Menú

El Gobierno facilitará la reestructuración de la deuda de las empresas en problemas

El texto preparado por el Ministerio de Economía avala los acuerdos de refinanciación suscritos por el 51% de los acreedores.

0

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el Anteproyecto de Ley para el fomento de la financiación empresarial para evitar la quiebra de empresas. Ahora, el Ministerio de Economía ha redactado de urgencia un Real Decreto-Ley de medidas de Refinanciación y Reestructuración de deuda comercial que facilitará quitas y esperas en los préstamos de las empresas, así como la capitalización del crédito. Todo apunta a que el texto se aprobará en el Consejo de Ministros de mañana.

Entre las novedades más llamativas del texto se encuentra que el propietario de una empresa en preconcurso se podrá ver obligado a aceptar acuerdos de refinanciación hechos a medida de sus acreedores, implicando quitas o conversiones en capital a cambio de la titularidad empresarial. Según explica el diario el Economista, con la normativa "las empresas dejarán de ser libres para decidir si prefieren liquidar la sociedad".

Los empresarios que se nieguen a la capitalización de créditos "frustrando la consecución del acuerdo de refinanciación, incurrirán en presunción de dolo o culpa grave, salvo que presenten prueba en contrario", dice el documento, que añade que los deudores tendrán que responder con su patrimonio si se niegan a la refinanciación. A continuación, el resto de puntos clave que ya han salido a la luz:

  • Quitas y esperas: el texto avala acuerdos de refinanciación suscritos por el 51% de los acreedores para esperas de hasta 10 años. Con el acuerdo del 75% de la masa acreedora se podrán pactar quitas o capitalización del crédito.
  • Negociación individual: los acuerdos alcanzados no tienen la necesidad de alcanzar una mayoría de las tres quintas partes de la deuda, lo que permitirá la negociación directa del deudor con uno o más acreedores.
  • Fondos buitre: tendrán la misma consideración que los acreedores bancarios.
  • No habrá experto en el proceso: suprime la exigencia de contar con un experto independiente en los procesos de refinanciación.
  • Menos provisiones: el Decreto le da un mes al Banco de España para que a los créditos refinanciados de la banca no se les exija provisiones y pasen a ser considerados créditos ordinarios.
  • Ejecución judicial: Estar inmerso en el proceso podrá suspender, durante el plazo previsto, las ejecuciones judiciales de bienes necesarios para la continuidad de la actividad.

Además, el Gobierno creará un fondo de capital riesgo de unos 30.000 millones de euros al que trasladarán los bancos las deudas de las empresas que refinancian, en aras de "acelerar la recuperación del tejido industrial del país y favorecer el proceso de reajuste de las empresas a sus capacidades financieras reales", recoge Expansión.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD