Menú

Cañete confirma que el Estado entrará en Deoleo a través de la Sepi

CVC adquirió el 21,33% del capital que estaba en manos de Bankia y BMN. Tras una ampliación de capital, su participación se elevará al 29,99%.

Libre Mercado
10
El Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete I EFE.

El Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, quiere blindar a toda costa la españolidad de Deoleo. Primero, convenció a Caixabank y a Kutxabank para que no vendan sus participaciones y como eso no parece ser suficiente, ahora, va a entrar en escena la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

El fondo británico CVC compró ayer jueves el 21,33% del capital de la aceitera en poder de Bankia y BMN a un precio de 0,38 euros por acción. A este porcentaje, habrá que sumarle el 8,7% que adquirirá en una posterior ampliación de capital de unos 50 millones de euros a la que sólo acudirá el fondo, ya que es capital con derecho de suscripción preferente. Tras esta operación, su posición en el grupo alcanzará el 29,99%. Entonces, lanzará una OPA por el 100% de la compañía para que todos los propietarios puedan acudir. Lo hará a 0,38 euros por acción, un 10% menos del cierre de ayer de la empresa (0,425 euros).

El ministro ha recordado que, pese a la llegada de CVC, habrá un núcleo español en el accionariado de Deoleo gracias al compromiso de permanencia que han asumido Unicaja, La Caixa y Kutxabank (que ahora mismo poseen el 11,35%, 5,28% y 4,84% del accionariado respectivamente).

En peligro 'la españolidad'

Pero, si se diera el caso de que Dcoop o Unicaja decidieran vender, CVC podría hacerse con sus participaciones y poner en peligro al españolidad que ha blindado el Gobierno. Aunque este no es el único escenraio posible. El director general de Dcoop, Antonio Luque, ha afirmado al diario El Mundo que "CVC superará probablemente el 50% cuando lance la OPA, si eso es españolidad...". Este escenario se podría producir si el resto de accionistas de referencia o, incluso, los minoritarios, deciden vender.

Tras la OPA, el fondo británico dará un tercer paso, ampliar capital en otros 50 millones. Esta vez lo hará de forma abierta a todos los accionistas y aquí es donde entra en juego otra vez el Gobierno. de hecho, Arias Cañete ha reconocido que el Ejecutivo, a través de la SEPI también "estará presente" en Deoleo y sólo podrá hacerlo si acude a esta segunda ampliación.

El titular de Agricultura también ha hablado de Dcoop (antigua Hojiblanca), pieza clave del proceso ya que es propietaria del 9,9% de la empresa: "Confiamos en que Dcoop se quede al final en el capital y podamos tener una presencia española en esta compañía y beneficiarnos de la inyección de capital que supone un fondo potente, que puede permitir reducir deuda y mejorar capacidades exportadoras", ha subrayado.

Hojiblanca, la llave

Y es que Dcoop no descarta vender. Según un comunicado emitido ayer, la cooperativa considera que la operación se ha hecho con "una gran celeridad, pese a los nuevos escenarios que se abrían, y aunque han pasado muy pocos días desde la presentación de ofertas vinculantes, por lo que hay que preguntarse quién se ha beneficiado de esta operación".

El motivo del enfado de Dcoop no es otro que el de que la antigua Hojiblanca quería las acciones que ha comprado CVC para aumentar su presencia en la empresa. En la línea del Gobierno, la cooperativa ha criticado que Bankia y BMN por ir en contra del sector aceitero español.

Dcoop ha asegurado que en los últimos momentos se había ofrecido a comprar las participaciones de Bankia en igualdad de condiciones que el fondo de inversión, algo que al final se ha rechazado por parte del Consejo de Administración de Deoleo donde están presentes las entidades financieras referidas.

"Incluso estaba dispuesta a canalizar la adquisición de otros paquetes accionariales, sin embargo, tanto Bankia como BMN han optado por este esta empresa de capital riesgo extranjera", afirma la empresa.

Lo que no dice es si estaría dispuesta a ampliar capital o a otorgarle un préstamo de 470 millones de euros, que le permita a Deoleo mejorar su situación financiera, con una deuda cercana a los 500 millones de euros.

El enfado de Dcoop es tal que la compañía no descarta vender sus acciones, algo que podría beneficiar a CVC. "Podría no tener sentido su continuidad en Deoleo si este proceso daba como resultado una situación donde no está claro que se vaya a enfocar la gestión bajo el prisma del sector oleícola nacional", afirman.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios