro sólo subió en 2013 en la agricultura, con 12.188 desempleados más (+6,5%), y bajó en el resto, principalmente en la construcción, que perdió 103.135 parados (-13,6%) y la industria, con 34.101 desempleados menos (-6,3%). Los servicios, por su parte, registraron 21.729 parados menos (-0,7%) y el colectivo sin empleo anterior bajó su cifra de desempleados en 608 personas (-0,17%).

Entre los extranjeros, el paro bajó en 2013 un 9,2%, con 56.322 desempleados menos. En total, los inmigrantes en paro sumaban al finalizar el año 555.728 desempleados; por edades, el descenso del desempleo en 2013 fue mayor, cuantitativamente, en los mayores de 25 años, con 103.334 parados menos (-2,3%), mientras que entre los menores de 25 años el desempleo bajó en 44.051 personas en el conjunto del año, un 9,6% menos.

En 2013, el paro aumentó sólo en dos comunidades autónomas: Cantabria, con 607 parados más, y Aragón, que registró 311 desempleados más. En el resto de regiones, el paro bajó respecto a 2012. Los descensos anuales del desempleo los encabezan Andalucía, con 50.182 desempleados menos, Comunidad Valenciana (-22.375 parados), y Cataluña (-22.084 desempleados). Los menores retrocesos los registraron La Rioja y Navarra, con 553 y 456 parados menos en 2013, respectivamente.

En cuanto a la contratación, en 2013 se registraron en el Inem un total de 14.792.614 contratos, un 3,9% más que en 2012. De ellos, sólo el 7,67%, es decir, 1.134.949 contratos, fueron de carácter indefinido, con un descenso del 20,8% respecto a 2012. El resto de contratos, 13.657.665, fueron temporales, con un crecimiento del 6,6% (casi 850.000 contratos más) en relación al ejercicio anterior.

La menor destrucción de empleo de la crisis

En cuanto al empleo, 2013 también arroja la menor destrucción laboral de toda la crisis. En concreto, el volumen medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 16.357.640 ocupados al finalizar el ejercicio, 85.041 menos que al finalizar 2012, lo cual se traduce en un descenso del 0,5% interanual.

La pérdida de cotizantes en 2013 es inferior a las caídas registradas en 2012, 2011, 2010 y 2009, cuando el sistema experimentó descensos de 787.240, 355.060, 218,857 y 727.473 afiliados, respectivamente. En 2008, el peor año del sistema, se perdieron 841.465 cotizantes. De este modo, la Seguridad Social registró en 2013 su mejor año, en términos de afiliación, desde que empezó la crisis. En términos desestacionalizados, la afiliación cerró 2013 rozando los 16.338.000 ocupados, 84.900 menos que en 2012.

En diciembre, la Seguridad Social registró 64.097 cotizantes más que el pasado noviembre (+0,4%), su mayor incremento en este mes dentro de la serie histórica comparable. "El mejor diciembre desde 2001 no es un hecho casual, sino que responde a un conjunto de circunstancias que mueven a la confianza. En esta confianza los datos acompañan a los deseos. No es sólo el primer diciembre de la recuperación, sino que ésta apunta a una firmeza destacable", ha resaltado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.

El Régimen de Autónomos (RETA) fue el único que logró sumar afiliados en el conjunto del año, al registrar 25.689 afiliados más que en 2012 (+0,85%). Dentro del Régimen General, la evolución de la afiliación durante 2013 fue dispar. En el lado de los repuntes, los más significativos se los anotaron educación y hostelería, con 31.897 y 21.777 cotizantes más que a cierre de 2012 (+4,5% y 2,4%, respectivamente).

La Administración Pública, por su parte, ganó 8.462 cotizantes en 2013, un 0,8% respecto al año anterior. Entre los descensos, el mayor fue el de la construcción, que perdió 62.586 afiliados en 2013 (-9,2%), seguido de la industria manufacturera, con 37.728 cotizantes menos (-2,3%); y del comercio, que perdió 32.426 cotizantes (-1,5%). Por su parte, la afiliación media de trabajadores extranjeros bajó en 2013 en 102.545 personas (-6,2%), hasta un total de 1.543.306 ocupados.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco