Menú

Elpidio Silva logra con sus tretas aplazar el juicio por prevaricación

Aplazado hasta que se resuelva el incidente de recusación que ha presentado contra dos de los magistrados que le juzgan.

101

El juez Elpidio José Silva ha conseguido este jueves salirse con la suya. Tras tres días tratando de aplazar con todas las artimañanas posibles el juicio donde se enfrenta, entre otros, a un delito de prevaricación por encarcelar en dos ocasiones al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa su última estrategia le ha salido bien. Ha logrado que el juicio se suspenda.

A primera hora de la mañana el instructor del caso Blesa presentaba la recusación de dos miembros del tribunal que le juzga: la del presidente Arturo Beltrán –"por falta de imparcialidad manifiesta"- y la de la magistrada María Tardón- por "representar al Partido Popular" en la asamblea general de Caja Madrid donde participó junto a otras 300 personas en los años 90.

El tribunal presidido por Beltrán se ha visto obligado a aplazar la vista oral sine die hasta que este incidente se resuelva.

Ahora, la solicitud de recusación ha obligado a suspender la vista hasta que resuelva la sala competente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Su presidente formará la denominada Sala del 77, formada por el presidente de lo Social, de lo Contencioso, el magistrado más antiguo y el más moderno.

Esta Sala tiene en estos momentos dos opciones: rechazar de plano el incidente de recusación -en ese caso la reanudación del juicio sería inmediata- o cursarla y darle traslado a las partes antes de decidir si la acepta o rechaza. En este segundo supuesto el juez Silva se vería beneficiado ya que la reanudación de la vista tardaría varios días en producirse y así él acusado podría dedicarse estos días a la campaña de las próximas elecciones europeas de la que es candidato del partido Movimiento Red.

Por otro lado, el magistrado del caso Blesa también ha anunciado que ha presentado una demanda civil contra ambos en los Juzgados de Primera Instancia de Madrid por la"flagrante y continuada violación" de sus derechos fundamentales, por los que les reclama diez euros de indemnización a cada magistrado.

Silva ha llegado este jueves a la sede judicial con quince minutos de retraso para volver a protagonizar un nuevo show con su abogado Cándido Conde Pumpido Varela, quien ha manifestado que "no está dispuesto a seguir oyendo cómo se denigra personal y profesionalmente sin que se haya hecho nada por parte de la presidencia". El letrado ha insistido una y otra vez en que la ruptura de confianza entre él y su cliente es real y que no podía ejercer el derecho de defensa del juez Elpidio.

Por otro lado, el Tribunal Supremo ha rechazado la querella que Silva presentó contra el magistrado Jesús Gavilán, el instructor del TSJM que ha llevado a Elpidio al banquillo de los acusados por el caso Blesa. La Sala de lo Penal señala que en la querella del polémico juez no se relata ningún hecho que revista indicios de delito.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios